Descubre los beneficios de caminar todos los días

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 6 diciembre, 2018
Si no tienes oportunidad de caminar durante el día, puedes sustituir el ascensor por las escaleras o bien hacer los recados a pie en lugar de ir en coche.

Como muchos ya saben, los beneficios de caminar a diario son numerosos. Cualquier cuerpo agradecerá que demos un buen paseo cuando tengamos algo de tiempo libre.

De hecho, un estudio publicado recientemente afirma que, para mantener una buena, salud es necesario caminar todos los días entre mil y diez mil pasos.

Si quieres descubrir más sobre qué puede aportar el andar a tu salud, no te pierdas este artículo. Además, aprenderemos cómo hacerlo de manera correcta. ¡Empecemos!

Beneficios de caminar a diario

En el aparato circulatorio

Entre los beneficios de caminar todos los días, podemos destacar la activación de la circulación, lo cual nos puede llegar a ser útil para, en ciertos casos, librarnos de las molestas varices.

Circulación sanguínea.

Asimismo, andar puede disminuir el riesgo de sufrir problemas de hipertensión o de colesterol.

De igual manera, el simple hecho de tomar una leve caminata permite que nuestro corazón se fortalezca. Esto puede llegar a reducir las posibilidades de padecer problemas a nivel cardiovascular.

De hecho, se ha demostrado que las enfermeras (las cuales caminan mucho) poseen un 35% menos de complicaciones cardíacas que cualquier otra mujer sedentaria de igual edad.

También puedes leer: 4 beneficios obtenidos al caminar todos los días

En tu mente

Por otro lado, andar a diario podría ayudar a relajar y despejar la mente. En muchos casos, esta actividad ayuda a las personas a sentirse  mejor anímicamente, haciéndoles el día a día más llevadero, ya que se sienten mejor a cada paso.

Persona con un estado de ánimo de relajación.

Se ha comprobado también que ayuda al cerebro en gran medida, puesto que la función congnitiva se puede ver bastante mejorada al caminar a diario.

Generalmente, son las personas de la tercera edad las que reducir el riesgo de complicaciones a nivel cerebral.

Incluso en ciertos casos, la depresión también se ve cambiada con la caminata diaria, dado que puede contribuir aliviar los síntomas de este problema. No obstante, si te encuentras ante un problema de este tipo, es necesario que visites a un profesional. 

Otros beneficios

Dar unos buenos pasos a diario puede ayudar a tonificar los músculos de tus piernas.

Persona caminando.

Asimismo, en ciertos casos se contribuiría a mejorar la resistencia cardiorrespiratoria, puesto que aumenta la resistencia pulmonar. Esto puede lograr que los pulmones se vuelvan más sanos y fuertes, resistiendo mucho mejor infecciones virales.

También, aunque suene increíble, la caminata diaria (de unos 30 minutos), puede prevenir en gran medida la diabetes tipo 2.

Echa un ojo a: ¿Cuánto necesitas caminar a diario para bajar de peso?

¿Cómo debo caminar?

Para caminar de forma correcta, debes evitar ir encorvado o mirando al suelo. Intenta fijarte en cómo caminas un día y mejora tu manera de hacerlo. Al fin y al cabo, la forma de caminar es lo primero que ven de nosotros a lo lejos, e incluso se puede distinguir a alguien por su manera de caminar.

Persona que camina a diario.

Igualmente, el mejor calzado son las zapatillas deportivas, con una suela de goma para evitar resbalones y una plantilla cómoda.

Bebe agua y utiliza protector solar

Para terminar, procura beber mucha agua para evitar retención de líquidos, así como usar protección diariamente si caminas bajo el sol. Recuerda que en los días de niebla del verano también queman los rayos del sol y, por tanto, debes usarla.

Si no tienes tiempo para caminar durante el día, o dar un paseo, siempre puedes ir a pie al trabajo, sin prisa, usando las escaleras en vez de el ascensor.

Una vez que ya conoces los beneficios de caminar para tu cuerpo, encuentra tiempo para practicar esta actividad. Es sencilla, no te supondrá demasiado esfuerzo y puede llegar a serte útil frente a algunos problemas de salud.

  • Anderson, F. C., & Pandy, M. G. (2001). Dynamic Optimization of Human Walking. Journal of Biomechanical Engineering123(5), 381. https://doi.org/10.1115/1.1392310
  • Morris, J. N., & Hardman, A. E. (1997). Walking to health. Sports Medicine. Springer International Publishing. https://doi.org/10.2165/00007256-199723050-00004

  • Murphy, M., Nevill, A., Neville, C., Biddle, S., & Hardman, A. (2002). Accumulating brisk walking for fitness, cardiovascular risk, and psychological health. Medicine and Science in Sports and Exercise34(9), 1468–1474. https://doi.org/10.1097/00005768-200209000-00011