Los grandes beneficios del aceite de girasol, ¡conócelos!

Yamila Papa Pintor·
13 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
13 Agosto, 2020
El aceite de girasol alto oleico puede tener algunos beneficios en nuestra salud. Aunque las investigaciones al respecto no son concluyentes, parece que podría ser beneficioso para la salud cardiovascular.

El aceite de girasol se usa bastante en las comidas y aporta una gran cantidad de ácidos grasos esenciales. Empleándolo de forma adecuada (en lo posible crudo) el aceite de girasol tiene muchos beneficios. Sin embargo, estos beneficios dependen fundamentalmente del tipo y composición de nutrientes.

¿Para qué sirve el aceite de girasol?

El aceite de girasol se extrae de las semillas de esta planta tan famosa por sus grandes flores de color amarillo y que “giran” según la dirección del sol.

Si es prensado en frío y consumido en crudo podemos aprovechar sus nutrientes principales como, por ejemplo, la vitamina E y los ácidos grasos no saturados, esenciales para nuestro organismo.

Ten en cuenta que si este ingrediente se emplea para freír snacks, bollería y otros alimentos no nos ofrece las mismas propiedades, ya que la temperatura elevada de la cocción elimina la mayoría de los nutrientes. Así lo explican en investigaciones como la publicada en en 2002 en la revista Food Chemistry. Entre los beneficios del aceite de girasol crudo que podemos destacar se encuentran:

1. Son cruciales para el control inmunológico y la coagulación sanguínea

mala-circulacion

Esto se debe a la cantidad de eicosanoides que tiene en su composición. Estos ácidos grasos esenciales están involucrados en el control del sistema inmunológico, el desarrollo celular y la coagulación sanguínea, tal como indica un estudio publicado en la revista Emergent Life Sciences Research en 2015.

Lee también: Bondades que desconocías de las semillas de girasol

2. Es bueno para la piel

Los beneficios de consumir este aceite también pueden verse en la piel. Gracias a su composición de ácido linoleico este aceite ayuda a mantener la barrera natural de la piel. Además, investigaciones sobre el tema han descubierto que podría tener incluso un potencial antiinflamatorio.

Además actúa como un excelente humectante porque permite a la dermis retener humedad. Este compuesto a su vez promueve la formación de elastina y de colágeno que reducen los efectos del paso del tiempo.

Por si fuera poco, parece que este ácido linoleico en el aceite de girasol lo hace efectivo también para proteger la piel contra bacterias y gérmenes.

De hecho, un estudio realizado en Bangladesh sobre bebés prematuros encontró que la aplicación tópica de aceite de girasol redujo significativamente la mortalidad infantil causada por infecciones adquiridas en el hospital, como la sepsis.

3. El aceite de girasol podría ayudar a reducir los niveles de colesterol

Semillas y aceite de girasol

El aceite de girasol contiene una gran cantidad de ácido oleico. Este, al parecer, podría tener un papel en reducir los niveles de colesterol.

En concreto, una investigación llevada a cabo en 15 adultos sanos encontró que aquellos que consumieron una dieta rica en aceite de girasol alto en oleico durante 10 semanas tuvieron niveles significativamente más bajos de colesterol LDL (colesterol malo) y triglicéridos, en comparación con aquellos que consumieron una dieta que contenía una cantidad similar de grasas saturadas.

4. Podría tener un potencial antiinflamatorio

Los antioxidantes y las vitaminas del aceite de girasol hacen que presente un potencial antiinflamatorio. Aunque los resultados de las investigaciones no son concluyentes, sí que parece que podrían presentar este efecto.

Quizá te interese: ¿Son saludables todos los aceites de oliva virgen?

Podría ser beneficioso para la salud cardiovascular

Aunque los resultados no son concluyentes, la investigación al respecto apunta a que una dieta rica en aceite de girasol alto oleico produce un aumento de los niveles de colesterol bueno.

Ello ha llevado a la Administración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos (FDA) a aprobar un reclamo de salud calificado para el aceite de girasol alto en oleico y productos con una composición de ácidos grasos similar.

Esto permite etiquetar el aceite de girasol alto oleico como un alimento que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón cuando se usa en lugar de grasas saturadas.

Aún así, la evidencia que respalda los posibles beneficios para la salud del corazón del aceite de girasol no es concluyente. Parece que se necesita más investigación al respecto. En cualquier caso, parece que este producto podría tener beneficios para la salud especialmente cuando lo consumimos en crudo.

  • Aguilar, J. M. de. (2003). El Cultivo de Girasol. Flormarket.
  • Fundación Española de la Nutrición. (2004). Aceite de girasol. Aceites y Grasas. https://doi.org/10.3109/00365513.2010.543143
  • Anwar, F., Jamil, A., Iqbal, S., & Sheikh, M. A. (2006). Antioxidant activity of various plant extracts under ambient and accelerated storage of sunflower oil. Grasas Aceites Sevilla. https://doi.org/10.3989/gya.2006.v57.i2.36
  • FDA Completes Review of Qualified Health Claim Petition for Oleic Acid. (2018). Retrieved 27 June 2020, from https://www.fda.gov/food/cfsan-constituent-updates/fda-completes-review-qualified-health-claim-petition-oleic-acid-and-risk-coronary-heart-disease
  • Quiles, J. L., Ramı́rez-Tortosa, M. C., Gomez, J. A., Huertas, J. R., & Mataix, J. (2002). Role of vitamin E and phenolic compounds in the antioxidant capacity, measured by ESR, of virgin olive, olive and sunflower oils after frying. Food Chemistry, 76(4), 461-468.
  • Khan, S., Choudhary, S., Pandey, A., Khan, M. K., & Thomas, G. (2015). Sunflower oil: efficient oil source for human consumption. Emergent life sciences research, 1, 1-3.
  • Lin, T. K., Zhong, L., & Santiago, J. L. (2018). Anti-inflammatory and skin barrier repair effects of topical application of some plant oils. International journal of molecular sciences, 19(1), 70.
  • Darmstadt, G. L., Saha, S. K., Ahmed, A. N. U., Ahmed, S., Chowdhury, M. A., Law, P. A., ... & Santosham, M. (2008). Effect of skin barrier therapy on neonatal mortality rates in preterm infants in Bangladesh: a randomized, controlled, clinical trial. Pediatrics, 121(3), 522-529.
  • Allman-Farinelli, M. A., Gomes, K., Favaloro, E. J., & Petocz, P. (2005). A diet rich in high-oleic-acid sunflower oil favorably alters low-density lipoprotein cholesterol, triglycerides, and factor VII coagulant activity. Journal of the American Dietetic Association, 105(7), 1071-1079.