Los 8 mejores trucos de belleza para tu piel y cabello

Gracias al ejercicio liberamos toxinas y oxigenamos las células de la piel, por lo que es una costumbre muy sana para lograr un cutis más suave y un cabello más fuerte.

Nos preocupamos por la salud de nuestra piel y cabello, ya que contribuyen en gran parte a nuestra imagen personal. Es muy importante darles ciertos cuidados todos los días y proporcionarles una nutrición adecuada. Así, podemos hacerle frente a los factores que los pueden debilitar y acelerar su proceso de envejecimiento.

Para atender esta necesidad, la industria cosmética ha desarrollado una gran cantidad de productos, tratamientos y técnicas que tienen como fin contrarrestar los daños y mejorar su apariencia para que luzcan radiantes.

Sin embargo, existen otros cuidados y alternativas naturales que vale la pena tener en cuenta. Estas tienen un papel determinante en la restauración del cabello y la piel y la prevención de los problemas más frecuentes.

A continuación, te presentamos los mejores trucos para el cuidado del cabello y la piel.

Utilizar agua fría para proteger piel y cabello

Ducharse con agua fría protege la piel y el cabello.

Los baños de agua caliente resultan muy relajantes y placenteros. Pero estos no son la mejor opción si se desea un pelo y piel saludables.

El calor del agua provoca resequedad y destruye los aceites naturales. Por tanto, hace la piel más susceptible a problemas cutáneos.

En cambio, el agua fría actúa como un tónico natural. Es ideal para mantener la firmeza de la piel y conservar el pH natural del cabello.

Evitar la exposición al sol para retrasar el envejecimiento

Exponerse al sol por tiempo prolongado tiene serios efectos en la belleza. Los rayos UV destruyen y provocan alteraciones que muchas veces son irreparables.

En la piel puede provocar quemaduras y manchas que, de no ser tratadas, pueden dar lugar al cáncer de piel. Con respecto al cabello, hace que este pierda sus aceites naturales, se debilite y se caiga.

En ambos casos es muy importante utilizar un protector solar. También debemos procurar realizar un tratamiento restaurador después de haber recibido luz sol por tiempo prolongado.

Hidratar con aceite de coco para reparar el daño

Es fundamental mantener piel y cabello debidamente hidratados.

Uno de los ingredientes naturales ideales para hidratar y regenerar la piel y el cabello es el popular aceite de coco.

Este contiene vitamina E y ácidos grasos esenciales. Además, cuenta con propiedades antibióticas y antioxidantes que nutren, reparan y proporcionan hidratación.

Su aplicación constante contribuye a disminuir el impacto de los radicales libres. Por ello, previene el envejecimiento prematuro.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 mascarillas para mantener tu piel suave y radiante

Llevar una alimentación balanceada para nutrirnos desde dentro

Aunque muchas veces lo ignoremos, el tipo de alimentación que llevamos se ve reflejada en todo el cuerpo.

Para todo lo que tiene que ver con la estética, es muy importante adoptar una dieta equilibrada. Esta debe incluir alimentos ricos en antioxidantes (como al vitamina E), agua, fibra y minerales.

El consumo de comidas ricas en grasas saturadas, azúcares y harinas refinadas se refleja de pies a cabeza. Por si fuera poco, también puede provocar problemas de salud crónicos.

Beber jugos y licuados cargados de nutrientes

Para asegurar la salud de todo nuestro organismo debemos ingerir todos los nutrientes necesarios.

Por belleza, y por salud en general, es muy importante apoyar el trabajo de los órganos purificadores del cuerpo. Estos son los responsables de filtrar y eliminar las toxinas que se van acumulando.

Los jugos y licuados de frutas y verduras están llenos de nutrientes y compuestos antioxidantes que estimulan la desintoxicación. Así, nos ayudan a prevenir enfermedades y mejorar la apariencia de la piel.

Entre los ingredientes más recomendados se destacan:

  • Vegetales de hojas verdes
  • Remolacha
  • Zanahoria
  • Manzana
  • Arándanos
  • Limón
  • Jengibre
  • Fresas

Hacer ejercicio de forma regular

El ejercicio es uno de los mejores hábitos para conservar la salud, la belleza y la juventud. Al transpirar, el cuerpo libera las toxinas y oxigena las células para repararlas y mejorar la salud de la piel.

Hacer, por lo menos, 30 minutos de ejercicio al día contribuye a tener una piel más limpia y suave y un cabello más fuerte.

No olvides leer: Alimentos ricos en omega 3, ácidos grasos esenciales para la salud

Comer ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son fuente de salud.

Los ácidos grasos omega 3 son un nutriente esencial que el organismo no puede sintetizar por sí solo. Afortunadamente, sí puede ser absorbido a través del consumo de ciertos alimentos.

Están asociados con la buena salud cardíaca, pero también con el mejor estado de la piel y del cabello.

Cuando el cuerpo no absorbe las cantidades suficientes de este nutriente puede aparecer la caída del cabello y el desecamiento de la piel.

Entre los alimentos ricos en omega 3 están incluidos:

  • Pescados azules (salmón, trucha, sardinas, entre otros…)
  • Aceites de semillas
  • Semillas de lino y de sésamo
  • Frutos secos

Tomar suficiente agua

El agua es la bebida más saludable para el organismo y también tiene un papel determinante en el cuidado de la piel y del cabello. Los expertos recomiendan, por tanto, beber de 6 a 8 vasos de agua al día.