Los 8 errores más comunes al lavar los platos

A la hora de lavar los platos se recomienda dejarlos en remojo para ablandar los restos de comida y utilizar agua caliente y guantes para asegurarnos una limpieza adecuada

Aunque pensemos que, cuando limpiamos, nuestra cocina queda libre de bacterias, en muchas ocasiones no es así.

No solo se limita a la esponja llena de gérmenes que se encuentra en nuestro fregadero, sino que hay otros muchos errores que cometemos que causan demasiados residuos y propagación de los mismos.

El investigador Charles Gerba es microbiólogo en la Universidad de Arizona. Tras numerosos estudios ha llegado a la conclusión de que del 50 al 80% de todas las enfermedades provocadas por comida contaminada se originan en casa.

Esos patógenos causan 6,5 millones de casos de gastroenteritis por año.

Errores más comunes que cometemos a lavar los platos

1. No utilizar el jabón adecuado

Es un error muy común no elegir el detergente correcto, o bien utilizar mucha cantidad de producto.

Al utilizar demasiado jabón puede quedar residuos que cubren los platos y termina siendo parte de los alimentos.

  • Todo lo que se necesita es agua caliente y jabón.
  • Lee las etiquetas de los productos limpiadores y sigue las instrucciones que indican la proporción que debes disolver en agua.

2. Desperdiciamos mucha agua

lavar-platos

Es conveniente poner todos los utensilios en remojo en agua caliente para que la grasa sea más fácil de quitar, y los elementos se sequen más rápido.

  • Si tienes dos piletas, llénalas con agua caliente y pon los platos y cubiertos en remojo.
  • También puedes ponerlos en una palangana en remojo y luego lavarlos y enjuagarlos.

Es importante apagar los grifos mientras lavas cada plato de manera individual. Puedes utilizar un pequeño tazón de agua para lavar cada elemento. De esa manera no se desperdicia una gran cantidad de agua limpia.

Te recomendamos leer: 10 trucos para eliminar los malos olores de la cocina

3. Utilizar esponja de plástico

Los niveles más altos de contaminación en la cocina se encuentran en las esponjas y los repasadores. Estos son un hogar perfecto para miles de bacterias como E. coli y Salmonella. 

Es recomendable usar esponja con fibras naturales, y luego de fregar, colgarlas, para que se sequen completamente. Asimismo, se recomienda cambiarlas cada semana.

4. No lavar correctamente los vasos y los cuchillos

Lavar correctamente los vasos y los cuchillos

Es un error muy común: al lavar de manera rápida los cuchillos quedan una cantidad de residuos entre los dientes. Hay que detenerse más tiempo en esa tarea hasta que desaparezca cualquier rastro de comida.

Los vasos también son difíciles, las bacterias de la leche pueden quedar muchas veces en los costados incluso después de lavarlos.

Así pues, hay que revisarlos con cuidado y enjuagarlos muy bien para evitar que puedan crecer bacterias fácilmente.

5. No lavarse las manos primero

Las manos pueden ser una fuente de contaminación de bacterias y virus. Antes de lavar los platos o colocarlos en el lavavajillas a mano, es importante lavarse las manos con jabón y agua tibia.

6. Cuidado con las tablas de cortar

Tabla

En el caso de las tablas de cortar carne o para las verduras se recomienda enjuagarlas primero.

Después, escurrir para que se les vaya el agua y luego desinfectarlas con un producto o una solución de cloro por dos minutos.

  • Es un error lavarlas con la esponja y el jabón cómo lo hacemos habitualmente, porque de esa manera no quedan correctamente limpias.

7.  Lavar en un fregadero sucio

Tu fregadero de cocina podría tener más gérmenes que tu inodoro.

  • Es recomendable limpiar el fregadero diariamente con vinagre y bicarbonato de soda o con vinagre y sal.
  • De esa manera va a estar todo desinfectado al momento de lavar los platos, sin acumularse nuevas bacterias.

Ver también: 5 remedios naturales con bicarbonato de sodio que te gustará conocer

8. No quitar la comida ni preenjuagar

Quitar la comida y pre enjuagar

  • En primer lugar, desecha todas las partículas de comida de los platos en un depósito de basura. Puedes ayudarte de una espátula para remover todos los restos de comida.
  • Luego coloca todos los platos y cubiertos en agua caliente para quitar los residuos y friégalos.
  • Un error que cometemos es no quitar las partículas de alimento, por lo que van a quedar todas distribuidas en el fregadero.

Consejos para lavar los platos de manera óptima

  • Utiliza agua caliente al lavarlos y ponte guantes de goma.
  • Deja los utensilios que han tocado carne cruda para el último lugar: así evitarás la contaminación cruzada.
  • Utiliza un trapo limpio y seco para sacar toda la vajilla y revisarla en este momento.
  • Puedes usar limón y sal para desinfectar las tablas de madera.

Es importante considerar todos estos puntos para prevenir enfermedades por transmisión de gérmenes. Además de cuidar nuestra salud, nuestra vajilla lucirá como el primer día.