Los beneficios de criar a niños y niñas bilingües

Ángel Rodríguez · 13 abril, 2019
Hablar más de un idioma le da a los adultos una gran ventaja social y profesional, pero para los más pequeños tiene beneficios adicionales.

En una sociedad cada día más global es común ver niños crecer en un ambiente multicultural en el que es normal hablar varios idiomas en la casa. Esto ha abierto un debate sobre si es apropiado criar niños y niñas bilingües. Mientras algunos lo consideran positivo, otros piensan que puede crear confusiones en los infantes.

Las preguntas que se plantean investigadores y educadores son las mismas que le surgen a los padres de estos niños y niñas bilingües. ¿Es confuso para los niños hablar dos idiomas? ¿Son más inteligentes los niños bilingües? ¿Es bueno hablarles en dos idiomas desde las primeras palabras o es mejor esperar?

Estas preguntas tienen respuestas muy claras.

¿Es adecuado criar a niños y niñas en ambientes bilingües?

Quienes consideran que hablarle en dos idiomas a los niños es contraproducente, argumentan que la mezcla de idiomas les hará más difícil la socialización y el aprendizaje, ya que confundirán idiomas para expresarse y tendrán dificultades para diferenciar los lenguajes.

Sin embargo, la experiencia y los estudios demuestran todo lo contrario. “Los niños expuestos a más de un idioma tienen más densidad de tejido en las áreas del cerebro correspondientes al aprendizaje, el lenguaje, la memoria y la atención”, asegura la pediatra Gwedolyn Delaney, haciendo mención a algunos estudios.

Los censos proyectan que las grandes ciudades tendrán un 50 % de niños bilingües en Kindergarden para el año 2035. No obstante, los estudios sobre los efectos de esta tendencia son escasos, aunque todos indican que tiene muchos aspectos positivos.

¿Ser bilingüe crea confusiones en los niños?

Madre enseñando a hablar a una niña: Niños y niñas bilingües
En las edades más tempranas, los niños ya aprenden a diferenciar entre distintos idiomas, sabiendo cuando se debe usar uno u otro.

Los adultos que hablan varios idiomas no tienen ningún problema para diferenciar cuando usar uno u otro. Hay quienes piensan que para un niño que está aprendiendo hablar puede ser más confuso.

La Sociedad Lingüística Americana asegura que los niños aprenden rápidamente a apreciar las diferencias entre un lenguaje y otro. Pueden surgir pequeños errores en la construcción de frases o pronunciación, pero se corrigen sin dificultad.

También puede haber una mezcla de códigos, como lo define la lingüista Barbara Pearson en su libro «Educando a un niño bilingüe», al referirse a usar palabras de un idioma intercaladas en otro. Sin embargo, la autora considera que es un comportamiento normal del aprendizaje y no un síntoma de confusión o dislexia.

La psicóloga Laura Namy explica que usar una palabra de un idioma como parte de su conversación en otro idioma no significa que no sepan que palabra pertenece a un idioma u otro. Estudios demuestran que ya a los 2 años, los niños y niñas pueden escoger que idioma usar según el interlocutor.

¿Son los niños y niñas bilingües más inteligentes?

Es claro que hablar más de un idioma ofrece ventajas profesionales y culturales, pero además, algunos estudios indican que también puede ofrecer ventajas en el comportamiento social.

Un estudio de la Universidad de York, en Toronto, Canadá, sugiere que los niños y niñas bilingües responden mejor a los diferentes cambios de temas y materias en las escuelas. Otros estudios abren también la posibilidad de que aprender varios idiomas ayude a mejorar la memoria durante la infancia.

El psicólogo Glenn Schellenberg considera que aprendizajes de comunicación como los idiomas y la música dan una ventaja en la amplitud de conocimientos. Esto no quiere decir que los bilingües sean más inteligentes, pero sí que tienen más herramientas para su desarrollo cognitivo.

Te puede interesar: La inteligencia del niño no depende de sus notas

¿Se debe priorizar un idioma al hablar con niños y niñas bilingües?

