Los increíbles beneficios de pasar más tiempo en casa

Además de pasar más tiempo en casa es importante que se lo dediquemos a los nuestros. De nada sirve estar en casa si vamos a estar pegados al ordenador trabajando

Según John Bowring, “Una familia feliz no es sino un paraíso anticipado”.

Para lograr una familia feliz, sería conveniente pasar más tiempo en casa.

¿Y el trabajo? Bueno, es un excelente momento para que pongas en orden tus prioridades y te des cuenta de que quizás tus hijos quieren un progenitor más presente y no tener un buen regalo en Navidad.

Más actividades en familia, por favor

familia con cometa

El tiempo de mayor calidad que puedes disfrutar es el que pasas con tus seres queridos. No importa cuánto tengas que trabajar, ni las cuentas que debas pagar.

Sí, claro que es preciso no tener deudas pero, ¿y lo que le debes a tus hijos, a tu pareja, a tus padres, a tus amigos? Eso no se cuenta en monedas ni billetes, sino en horas; algo mucho más valioso, sin duda.

Muchas personas únicamente pasan tiempo con sus familias durante las vacaciones o los fines de semana (y ni siquiera). Así es muy difícil crear un buen vínculo, enseñar y aprender, demostrar amor, tener experiencias juntos, contar anécdotas pasadas, etc.

No es preciso gastar demasiado dinero. Hay muchas actividades que son gratuitas y nos traen muchos beneficios en el corto, mediano y largo plazo.

Desde ir al parque con los niños a dar un paseo de la mano con tu pareja, pasando por compartir un café con tus amigos o un almuerzo con tus padres un día a la semana.

La mayoría de los adultos activos trabajan más de 40 horas semanales y no tienen suficiente tiempo para estar con sus seres queridos. Se van de la casa muy temprano, cuando los niños aún duermen y regresan cuando ellos ya están acostados.

No saben mucho de sus hijos. No conocen sus gustos, no les enseñan cosas básicas como andar en bicicleta, no están presentes en los eventos del colegio, llegan tarde a los cumpleaños, etc.

¿Cuántas veces has pensado en dejar las horas extras para estar más tiempo con tu familia? ¿Por qué no lo has hecho todavía?

Perteneces entonces al 90% de los adultos que siguen “atados” a sus puestos porque el dinero gobierna, el sistema no les permite salirse o bien creen que de la única manera que se expresa el amor es con regalos.

Pero atención, que ese tiempo libre no es solo para ayudar a los hijos a hacer las tareas o para cocinar con la pareja, sino para hacer cosas personales tales como ir al gimnasio o hacer un curso de idiomas.

Por otro lado, compartir la mesa con las personas que amamos tiene muchos beneficios individuales y grupales. Comer con padres, hermanos, esposos e hijos (todos juntos o no, según quiénes vivan en la casa) permite intercambiar información, conocerse más, generar más confianza, etc.

Hay estudios que indican que en las familias que comparten la mesa para comer (cenar en su mayoría), hay menos casos de adicciones a las drogas o al alcohol, mejores calificaciones en la escuela, menos embarazos juveniles no planificados y menos casos de depresión o mal comportamiento.

Te recomendamos leer: Mi familia es la que hace que todo valga la pena

Y además, evita ciertos problemas como son la obesidad, la anorexia y la bulimia.

Tips para pasar más tiempo en familia

Familia

No hay dudas de que la familia es lo más importante que tenemos. Debemos cuidarla, protegerla y estar con ella lo más que podamos. Algunos consejos para estar más tiempo con tus seres queridos son:

Organiza tu tiempo

Seguro que llevas una agenda para las cosas de tu trabajo. ¿Por qué no hacer lo mismo con lo que respecta a tu familia? Incluye las actividades personales dentro de tu calendario.

Nadie tiene demasiado tiempo libre, por lo tanto, no podemos esperar a tener la agenda vacía para hacer algo con los hijos.

Siempre hay cosas por hacer, pero también puedes dejarlas de lado una vez a la semana para pasar tiempo con las personas que realmente te importan. Y no cambies tu cita familiar por nada del mundo.

Aprovecha los momentos

familia-comiendo-postre

Como ya hemos dicho, no solemos tener demasiado tiempo disponible. Por ello, el que tengamos libre, hay que aprovecharlo al máximo.

Cuando llevas a tus niños en el coche a la escuela, mientras preparas la cena, cuando estás en el elevador o el transporte público, mientras haces la compra, aprovecha para afianzar los vínculos.

Estos pequeños momentos pueden ser perfectos para una linda conversación.

Busca más excusas

Si solo estás en la cena en tu casa cuando alguien cumple años, es Navidad o el aniversario de casados, puedes empezar a buscar más razones para llegar temprano a tu hogar.

El año nuevo chino, el comienzo de la primavera, el día de Acción de Gracias (aunque no estés en Estados Unidos)… Lo que se te ocurra. Siempre es un buen momento para sorprender a quienes tanto amas.

Ver también: 8 plantas aromáticas y medicinales que deberías tener en tu hogar

Cena siempre con tu familia

comida casera familiar

No importa cuantos pendientes tengas en la oficina. Llega siempre a tiempo para cenar con tu pareja e hijos. Y recuerda: nada de televisión, smartphones o tabletas mientras se come. La mesa debe estar alejada de todas esas tentaciones.

La hora de la comida es sagrada, ideal para conversar y contar cómo estuvo el día de cada integrante.

Céntrate en tu familia

No vale que digas “hoy llego más temprano a casa” si después estarás pendiente del móvil o pensando en la reunión del siguiente día.

Cuando estés con tus hijos, concéntrate en lo que estás haciendo, deja todo de lado, nada más importa en ese momento. El tiempo juntos debe ser de calidad más que de cantidad.

Quizás diez minutos de concentración completa valen más que llevarlos dos horas al parque para que se entretengan mientras tú estás con el portátil redactando un informe.

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar