Los beneficios de la mascarilla de yogur

Recuerda que tu piel debe estar limpia antes de aplicar la mascarilla. Gracias a sus propiedades, el yogur nos ayuda a combatir el acné y a tener una piel más luminosa.

Optar por mascarillas naturales, hechas con productos caseros, es algo que está cobrando una gran notoriedad. Esto es debido a que este tipo de elaboraciones tienen muchos beneficios y escasos efectos secundarios, por no decir ninguno. Por eso, hoy descubriremos cómo realizar una mascarilla de yogur.

El yogur es uno de los alimentos más nutritivos para el ser humano tal y como señalan algunos estudios como Alimentos funcionales y saludables.

Este producto que la mayoría de nosotros tenemos en nuestro hogar es rico en probióticos lo que ayuda tanto a nuestro sistema digestivo como hasta nuestro sistema inmunológico.

Sin embargo, el yogur también puede ser usado para beneficio de nuestra piel. Por este motivo, hoy descubriremos cómo elaborar una mascarilla de yogur que nos brindará muchas propiedades y soluciones para determinados problemas.

Mascarilla de yogur

Mascarilla para la piel del rostro

Para elaborar nuestra mascarilla de yogur, es importante que este sea lo más natural posible. Es decir, que no contenga azúcares ni sea de ningún sabor. Tras este primer paso, podemos empezar a utilizar el yogur como una mascarilla.

  • Lava la cara por completo, eliminando cualquier resto de maquillaje.
  • Seca bien el rostro.
  • Aplica, más o menos, una taza de yogur por todo el rostro evitando labios y ojos.
  • Espera 20 minutos.
  • Enjuaga el rostro con agua tibia y aplica tu crema habitual.

Lee: Las mejores mascarillas caseras para tu rostro

Como podemos observar, hacer nuestra propia mascarilla de yogur es algo bastante sencillo. Sin embargo, es importante saber qué nos puede aportar para que empezamos a utilizarla, al menos, 2 veces al mes.

Beneficios de la mascarilla de yogur

Ahora que ya sabemos cómo utilizar el yogur como mascarilla, vamos a descubrir qué es lo que le puede aportar a la piel de nuestro rostro. Estos son algunos de los beneficios que podemos obtener.

Combate el acné

El yogur es conocido por sus propiedades antibacterianas, lo que es estupendo para lidiar con las bacterias de la piel que provocan los brotes de acné.

Lo ideal si tenemos este problema es que utilicemos la mascarilla de yogur una vez a la semana. Si notamos mejoría podemos espaciar más su aplicación.

Mascarilla de yogur para el acné

Suaviza la piel

El ácido láctico contenido en el yogur actúa como un buen ingrediente para aliviar la irritación de la piel.

Si tenemos la piel seca o tenemos rosácea, por ejemplo, la mascarilla de yogur nos puede ayudar a calmar la piel permitiendo que esta luzca suave, tersa y calmada.

Retrasa el envejecimiento

Aunque sabemos que el envejecimiento de la piel es un proceso natural de nuestro cuerpo, hay maneras en que podemos reducir el efecto del paso del tiempo en nuestro rostro.

El ácido láctico del yogur del que acabamos de hablar ayuda a retirar los restos de piel muerta. Esto deja que la piel nueva aflore y que nuestro rostro se vea más luminoso y reluciente.

Descubre: 5 remedios caseros para remover las células muertas de la piel

Alivia las quemaduras del sol

Cuando notamos que nuestro rostro presenta enrojecimiento por una sobreexposición al sol, se puede aplicar yogur para que la piel retenga la humedad natural.

El zinc que contiene el yogur nos ayuda a aliviar las quemaduras del sol. Probemos a aplicarlo. Descubriremos, con asombro, cómo nuestra piel se calma.

Contraindicaciones del yogur

El yogur, en sí, es todo beneficios. Sin embargo, sí existe una contraindicación y es que si tenemos la piel excesivamente sensible o somos alérgicos a este alimento, no debemos utilizarlo.

Si tenemos dudas de si la mascarilla de yogur puede causarnos alguna reacción adversa, debemos aplicar una pequeña cantidad en una parte antes de hacerlo en la piel de todo el rostro.

En el caso de que la mascarilla de yogur nos funcione, podremos beneficiarnos de todos los beneficios que hemos comentado anteriormente. Pero, necesitamos ser constantes en su aplicación para poder ver los efectos que buscamos.

Los tratamientos naturales son mejores, sin embargo, suelen tardar más en hacer efecto. Aunque, a largo plazo, nuestra piel lo agradecerá ya que siempre es mejor que absorba productos naturales y no aquellos que están llenos de químicos, tóxicos y perfumes.

¿Alguna vez has probado esta mascarilla de yogur? ¿Le has añadido algún ingrediente más como aloe vera para enriquecerla? Te animamos a que le des una oportunidad. No te decepcionará.

  • Macías González, P. G. (2015). Técnicas para el cuidado de la piel y su incidencia en el cutis graso de los estudiantes de básica superior del centro de formación artesanal 7 de Octubre del Cantón Quevedo Provincia de los Ríos. Año lectivo 2014-2015 (Bachelor's thesis, Babahoyo: UTB, 2015).
  • Medina Buenaño, N. A. (2017). Estrategias de enseñanza para el cuidado de la piel y sus beneficios en el autoestima de los estudiantes de 12 a 14 años de la Unidad Educativa¨ 24 de mayo¨, Canton Milagro, Provincia del Guayas (Bachelor's thesis, Babahoyo: UTB, 2017).
  • Villán, D. I., & Murga, P. G. Nutricosmética: complementos alimenticios para piel y cabello.