Niña hablando con su madre
Los niños aprenden el lenguaje por una necesidad de comunicación.

En la educación clásica se recomendaba usar un solo idioma en la comunicación diaria con los hijos y se dejaba el idioma secundario para ser enseñado en la escuela. Esos conceptos han cambiado.

La lingüista Annick De Houwer considera que los niños que escuchan constantemente dos idiomas, los aprenden sin dificultad. Incluso pueden entender las diferencias cuando hablan dos idiomas diferentes con la misma persona.

La Sociedad Lingüística Americana explica que a los infantes nadie les enseña a hablar. Ellos aprenden por una necesidad de comunicación y escogerán un idioma principal por sí solos.

Por ejemplo, un hijo de una familia inglesa que vive en España, es posible que use el inglés como idioma principal en sus primeros años de vida, pero cuando empiece a ir al colegio, a socializar y recibir clases en español, su idioma principal será el español.

¿Deben evitar los padres mezclar los idiomas?

Muchos padres de niños bilingües son también bilingües y hablan indistintamente dos idiomas en una conversación normal. Incluso pueden mezclar códigos inconscientemente aunque hablen un idioma.

No hay muchos estudios sobre cómo afecta esto a los niños y los resultados son variados. Sin embargo, las investigaciones más recientes indican que los niños se adaptan y entienden la mezcla de códigos, las cuales, además, desaparecen rápidamente al ir al colegio.

Lee también: 12 maneras de estimular la salud cerebral de un niño

¿A qué edad es mejor exponer a los niños a varios idiomas?

Madre enseñando a hablar a un bebé
Cuanto antes se dé la exposición a los diferentes idiomas, antes aprenderán a usarlos y diferenciarlos.

No hay una edad ideal para aprender un segundo idioma. La idea de que quienes aprenden un segundo idioma más tarde no lo aprenden bien no es compartida por la mayoría de los educadores. Lo que sí comprueban los estudios es que es más fácil aprender en los primeros años de vida. Mientras más pronto mejor.

David Birdsong, director del Departamento de Idiomas de la Universidad de Austin, Texas, explica que no hay un giro en que el desarrollo del aprendizaje de idiomas se haga peor, pero si hay un declive en las habilidades para aprender con los años.

En la medida que acostumbramos a la vocalización y audición específicas de un idioma, más se complica la asimilación de sonidos particulares de otro lenguaje diferente. Por eso, aprender dos idiomas a temprana edad facilita la adaptación a sus particularidades.

Conclusiones y beneficios

  • Los infantes están en capacidad de aprender más de un idioma desde muy temprana edad.
  • Aprender dos idiomas no genera confusión.
  • Los niños y niñas bilingües pueden diferenciar con facilidad los dos idiomas.
  • Aprender más de un idioma facilita el comportamiento social.
  • Quienes hablan más de un idioma tienen más amplitud de conocimientos.
  • Hablar más de un idioma provee mejores herramientas de aprendizaje.
  • Las personas biligües tienen más posibilidades para el futuro profesional.
  • Bilingualism: consequences for mind and brain. Bialystok E1, Craik FI, Luk G. Department of Psychology, York University, Toronto, Canada.
  • Influence of bilingualism on memory generalization during infancy. Brito N, Barr R. Developmental Science. 2012;15(6):812–816. doi: 10.1111/j.1467-7687.2012.1184.x.
  • Bilingualism: consequences for mind and brain. Trends in Cognitive Sciences. Bialystok E, Craik FIM, Luk G. 2012;16(4):240–250. doi: 10.1016/j.tics.2012.03.001.
  • Parental language input patterns and children’s bilingual use. Applied Psycholinguistics. De Houwer A. 2007;28(03):411–424. doi: 10.1017/S0142716407070221.
  • FAQ: Raising Bilingual Children. Linguistic Society of America.https://www.linguisticsociety.org/resource/faq-raising-bilingual-children