Los amigos te ayudan a sobrellevar el dolor

Raquel Lemos 4 septiembre, 2016
Los amigos de verdad se cuentan con los dedos de una mano. Debemos cuidarlos como nuestro más preciado tesoro, porque ante cualquier problema, estarán ahí para ayudarnos

¿Estás pasando por un mal momento? No siempre podemos estar felices y contentos, por eso en esos momentos de pesadumbre contar con los amigos puede ser muy beneficioso para nosotros.

Estamos hechos para ser sociables, no para escondernos en casa cada vez que las cosas nos van mal. Es más, salir con los amigos puede ser terapéutico para relajarnos y olvidarnos de todas esas situaciones que nos causan tanto malestar.

No te pierdas: Mi círculo de amigas, mi apoyo social y emocional

¿Alguna vez has recurrido a tus amigos cuando has estado mal? Seguro que después de hacerlo te sentiste mucho mejor. Eso es porque tienen un efecto beneficioso para tu salud.

Con amigos se soporta mejor el dolor

amigas-unidas-por-un-abrazo-1024x549

Encontrar a buenos amigos es una tarea muy difícil. Muchas personas tardan casi toda una vida en dar con los adecuados, esos que no se mueven por intereses y que, en los momentos más difíciles, están ahí, a tu lado.

Una vez que encuentres a estos amigos, nunca los dejes escapar. Cuesta encontrarlos, así que haz que cueste también perderlos. Porque semejante joya entre tus manos debería estar más que bien protegida.

Dicen que no importa la cantidad de amigos que tengas, sino que los que tengas sean de calidad. Una afirmación completamente cierta, ya que se piensa que por tener más amigos vas a ser más feliz o vas a tener más manos ofreciéndose para levantarte.

No importa si tienes uno, dos o siete amigos. Lo realmente importante es quiénes de ellos se preocupan por ti y están ahí para ti. Hagamos una pequeña prueba.

Lee: Perder una amistad puede doler tanto como romper con la pareja

amigos

Piensa en un momento muy doloroso o imagínate uno en el que te encuentras solo. Necesitas pedir ayuda, ya has sufrido demasiado en soledad y ahora quieres a alguien a tu lado que pueda ayudarte a salvarte.

Responde con sinceridad: ¿A quién llamarías?

¿A cuantos de tus amigos llamarías? ¿Solo a uno? Esa persona a la que acudirías es en la que debes confiar, será tu bálsamo para tus problemas, sabrá escucharte y no te dejará.

Una mano amiga nunca viene mal

No todas las personas son iguales ni han pasado por lo mismo, pero seguro que alguna vez has sentido cómo tus problemas se veían reducidos al estar con esa persona que te quiere más que a nada, que es tu verdadera amiga.

Nunca nos viene mal tener una mano amiga que nos ayude a volver a levantarnos, a sonreír, a salir de ese pozo inmenso en el que nos hemos visto sumergidos por las circunstancias.

Cuando estés mal, no importa la situación por la que estés pasando, ¡sal con tus amigos! Te distraerás, lograrás sonreír sinceramente aunque te resistas a hacerlo y, si lo necesitas, podrás llorar y desahogarte.

Ellos estarán ahí para apoyarte.

Amigas-tomando-café-sentadas

Descubre: Síndrome del Cuidador: Cómo cuidar al que cuida

Sin duda, es una de las técnicas más utilizadas para sobrellevar cualquier problema. Salir y distraernos, hacer algo diferente, apartarnos de lo que tanto nos está haciendo sufrir.

Eso sí, no nos olvidemos de que tan solo estamos pidiendo un tiempo muerto.

Los problemas seguirán estando ahí y deberemos resolverlos. Nos estamos dando un tiempo para respirar aire fresco, escuchar diferentes opiniones al respecto, ver la situación desde otra perspectiva y, posteriormente, enfrentarnos a todo esto con fuerzas.

Cuida a tus amigos

Los amigos serán tu mejor medicina, así que cuídalos como nunca. Sobre todo, tiéndeles la mano cuando ellos también lo necesiten. No es cuestión ahora de ser egoístas y querer la ayuda solo para nosotros. Ellos, en algún momento, también nos necesitarán.

¿Quieres algunos consejos para solucionar tus problemas con eficacia?

  • No te quedes en casa, esto es lo peor que puedes hacer. Tus problemas se enquistarán, no sabrás qué otros puntos de vista puede haber al respecto, tardarás más en resolverlos y te revolverás en tu tristeza.
  • No tengas miedo a sincerarte con tus amigos, que no te dé vergüenza contarles hasta esos detalles que cuando los piensas te hacen sonrojar. Ellos te entenderán mejor que nadie. Los buenos amigos no se reirán de ti.
  • Permite que te cuiden, que te hagan sonreír, que se preocupen por tu bienestar. En tu afán por no preocuparlos estás evitando que te den ese impulso que tanto necesitas para salir del hoyo en el que estás metido.
amigas-unidas

No te vayas sin leer: Hermanos, los mejores amigos que no elegimos

Ahora que ya sabes que tus amigos pueden ser los mejores aliados en esos momentos tan difíciles que la vida nos hace experimentar a veces, ¿seguirás encerrándote en ti mismo evitando que los que más te quieren te tiendan una mano para ayudarte?

Te puede gustar