Los beneficios del salmón, un alimento con fantásticas propiedades

Sebastián Castaño · 6 junio, 2019
El consumo de salmón es beneficioso para nuestro organismo. Sus ácidos grasos son una fuente inagotable de beneficios, conócelos.

El salmón es un alimento rico y nutritivo. Además, está catalogado en el mundo como uno de los alimentos más saludables, ricos en proteínas y ácidos grasos esenciales para la salud. A continuación explicamos cuáles son los principales beneficios del salmón.

Es además es una gran fuente de nutrientes y añadirlo en nuestra dieta puede reducir los factores de riesgo de varias enfermedades.

Los beneficios del salmón

Para el corazón

Consumir el salmón con regularidad puede ayudar a reducir los factores de riesgo de una enfermedad cardiovascular. Esto se debe principalmente a su alto contenido de omega-3.

Además, se ha descubierto que consumir salmón y otros pescados grasos ayudan a disminuir los niveles de triglicéridos y aumentan los niveles de grasas omega-3 más que los suplementos de pescado (5).

Te interesa: Masaje cardíaco abierto, todo lo que debes saber

Puede ayudar a reducir la inflamación

Articulaciones

Son varios los estudios que demuestran que comer salmón ayuda a reducir los marcadores de inflamación en personas con riesgo de enfermedades inflamatorias (5, 6, 7).

De hecho, varios científicos realizaron un estudio durante ocho semanas en mujeres chinas de mediana edad y edad avanzada. Así, comprobaron que el consumo diario de 80 gramos de salmón y otros pescados grasos condujo a reducciones en los marcadores inflamatorios TNF-a e IL-6 (5).

Beneficios del salmón para el sistema cognitivo

Otros estudios sugieren además que incluir salmón en la dieta podría mejorar el funcionamiento del cerebro. Así, tanto el pescado graso como el aceite de pescado reducen los síntomas depresivos, protegen la salud cerebral fetal durante el embarazo, disminuyen la ansiedad, disminuyen la pérdida de memoria relacionada con la edad y disminuyen el riesgo de demencia (8 – 12).

Aliado en dietas saludables

Beneficios del salmón

Este pescado, afortunadamente ya muy común en nuestros mercados, goza de una buena disposición a ser cocinado de diferentes maneras, como papillote, a la plancha, guisados con verduras, cocido y como ingrediente de ensaladas. ¿Quieres conocer esta estupenda receta para prepararlo? El tartar de salmón y aguacate es delicioso.

Descubre también: Delicioso tartar de salmón y aguacate, aprende a prepararlo

De esta manera podemos darnos cuenta de los beneficios que puede aportar el consumo de salmón a nuestro organismo, además de ser un pescado muy sabroso, es altamente beneficioso para nuestra salud y por lo tanto para tener una buena calidad de vida.

  1. Covington, M. B. (2004). Omega-3 fatty acids. American Family Physician. https://doi.org/10.1108/nfs.2007.01737aab.014
  2. Valenzuela B, A. (2005). EL SALMON: UN BANQUETE DE SALUD. Revista Chilena de Nutrición. https://doi.org/10.4067/S0717-75182005000100001
  3. Dra. Marisa Girós, & Dra. Silvia Meavilla. (2015). Ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs). Http://Www.Guiametabolica.Org/Noticia/Acidos-Grasos-Poliinsaturados-Pufas.
  4. Gunnarsdottir, I., Tomasson, H., Kiely, M., Martinez, J. A., Bandarra, N. M., Morais, M. G., & Thorsdottir, I. (2008). Inclusion of fish or fish oil in weight-loss diets for young adults: effects on blood lipids. International Journal of Obesity, 32(7), 1105.
  5. Zhang, J., Wang, C., Li, L., Man, Q., Meng, L., Song, P., ... & Du, Z. Y. (2012). Dietary inclusion of salmon, herring and pompano as oily fish reduces CVD risk markers in dyslipidaemic middle-aged and elderly Chinese women. British Journal of Nutrition, 108(8), 1455-1465.
  6. Zhang, J., Wang, C., Li, L., Man, Q., Song, P., Meng, L., ... & Frøyland, L. (2010). Inclusion of Atlantic salmon in the Chinese diet reduces cardiovascular disease risk markers in dyslipidemic adult men. Nutrition research, 30(7), 447-454.
  7. Ramel, A., Martinez, J. A., Kiely, M., Bandarra, N. M., & Thorsdottir, I. (2010). Effects of weight loss and seafood consumption on inflammation parameters in young, overweight and obese European men and women during 8 weeks of energy restriction. European journal of clinical nutrition, 64(9), 987.
  8. Ginty, A. T., & Conklin, S. M. (2015). Short-term supplementation of acute long-chain omega-3 polyunsaturated fatty acids may alter depression status and decrease symptomology among young adults with depression: A preliminary randomized and placebo controlled trial. Psychiatry research, 229(1-2), 485-489.
  9. Hansen, A., Olson, G., Dahl, L., Thornton, D., Grung, B., Graff, I., ... & Thayer, J. (2014). Reduced anxiety in forensic inpatients after a long-term intervention with Atlantic salmon. Nutrients, 6(12), 5405-5418.
  10. Coletta, J. M., Bell, S. J., & Roman, A. S. (2010). Omega-3 fatty acids and pregnancy. Reviews in obstetrics and gynecology, 3(4), 163.
  11. Morris, M. C., Evans, D. A., Tangney, C. C., Bienias, J. L., & Wilson, R. S. (2005). Fish consumption and cognitive decline with age in a large community study. Archives of neurology, 62(12), 1849-1853.
  12. Cole, G. M., Ma, Q. L., & Frautschy, S. A. (2009). Omega-3 fatty acids and dementia. Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids, 81(2-3), 213-221.