Los grandes beneficios de los frutos rojos

Los frutos rojos son ricos en antioxidantes, que nos protegen contra el daño de los radicales libres, y tienen propiedades antiinflamatorias. Cuanto más intenso sea su color, más valor nutricional tendrán

Los frutos rojos no solo disponen de un atractivo color, forma y sabor, los frutos rojos se alzan como excelentes aliados para la salud.

Grosellas, moras, fresas, arándanos, cerezas, ciruelas. Pequeños tesoros surtidos de vitaminas, flavonoides, minerales y grandes fitoquímicos con antioxidante. ¿Quieres conocerlos un poco mejor?

Principales propiedades de los frutos rojos

Frutos rojos

  • La mayoría de los expertos reconocen que comer frutas altamente coloreadas como los frutos rojos, pueden mejorar notablemente nuestra salud.
  • Disponen de una gran cantidad de flavonides y antoxidantes.
  • Cuanto más intenso sea el color del fruto, mayor será su valor nutricional. Así pues, cuando veamos un fruto de color rojo intenso, sabremos que posee una alta intensidad de antioxidantes, como las antocianos.
  • Gracias a su alta composición en atioxidantes, los frutos rojos nos ayudan a reducir el colesterol, cuidar de nuestra salud cardiovascular y en especial, luchar contra los radicales libres, elementos aceleran envejecimiento celular y aumentan la predisposición al cáncer.
  • Sus componentes básicos a base de antocianos han demostrado ser muy activos frente enfermedades cardiovasculares, o por ejemplo el Alzheimer o la diabetes.
  • Son muy adecuados para tratar la artritis, y bajar la inflamación.

¿Qué cantidades he de consumir para beneficiarme de los frutos rojos?

frutos rojos

Sabemos que los llamados frutos rojos o frutos del bosque, no son fácilmente accesibles en todas las partes del mundo y en todas las temporadas.

No debemos consumir únicamente frutos rojos en exclusiva para beneficiarnos de sus beneficios.  Lo que se recomienda es llevar una dieta variada y equilibrada.

Lo ideal es consumir un tazón de frutos del bosque al día. Perfecto por ejemplo empezar con una taza de cereales con fresas, cinco o seis grosellas y una ciruela roja. A medio día puedes hacerte una ensalada que incluya media granada, y por la tarde, un jugo natural. Si las incluyes diariamente en tu dieta notarás los efectos de sus propiedades.

Beneficios de los principales frutos rojos

Las fresas

Copa de fresas

Son ricas en vitaminas E, C, B y K betacarotenos, folatos, potasio y fibra. Su toque ligeramente ácido es sin duda una de sus mayores propiedades para luchar frente a infecciones y al ataque de los radicales libres. Combaten la tensión alta y el ácido úrico, y es la fruta que mayor poder antioxidante tiene.

Grosellas Negras

No se encuentran todo el año, y dependiendo del país en que te encuentres, pueden ser más caras de lo habitual. Pero te sorprenderá saber que disponen de mas cantidad de vitamina C que las naranja. Y lo más importante que debemos recordar: beber su jugo mejora la funcionalidad de los vasos sanguíneos y el sistema vascular.

Frambuesas

Frambuesa

¿A quién no le pueden gustar? Ricas en vitamina B, en vitamina C, folatos, fibra y flavonoides, Su principal facultad es su gran aporte en fibra, perfecto por ejemplo para nuestra digestión y para evitar el estreñimiento. Dispone además de calcio, potasio, hierro y magnesio, y además atenúa los cólicos menstruales.

Cerezas

Son muchos los estudios que nos hablan de la facultad de las cerezas para reducir el ácido úrico y reducir el dolor de las articulaciones. Dispone de un gran aporte de betacaroteno, vitamina C, son diuréticas y disponen de un buen aporte de potasio.

Ciruela roja

ciruelas

Si las tomamos secas, serán un gran remedio para curar nuestro estreñimiento. Esta fruta sabrosa que nos encanta tanto en mermelada como de forma natural, dispone de vitamina C, E, y maravillosos antioxidantes.

Moras

Son deliciosas, perfectas para aderezar desayunos e infinidad de nuestros platos. Nos ayudan a reducir el colesterol malo, cuidan de nuestros dientes y encías, son ricas en vitaminas C, vitamina E.

  • Pietta, P. G. (2000). Flavonoids as antioxidants. Journal of Natural Products. https://doi.org/10.1021/np9904509
  • Castañeda-Ovando, A., Pacheco-Hernández, M. de L., Páez-Hernández, M. E., Rodríguez, J. A., & Galán-Vidal, C. A. (2009). Chemical studies of anthocyanins: A review. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2008.09.001
  • Wallace, T. C. (2011). Anthocyanins in Cardiovascular Disease. Advances in Nutrition. https://doi.org/10.3945/an.110.000042