Los anacardos, un fruto seco muy energético

Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
4 julio, 2019
Además de ser ricos en vitaminas y minerales, los anacardos pueden ayudarnos a reducir el colesterol y a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares gracias a sus fitoesteroles

¿Listos para conocer más acerca de los anacardos? A continuación te presentaremos varias de las propiedades medicinales de este fruto tan energético.

Los anacardos: una fuente de nutrientes

Nuece

Los anacardos, también llamados nueces de la India, acajú o marañón crecen en regiones tropicales y subtropicales. Son árboles de unos 5 a 7 metros cuyos frutos están divididos en dos partes: el pseudofruto y la nuez.  El primero tiene una corteza rojiza y es jugoso pero agrio, mientras que la nuez es muy apreciada como fruto seco en todo el mundo.

Entre los muchos nutrientes que poseen podemos encontrar:

  • Vitaminas: B1, B2, B3 y C.
  • Minerales: Abundante potasio, magnesio, fósforo, calcio y hierro.
  • Grasas: La mayor parte es grasa monoinsaturada, es decir grasas saludables, y ácidos grasos Omega-3.

Revisa también: Cinco desayunos nutritivos a base de frutas

¿Te gustaría conocer algunas de las propiedades medicinales de los anacardos? A continuación te contaremos por qué resultan ideales para formar parte de una dieta saludable. ¡Continúa leyendo!

Propiedades medicinales de los anacardos

Reducción del colesterol

De acuerdo con diferentes estudios los fitoesteroles presentes en los anacardos pueden tener un efecto importante en la reducción de la absorción de colesterol en el intestino. Es por ello que se recomienda su consumo para ayudar en la pérdida de peso.

Prevención de enfermedades cardiovasculares

Además de reducir la acumulación de grasas en el organismo, los anacardos pueden resultar útiles para mantener tus sistemas nervioso y circulatorio en buen estado. Gracias a su concentración de niacina, estos frutos secos contribuyen relajar los vasos sanguíneos, producir neurotransmisores que disminuyen el estrés e incluso prevenir la arteriosclerosis.

Seguro te interesarán estos: Consejos para cuidar nuestro corazón

Cuidan la salud ocular

Los anacardos son fuente natural de sustancias como la luteína y zeaxantina, conocidas por su capacidad para mejorar la salud visual. En particular, estos elementos tienen propiedades antioxidantes que protegen los ojos ante el deterioro causado por la edad y por factores externos.

De hecho, a largo plazo, incluir este alimento en la dieta minimiza los episodios de estrés ocular y el riesgo de cataratas. Sin embargo, sobre esto último aún se necesitan más investigaciones.

Control de la hipertensión

El contenido de magnesio de este fruto es muy alto, ayudando a mantener una el equilibrio calcio – potasio en el organismo. Los niveles bajos de magnesio se relacionan con un incremento en el riesgo de padecer presión arterial alta y ataques cardíacos.

De hecho, los anacardos se proponen como parte de una de las cuatro o cinco porciones de frutos secos y semillas que deben ingerirse como parte de la dieta DASH. Este plan está destinado a personas que padecen de presión arterial alta. Sin embargo, como siempre, te aconsejamos antes de hacer cualquier cambio drástico en tu alimentación que acudas a un especialista.

Lee también: Todo lo que debes saber de la dieta paleo

  • Kluczkovski, A. M., & Martins, M. (2015). Cashew Nuts. In Encyclopedia of Food and Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-384947-2.00123-9
  • Rickson, F. R., & Rickson, M. M. (1998). The cashew nut, Anacardium occidentale (Anacardiaceae), and its perennial association with ants: Extrafloral nectary location and the potential for ant defense. American Journal of Botany. https://doi.org/10.2307/2446419
  • Alasalvar, C., & Bolling, B. W. (2015). Review of nut phytochemicals, fat-soluble bioactives, antioxidant components and health effects. British Journal of Nutrition. https://doi.org/10.1017/S0007114514003729