Agua de arroz, beneficios nutricionales y medicinales

El agua de arroz es un producto natural con propiedades nutricionales y medicinales que aporta beneficios para la digestión y la piel, y aporta energía.

En ocasiones, los mejores remedios se encuentran en las cosas más sencillas y cercanas. Por ejemplo, en el agua de arroz en tu cocina.

El agua de arroz es deliciosa, fácil de preparar, y tiene propiedades medicinales.

Lo primero que te sugerimos es que no tires el agua que queda después de cocer arroz. Así, podrás aprovechar las grandes virtudes del agua de arroz.

Método para preparar el agua de arroz

Mucha gente piensa que el agua de arroz es la que queda tras lavar el arroz antes de ponerlo a cocinar.

Pero esto es erróneo. Se puede utilizar, pero no tiene tantos beneficios ni efecto como la verdadera agua de arroz, que se prepara al hervir el arroz en el agua.

Ingredientes:
Media taza de arroz blanco
4 tazas de agua

Preparación:

  1. Hervir en una olla el agua
  2. Al hervir, añadir el arroz
  3. Dejar hervir a fuego lento 20 minutos
  4. Cuando está lista, colar el arroz
  5. Guardar el agua en un recipiente de vidrio.

Si se va a aplicar en la piel, se coloca en el refrigerador y cuando está muy fría, se aplica usando un algodón.

Beneficios del agua de arroz para el cuerpo

 

agua de arroz nutritiva y terapeutica
El arroz tiene propiedades nutricionales y medicinales.

Es una fuente de energía importante. Además, proporciona fibra alimentaria. Sin embargo, la fibra se encuentra en las partes externas del grano, formadas por celulosa.

Es decir que, en realidad, la mejor fuente de fibras alimentarias se encuentran en el arroz integral que conserva esa cascarilla, a diferencia del arroz blanco.

Los principales minerales del arroz son el potasio, el magnesio y el hierro. Y, a diferencia de otros cereales, el arroz no contiene gluten, lo que es importante para las personas celíacas ya que pueden consumirlo sin sufrir problemas digestivos.

Agua de arroz integral

Lee también Las claves sobre el consumo de fiebre alimentaria

Regula la digestión

La leche de arroz tiene un efecto interesante en la digestión.

Si uno come arroz integral, su contenido en fibra facilita el tránsito intestinal.

Sin embargo, si tomas agua de arroz conseguirás el efecto contrario ya que el arroz blanco no tiene la cascarilla externa compuesta por fibra. Pero, contiene una cantidad abundante de almidón.

Además de detener la diarrea, el agua de arroz ayuda a rehidratar el cuerpo. Esto es particularmente interesante en los niños pequeños que suelen sufrir diarreas por infecciones intestinales.

En conclusión, el arroz, según cómo lo consumes controla el funcionamiento intestinal.

Aporta energía

La bebida de arroz es energizante. De ahí que sea habitual tomar esta bebida en épocas en que estamos enfermos y sin apetito.

Solo con beber dos vasos al día se obtienen muy buenos nutrientes, que evitan la deshidratación y eso ayuda a recuperar poco a poco la salud.

Es muy adecuado para niños y personas mayores. Incluso, los médicos lo recomiendan para las mujeres lactantes, ya que estimula la producción de leche.

Lee también Cómo mejorar la dieta para tener más energía

Agua de arroz, un aliado para la piel y el cabello

El arroz es muy rico en almidón. Por eso, al mezcarlo con agua, no solo protege las mucosas internas digestivas, sino que también mejora la piel externa.

Al tener propiedades astringentes y antiinflamatorias, el agua de arroz aplicada sobre la piel ayuda a tratar para diferentes afecciones, entre ellas:

  • Eczema
  • Acné
  • Arrugas
  • Quemaduras solares

Incluso, puedes aplicar el agua de arroz para el tratamiento del cabello. Sus propiedades fortalecen el folículo piloso desde donde nace el pelo.

También, ayuda a eliminar el exceso de grasa causante por seborrea o caspa. En consecuencia, el cabello tiene una textura más lisa, joven y brillante.