Los 9 fetiches más extravagantes

Los fetiches pueden ser una forma de romper la rutina con nuestra pareja a la hora de mantener relaciones sexuales, y no tienen por qué estar relacionados con ninguna enfermedad mental

Los fetiches sexuales han existido desde la Antigüedad. Si bien fueron un tema de tabú durante muchas décadas, en la actualidad se consideran algo completamente normal y cotidiano.

Se describen como la excitación erótica o facilitación y logro del orgasmo a través del uso de una prenda u objeto o por una parte específica del cuerpo.

Aunque algunos pueden parecer extraños, su práctica rompe la rutina de las relaciones sexuales tradicionales y, a su vez, conduce a nuevas sensaciones y experiencias.

Junto a las fantasías sexuales, todos llegamos a tener uno que otro fetiche; sin embargo, existen algunos que son poco comunes, extravagantes y que, si bien parecen irreales, hacen parte de la vida sexual de muchas personas en el mundo.

¿Los conoces? Te recopilamos los 9 más curiosos.

1. Ursusagalamatofilia

Ursusagalamatofilia

La ursusagalamatofilia es una filia que consiste en vestirse como un animal de peluche o botarga. Aunque parezca extravagante y raro, se ha convertido en un fetiche muy popular y practicado.

En países como Estados Unidos existen grupos donde los integrantes van vestidos de este modo. Incluso, en Japón, hay un anime basado en esta filia.

2. Salirofilia

La mayoría de personas se preocupa por tener una buena rutina de higiene antes de tener relaciones sexuales; sin embargo, para otros, la higiene o el olor de un perfume puede no tener nada de erótico.

  • Hay quienes disfrutan y se excitan con la idea de ensuciarse durante el sexo, o bien, ensuciar a su pareja. Esto puede ir desde despeinar al acompañante, hasta correrle el maquillaje y rasgar su ropa.
  • Por lo general, junto a este fetiche, se acompañan las fantasías de dominación y sumisión.

Nota: no se debe confundir con la coprofilia.

Visita este artículo: 7 mitos sobre el sexo oral y consecuencias para la salud

3. Infantilismo parafílico

Infantilismo parafílico

Se refiere al fetiche de utilizar pañales y adquirir comportamientos de bebés. Aquellas personas que lo tienen experimentan un gran deseo de ser tratados como niños pequeños.

  • El pañal les produce placer, seguridad y calma, introducido o no dentro del juego sexual.
  • Es más común en los hombres que en las mujeres.

4. Hematofilia o hematolagnia

Esta filia corresponde a aquellos que quieren tener una relación similar a las historias románticas de vampiros; si bien parece irreal, no está alejada de los comportamientos y fetiches de muchas parejas.

Incluso, su popularidad incrementó después del éxito de la saga de Crepúsculo y las series de vampiros derivadas de la película.

Consiste en involucrar, usar o incluso tomar sangre durante las relaciones sexuales, o tener algún pensamiento erótico con esta.

5. Claustrofilia

Claustrofilia

Mientras que algunos sienten pánico en los espacios cerrados (claustrofobia), otros sienten un alto grado de excitación sexual cuando están con sus parejas en lugares estrechos y pequeños.

  • Es más común de lo que muchos piensan y, a menudo, quienes lo tienen aprovechan lugares como el baño para satisfacer sus deseos sexuales.

6. Autoandrofilia

Es un fetiche un poco raro, pero común. Consiste en que la mujer siente placer al vestirse como hombre y fantasear como tal durante los preliminares y el acto sexual.

  • Puede darse tanto en las mujeres heterosexuales como en las homosexuales.

7. Somnofilia

Somnofilia

También se conoce como el “fetiche de la Bella Durmiente” y se caracteriza por la excitación y orgasmo mientras la pareja está dormida.

Algunos solo necesitan ver y acariciar para sentir placer; otros, en cambio, llegan a masturbarse e incluso a practicar relaciones sexuales mientras su compañero duerme.

  • Lo que resulta excitante es la euforia que produce el miedo al ser descubiertos. No obstante, también tiene que ver con el hecho de tener a alguien bajo control y sometido totalmente.

Lee también: 8 datos sobre la masturbación femenina que te gustará conocer

8. Agalmatofilia

La atracción por los maniquíes se conoce como agalmatofilia y se refiere a la excitación que produce la inmovilidad de las muñecas o estatuas.

Muchas personas, incluso, llegan a robar o comprar maniquíes con el único objetivo de practicar sexo con ellos.

9. Formicofilia

Formicofilia

Este es quizá uno de los fetiches más extravagantes y raros que existen. Consiste en disfrutar sexualmente al tener insectos arrastrándose por el cuerpo.

Las zonas favoritas de las personas que tienen este gusto incluyen los genitales y partes erógenas como los senos o el cuello.

¿Cuál de estos fetiches te parece más extraño? ¿Te sientes identificado con alguno? Aunque recopilamos los principales, existen muchos otros, iguales o incluso más raros.

El tema sigue generando mucha controversia pues, si bien muchos consideran que es normal, otros, en cambio, ven estas conductas como algo aberrante.