Los beneficios de consumir avena diariamente

Yamila Papa Pintor · 5 abril, 2014
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 15 octubre, 2019
A pesar de todos los beneficios nutricionales mencionados, no es recomendable basar la dieta solamente en este alimento. Lo ideal es mantener una alimentación equilibrada y, ante la duda, consultar con el médico antes de realizar cambios.

La avena ha recibido una atención considerable en los últimos años por su alto contenido en fibras dietéticas, fitoquímicos y valor nutricional. Se cree que el consumo de avena aporta varios beneficios para la salud, también se ha considerado adecuada en la dieta celíaca.

Debido a su alto valor nutritivo, los productos alimenticios a base de avena, como panes, galletas, bebidas probióticas y cereales para el desayuno, están ganando cada vez más importancia.

Todos sabemos que el desayuno es la comida más importante del día, porque permite que salgamos a la calle con todas las energías y afrontemos la jornada de la mejor manera. Por esta razón, conviene aprovechar el desayuno para tomar nuestra porción de avena.

A continuación te explicamos cuáles son los beneficios más destacados de consumir avena a diario y por qué.

Beneficios de consumir avena

1. Es rica en fibra

La avena es rica en fibras dietéticas que promueven efectos fisiológicos beneficiosos, como la atenuación del colesterol y de la glucosa en sangre.

Los beta-glucanos son un componente de la fibra dietética. Es un polisacárido vegetal resistente a la digestión y absorción en el intestino delgado. Se cree que podría regular la digestión y absorción de nutrientes y sirve como sustrato para la microflora del intestino.

Avena para combatir la tensión alta.

2. Ayuda a controlar el azúcar en la sangre

De la misma forma, se ha demostrado que la avena proporciona una amplia gama de beneficios para la salud humana, como la reducción de los síntomas de diabetes y obesidad. El componente principal de la avena responsable de estos beneficios es el beta-glucano, sin embargo, los compuestos fenólicos de la avena y otros compuestos antioxidantes también proporcionan beneficios para la salud.

La avena posee una capacidad antioxidante debido principalmente a la presencia de tocoferoles, tocotrienoles, ácido fítico, flavonoides y compuestos fenólicos no flavonoides.

3. Mejora la digestión y tiene efecto saciante

Parece ser que la avena también tiene un efecto positivo en la percepción de la saciedad. La viscosidad de la avena interfiere en el proceso de mezcla en el intestino delgado para reducir la digestión y absorción de nutrientes, lo que produce una sensación de saciedad.

4. Cuida el corazón y el cerebro

Existe alguna evidencia de que la cantidad de ácidos omega 3 y linoleicos, conocidos como “grasas buenas”, podrían ayudar a reducir el colesterol malo (LDL), favoreciendo las actividades en el corazón y en el cerebro.

Por otra parte, la avena es un cereal rico en vitaminas del complejo B. Por ello ayuda a desarrollar, mantener y equilibrar el funcionamiento del sistema nervioso.

5. Aporta nutrientes

La avena tiene una composición nutricional bien equilibrada. Es una buena fuente de carbohidratos y proteínas de calidad con un buen equilibrio de aminoácidos. La avena contiene un alto porcentaje de lípidos de avena, especialmente ácidos grasos insaturados, minerales, vitaminas y fitoquímicos.

6. Aliada en tratamientos de belleza

La avena también puede ser una aliada en los tratamientos de belleza. Al usarse de manera tópica se puede conseguir una piel y un cabello mucho más bonitos, dado que podría suavizarlo e hidratarlo.

Además, presenta actividades antioxidantes y antiinflamatorias, que pueden proporcionar beneficios dermatológicos.

Formas de consumir avena

Por lo general, se aprovecha la primera comida del día para tomar una porción de avena. Sobre todo, cruda, en copos  acompañada con leche o yogur. También se puede consumir cocida con un toque de canela.

  • Batido de avena. Añade en la licuadora una manzana, un plátano, una pera, leche o yogur, junto a algunas cucharadas de avena y mezclar bien. Esta bebida se puede consumir en cualquier momento del día. Endulza con azúcar si es necesario.
  • Panqueque. Puede ser salado o dulce, según tus preferencias. Se hace con un poco de avena y leche, y luego se puede rellenar con vegetales y especias, con mermeladas y dulces, etcétera.
  • Pan de avena. Es un pan integral realmente delicioso, puedes añadirle canela y nuez moscada y no olvides de colocar levadura para que crezca en el horno. También le puedes colocar uvas pasas, semillas, nueces, chocolate, etcétera.
  • Galletas de avena. Son una excelente opción para la merienda, hay variedades con coco, almendras o nueces.
  • En ensaladas. Pica cebolla, tomate, patatas hervidas, pepino, lechuga, ralla zanahorias, lo que se te ocurra y por último, el toque especial: la avena, que debe estar hervida (con un poco de sal, si quieres), por 25 minutos, colada y enjuagada con agua fría.
  • Para empanar vegetales o carnes. En lugar de usar pan rallado o harina, puedes utilizar la avena para hacer milanesas de berenjena o zapallo, de pollo, de pescado, de carne, etcétera.

Hay muchas formas de añadir la avena a nuestra dieta diaria. Estas son algunas de las más populares. Recuerda que puedes optar por aquellas que más te gusten así como crear tus propias recetas.

A pesar de todos los beneficios nutricionales mencionados, no es recomendable basar la dieta solamente en este alimento. Lo ideal es mantener una alimentación equilibrada y, ante la duda, consultar con el médico antes de realizar cambios.