Los beneficios y usos de la cáscara de limón

Debemos recordar que la cáscara de limón tiene incluso más vitaminas que su zumo. Para aprovechar todos sus beneficios sólo tenemos que congelarlo y posteriormente rallarlo

¿Conoces los beneficios y usos de la cáscara de limón? La mayoría de nosotros conocemos los múltiples beneficios de un cítrico como el limón, pero casi siempre desperdiciamos la mitad de sus bondades, es decir, su cáscara.

Por tradición, muchos de nosotros estamos acostumbrados a utilizar solamente el zumo de limón, ya sea con fines culinarios o medicinales.

Sin embargo, desconocemos que muchas propiedades curativas del limón están en su cáscara, ya que esta contiene de 5 a 10 veces más vitaminas que su jugo.

¿Descubrimos los usos de la cáscara de limón y sus beneficios?

Beneficios de la cáscara de limón

  • En la cáscara del limón se encuentran sustancias medicinales muy importantes como su aceite esencial, citronela, felandreno, vitamina C, ácido cítrico, ácido málico, ácido fórmico, hesperidina o pectinas, entre otras.
  • Entre sus propiedades se ha encontrado que la cáscara de limón es un potente eliminador de toxinas del cuerpo y, por lo tanto, también tiene un efecto rejuvenecedor.
  • Combate la hinchazón abdominal, reduciendo a su vez los gases intestinales.
  • Ayuda a depurar el hígado gracias a sus efectos desintoxicantes, que estimulan la eliminación de sustancias tóxicas y desechos.
  • Favorece la digestión y previene problemas de estreñimiento.
  • Por sus altos contenidos de vitamina C y otras vitaminas, es un potente fortalecedor del sistema inmunológico que ayuda a prevenir infecciones, gripes, resfriados y problemas respiratorios.
  • Favorece la alcalinidad de la sangre.
  • Ayuda a disminuir los niveles de presión arterial alta.
  • Combate el nerviosismo.
  • Es antiséptica.
  • Elimina el exceso de grasa en la piel, gracias a sus propiedades astringentes.
  • Ayuda a blanquear las manchas en la piel y los dientes.

Usos de la cáscara de limón

Beneficios y usos de la cáscara de limón para la salud

A menudo, la cáscara de limón se utiliza solamente para postres y otras recetas culinarias que requieren ese toque amargo característico. Sin embargo, teniendo claros los múltiples beneficios de la cáscara de limón, podemos empezar a incluirla con más frecuencia en la dieta siguiendo estos tips:

  • Lava muy bien el limón y llévalo al congelador las horas que sean necesarias para que se congele bien. Una vez esté congelado, puedes rallarlo para aprovechar su cáscara, o también puedes optar por licuarlo.
  • Los usos de la cáscara de limón rallada son múltiples, por ejemplo la puedes espolvorear en tus sopas, ensaladas, jugos, fideos, salsas, arroces, sushi, o platos de pescado, entre otros.
  • Cuando quieras disfrutar de una limonada, opta por licuarla con cáscara y todo para aprovechar al 100% los beneficios de limón. El sabor se verá un poco alterado, pero será igualmente delicioso y muy refrescante.
  • Utiliza la ralladura de limón para darle un toque especial a tus cócteles de whisky, vino o vodka.

Té de cáscara de limón

Te-de-limon, usos de la cáscara de limón

El té de cáscara de limón es otra excelente opción para aprovechar todos los beneficios de consumir con frecuencia el limón completo.

Este té es ideal para desintoxicar el organismo, eliminar toxinas y combatir los radicales libres que se acumulan en nuestro cuerpo como consecuencia de la contaminación, los productos químicos, el humo de cigarrillo, o la mala alimentación, entre otros.

Además, es antibacteriano y antimicrobiano, y previene resfriados por su alto contenido de vitamina C.

Ingredientes

  • 1 litro de agua.
  • La cáscara y el zumo de 2 limones.
  • Miel o stevia.

¿Cómo prepararlo?

  • En primer lugar, debes poner a fuego alto el litro de agua junto con la cáscara de los dos limones, y dejar que hiervan durante 15 minutos.
  • Cuando ya haya pasado el tiempo recomendado, se retira del fuego y se le agrega el zumo de los dos limones.
  • Finalmente, lo puedes endulzar con un poco de miel o stevia.

El té de limón se pude tomar frío o caliente después de cada comida, a excepción del desayuno, en cuyo caso es mejor consumirlo antes (en ayunas).

¿Te han sorprendido los múltiples usos de la cáscara de limón?