Los aeróbicos y sus beneficios mentales y corporales

Raquel Lemos · 15 abril, 2018
Para obtener los máximos beneficios de los aeróbicos es importante que los incluyamos en nuestra rutina diaria y los complementemos con una dieta sana. Comprobar nuestros avances nos ayudará a ganar motivación

Los aeróbicos son un tipo de ejercicio que permiten quemar grasa. Por eso están sumamente recomendados para todas aquellas personas que quieran adelgazar o conseguir un peso saludable.

Ahora bien, este no es el único cometido de los aeróbicos.

Aunque la mayoría de las personas realicen estos ejercicios con este único objetivo, hoy vamos a descubrir que sus beneficios son más amplios. Es más, gracias a los aeróbicos no solo se obtienen beneficios físicos, sino también psicológicos.

Los aeróbicos y nuestra salud física

Vamos a empezar tratando los beneficios que tienen los aeróbicos para nuestra salud física. Seguramente, ya conoces algunos de estos o, al menos, te suenan. No obstante, no está de más recordarlos pues, como bien hemos dicho, los aeróbicos sirven para mucho más que solo perder peso.

Te recomendamos leer: 5 ejercicios que no te ayudarán a perder peso

Los aeróbicos aumentan nuestra resistencia

Personas en el gimnasio corriendo

Un aspecto positivo que tienen los aeróbicos es que consiguen aumentar nuestra resistencia.

¿Alguna vez has ido a comprar y te agotabas mucho por el camino? ¿Cada vez que subes las escaleras de tu hogar te falta el aire? Esto es falta de resistencia.

Gracias a los ejercicios aeróbicos, esto puede solucionarse. Sin embargo, debes practicar este tipo de ejercicios de una manera constante.

  • Con el tiempo, tu capacidad pulmonar se incrementará y notarás que te cuesta menos subir una pendiente, las escaleras o que puedes correr más agotándote menos.

Nos ayudan a perder grasa

Debido a lo que comemos o a nuestra constitución, la grasa se acumula en zonas de nuestro cuerpo indeseadas. Por ese motivo, los aeróbicos son una excelente opción.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que la pérdida de grasa no será localizada y que hay zonas donde esta tardará mucho más en verse.

  • Por este motivo, es necesario ser conscientes de que necesitamos ser constantes y tener mucha paciencia.
  • Puede que queramos perder grasa del abdomen, pero que esta no se note hasta pasados varios meses de ejercicio aeróbico constante combinado con una alimentación saludable.

Existen muchos tipos de ejercicios aeróbicos

para la zumba son ideales las canciones de música para moverte.

Otro aspecto positivo de los ejercicios aeróbicos es que existen muchos tipos diferentes para que escojamos el que más nos gusta. De esta manera, podremos elegir el tipo de aeróbico que más nos motiva.

Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Montar en bicicleta (estática o no)
  • Caminar (en una cinta o por la naturaleza)
  • Correr (en el gimnasio o al aire libre)
  • Practicar zumba
  • Hacer aerobic

Como ves, son ejercicios fáciles que todos conocemos. Además, si escogemos, por ejemplo, correr, podemos optar por hacerlo al aire libre o en un gimnasio.

Lo positivo de ir a un gimnasio es que podremos acceder a clases dirigidas. Pagar por este servicio también será un plus de motivación.

Si decidimos hacer ejercicio por nosotros mismos y al aire libre, puede ser positivo descargarnos algunas aplicaciónes del móvil para ver nuestros avances o incluir a algún amigo en nuestra actividad.

  • No obstante, es necesario que seamos conscientes de potenciar nuestra propia motivación.
  • Si esta depende totalmente de los demás, no seremos todo lo constantes que deberíamos ser para notar los debidos cambios físicos.

Ver también: Los 5 mejores ejercicios aeróbicos para quemar grasa sin ir al gimnasio

Los aeróbicos son muy positivos para la mente

Los aeróbicos nos ayudan a adquirir más resistencia, a perder grasa e incluso el ejercicio en sí nos ayuda a desear comer mucho más saludable. Sin embargo, hay beneficios que no se ven, aunque se noten. Son los beneficios psicológicos.

  • Los ejercicios aeróbicos son muy positivos para despejar la mente y alejar el estrés de nuestra vida.
  • Mientras hacemos ejercicio liberamos oxitocina, lo que nos relaja, nos calma y nos hace sentir más felices. Por lo tanto, el ejercicio es una rutina diaria muy beneficiosa para nuestro bienestar mental.

Todo esto, además, nos ayudará a aumentar nuestra autoestima o a mantenerla en unos niveles saludables.

Por este motivo, el ejercicio está muy recomendado para aquellas personas que están pasando por un momento difícil o que sufren depresión. Si sufres ansiedad o incluso bruxismo, también te podrá ayudar.

¿Ya incluyes los aeróbicos como parte de tu rutina diaria? ¿Los combinas con ejercicios de pesas o de otro tipo? Si las respuestas son que “sí”, nos gustaría saber tu experiencia.

Las personas que hacen ejercicio suelen tener siempre una sonrisa en sus labios y ser muy positivas. Por algo será, ¿no?