Los beneficios del sueño - Mejor con Salud

Los beneficios del sueño

Aunque se dice que hay quien casi no necesita dormir para rendir al día siguiente, lo cierto es que el sueño es necesario para que nuestro cuerpo funcione al 100 %
beneficios del sueño

No es un capricho que nos digan “debes dormir, al menos, 7 horas cada noche”. ¡El sueño tiene demasiados beneficios como para desaprovecharlos!

Eso sin contar el hecho de que un buen descanso es más que placentero. En este artículo te contamos cuáles son las principales ventajas del sueño adecuado.

¿Por qué es necesario un “buen sueño”?

Dormir bien nos ayuda en muchas cuestiones que van desde las físicas a las psicológicas, e incluso las estéticas. Echa un vistazo a los principales beneficios del sueño.

Recuerda que, para disfrutarlos, al menos tendrás que descansar 7 horas seguidas.

Aumenta la creatividad

Seguro sabrás que si duermes bien por la noche al otro día estás más despierto y eres más eficaz en el trabajo. Todo lo contrario sucede cuando has sufrido insomnio o te has acostado muy tarde.

Un cerebro descansado puede aprovechar más sus capacidades (entre ellas, la memoria y la concentración). Por ello, un buen sueño es sinónimo de un buen empleado o emprendedor.

hombre durmiendo en el sofá

Reduce el estrés

La vida ajetreada de las grandes ciudades es perjudicial para nuestra salud, tanto física como mental.

Por ello dormir 7 u 8 horas cada noche es primordial si queremos evitar el tan famoso estrés. Durante el sueño el cerebro se recupera y olvida las presiones y obligaciones.

Además la presión sanguínea disminuye y nos sentimos como nuevos al levantarnos.

Mejora tu aspecto

Si bien no podemos esperar vernos más jóvenes solo durmiendo, lo cierto es que aquellos que descansan lo suficiente al otro día se ven mejor.

Al mirarte al espejo no encontrarás ojeras o marcas negras debajo de los ojos e incluso verás que la piel estará más tersa. ¡Un excelente tratamiento de belleza!

Mujer durmiendo

Permite comer menos

Además de realizar ejercicio físico el cuerpo precisa descansar para bajar de peso.

Por el contrario, la falta de sueño se traduce en menos hormona leptina, encargada de suprimir el apetito, y más hormona grelina, cuyo trabajo es justamente que tengamos hambre.

Entonces, si dormimos lo suficiente comeremos menos.

Mantiene el corazón sano

La presión sanguínea se reduce notablemente cuando descansamos. Además, el sueño sirve para limpiar las arterias de grasas y azúcares. Al dormir lo suficiente estamos reduciendo las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Te permite tomar mejores decisiones

Una noche de sueño es la mejor consejera. Como el cerebro está más descansado puede tomar mejores decisiones.

Si tienes una reunión importante, un examen o algo realmente trascendental en tu vida será mejor que el día anterior duermas bien.

Mujer durmiendo

Evita que te enfermes

Cuando duermes el sistema inmunitario se regenera y refuerza. De esta manera le puede hacer frente a los virus y bacterias que provocan enfermedades.

Por el contrario no cumplir con las horas de sueño diarias te expone a toxinas y gérmenes y serás más propenso a gripes, resfriados o dolores de garganta.

Reduce la depresión

O la posibilidad de sufrirla. El cuerpo realiza ciertos procesos químicos cuando dormimos. Una de las hormonas producidas durante el sueño es la serotonina (que aumenta al llegar la noche) relacionada con el bienestar.

Si no descansamos el organismo no tiene suficiente tiempo para estabilizar la cantidad de esta hormona y, por lo tanto, nos deprimimos con mayor facilidad.

Lucha contra los malos recuerdos

En la fase REM o MOR del sueño es cuando tenemos pesadillas o se activan las malas experiencias vividas.

No obstante, la buena noticia es que, una vez que aparecen estas imágenes en nuestra mente, ella misma se encarga de ponerlas en perspectiva, entenderlas y analizarlas. Dormir es una excelente manera de borrar ciertos recuerdos perjudiciales.

Aumenta tu memoria

Dormir

El buen descanso nos sirve para estar más atentos a aquello que nos rodea y, por lo tanto, a recordar cuestiones, nombres u objetos importantes.

Durante la fase REM el cerebro procesa lo vivido, construye la memoria y evita que nos olvidemos de ciertas cosas que considera vitales.

Además, dormir bien es excelente para mantenerse concentrado y organizado, y evita el desorden y la ineficacia.

Haz la prueba: cumple con las 8 horas de sueño y analiza cómo has trabajado al día siguiente.

Mejora tu vida sexual

Estar agotado mentalmente reduce las ganas de tener relaciones sexuales. Todo lo contrario sucede cuando estás descansado ya que el cuerpo puede “soportar” la actividad. ¡Ningún afrodisíaco es tan eficaz como dormir!

Equilibra tu humor

El insomnio y la irritabilidad van de la mano. Por ello, cuando dormimos bien son menos probables las peleas, discusiones o gritos. Incluso descansar te vuelve una persona de mejor humor, optimista y agradecida.

Mejora tu rendimiento deportivo

Hacer ejercicio conlleva cierto esfuerzo y dedicación. Si no estás bien descansado el cuerpo no puede “seguir” los movimientos.

Si te gusta ir al gimnasio o tienes pensado anotarte en una academia sería bueno que durmieses lo suficiente cada noche.

A su vez te darás cuenta de que consigues mejores resultados tras la rutina. Por la noche los músculos descansan y se recuperan de las microlesiones causadas por el ejercicio.

Esto se traduce en mejor musculatura, más fuerza o menos grasa.