Los beneficios del huevo para el cabello

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 16 noviembre, 2018
Si tenemos el cabello seco, utilizaremos la yema para humectarlo. En caso contrario, podemos valernos de la clara para eliminar el exceso de grasa. Recuerda retirarlo con agua fría para que no se cocine.

El huevo es un alimento que aporta una gran cantidad de beneficios a nuestro organismo. Por este motivo, se trata del alimento más consumido en todo el mundo. No obstante, muchos desconocen su aporte a la belleza: los beneficios del huevo para el cabello que aquí describiremos te van a sorprender.

Además de aportar ventajas al incluirlo en nuestra alimentación, el huevo también nos ofrece otras maneras de aprovecharlo. Las conoceremos a continuación.

Huevo como tratamiento para el cabello

Como ya lo sabemos, los huevos son ricos en proteínas. Esta característica permite que el folículo piloso sea más fuerte y contribuye a evitar que este se quiebre; por esa razón, es muy frecuente que en las peluquerías recomienden tratamientos a base de huevo.

La proteína del huevo crudo actúa en el cabello como un acondicionador. Tras las primeras aplicaciones, notarás el cambio que se irá produciendo en él, ya que le devuelve el brillo y lo deja sedoso y suave.

Es algo realmente sorprendente que un producto ciento por ciento natural le ofrezca tantos beneficios a nuestro pelo. Sin dudas, constituye una forma muy efectiva de liberarlo del maltrato cotidiano y de la contaminación que debe afrontar cada día.

Te puede interesar: Recupera el brillo de tu cabello después del verano con estos 6 consejos

cabello jabón de azufre

¿Cómo aprovechar los beneficios del huevo para el cabello?

A lo mejor piensas que para obtener los beneficios del huevo en el cabello es necesario utilizar un método muy complicado o especial. No obstante, la verdad es que no se trata de nada extraordinario.

Lo único que se debe hacer es, en primer lugar, batir un huevo como si fueras a preparar una tortilla o un alimento parecido. A continuación, hay que tomar la mezcla y esparcirla por todo el cabello y el cuero cabelludo. Una vez hecho esto, se procede a realizar un ligero masaje.

Después de esto, deberás esperar unos 15 minutos para que todas las propiedades del huevo actúen y le den a tu cabello una nueva apariencia de brillo y sedosidad. Con estas aplicaciones, lograrás que se vea mucho más saludable y lleno de vitalidad.

Al término de los 15 minutos, deberás enjuagarte con agua fría. No debes utilizar agua caliente para retirar el huevo de tu cabello; este error podría llegar a maltratar tu pelo, puesto que el agua caliente puede cocinar el huevo sobre tu cabello y endurecerlo. Si ocurra, evidentemente resultará muy difícil retirarlo sin ejercer algún tipo de maltrato.

Los beneficios del huevo para el cabello son útiles para varios problemas.

El siguiente paso para terminar con éxito este tratamiento casero para tu pelo será lavarlo con tu champú preferido y enjuagar muy bien. Ten en cuenta que puedes repetirlo una vez a la semana para que te dé los mejores resultados.

Con estos sencillos pasos, mantendrás tu pelo siempre hidratado, revitalizado y con todos los nutrientes que el huevo puede ofrecerle. Se trata de una manera muy económica y fácil para poder lucir una cabellera realmente hermosa y sin necesidad de gastar una fortuna.

Lee también: 7 trucos de alimentación para cuidar el cabello y las uñas

Otros usos del huevo para el cabello

Si acaso tienes el cabello mixto —es decir, con las raíces grasas y las puntas resecas— puedes adicionarle yogurt natural para que sea más efectivo. La forma de uso es casi la misma: se debe batir el huevo y luego agregarle el yogurt.

Después, con esta preparación, hacer un masaje en todo el cabello y cuero cabelludo. Acto seguido, hay que enjuagarlo de la misma manera que comentamos antes; es decir, con agua fría, para obtener los resultados esperados.

Para los cabellos con caspa, el huevo también puede representar una gran solución. Primero, tienes que aplicar el huevo como si fuera un ‘champú’ mientras te das un baño; nuevamente, recuerda hacerlo con agua fría.

Seguidamente, debes aplicar una mascarilla anticaspa, que debes preparar de la siguiente manera:

  • Mezcla 3 cucharadas de yogur natural y 1 yema de huevo batida.
  • Aplica sobre el cabello, deja actuar por 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • En un rociador, mezcla partes iguales de agua y vinagre de manzana; agrega también algún aceite esencial de tu preferencia.
  • Rocía sobre el pelo y deja actuar por 20 minutos.
  • Finaliza lavando con agua tibia.

Con solo probar estos dos métodos, nos podemos dar cuenta que tanto el huevo como otros productos alimenticios naturales pueden utilizarse para realizar tratamientos de belleza. Los resultados son asombrosos; ¡no dudes en hacer la prueba!