Los grandes beneficios de desayunar fruta: ¿Sabes cuál es la mejor?

¿Qué sueles desayunar por las mañanas? ¿Un triste café? ¿Eres quizá de las que sale de casa sin nada en el estómago? Entonces, lo más probable es que a media mañana ya te sientas cansada y sin demasiadas energías para continuar con tu jornada.

Desayunar poco o no desayunar es un hábito incorrecto al que muchas nos vemos obligadas porque no tenemos tiempo. Sin embargo, te aseguramos que una de las mejores opciones para salir de casa bien nutridas es recurrir a la fruta. Te aportarán todas las vitaminas que necesitas y, además, puedes prepararte un desayuno delicioso en pocos minutos.

¿Quieres saber cómo? ¡Te lo enseñamos!

Los grandes beneficios de desayunar fruta por las mañanas

Desayunar fruta por las mañanas no solo es recomendable para nosotras, sino también para los ancianos y los niños. Ahora bien, ya sabemos que ver una manzana solitaria, un plátano o un racimo de uvas resulta en ocasiones algo aburrido para mucha gente. No es atractivo y, por las mañanas, apetece más un tazón de leche con una bollería de chocolate o crema.

Sin embargo, recurrir a este tipo de dulces por las mañanas es un peligro para nuestra salud. ¿La razón? No nos aportan nutrientes, solo calorías. No nos sacian y nos obligan, además, a tener que comer algo media hora después porque sentimos hambre y estamos bajos de energías.

Descubre por qué es tan recomendable elegir siempre una fruta por las mañanas antes que las clásicas galletas o bollerías industriales:

  • Piensa que hemos pasado entre 6 y 8 horas sin consumir nada y que nuestro estómago está vacío. No podemos “llenarlo” con cualquier cosa, y menos con calorías y grasas procedentes de esas tartas o esos bollos que nos apetecen por las mañanas. Nuestro organismo tarda mucho en procesarlas y, lejos de nutrirnos, nos siguen dejando con hambre y sin ningún aporte energético realmente saludable.
  • En cambio, la fruta es rica en un tipo de azúcar que el organismo asimila muy bien y que es muy beneficiosa para el cerebro en esas primeras horas del día. Piensa que este órgano necesita casi el 20% de nuestra energía total, y que la glucosa es ese combustible esencial para realizar muchas de sus funciones básicas. La fruta es, pues, un alimento maravilloso para despejarnos por las mañanas y que, además, nuestro estómago digiere adecuadamente y con más rapidez.
  • La fruta también es rica en agua, fibra, vitaminas y minerales, lo cual nos ayudará a mantenernos hidratadas, a evitar el estreñimiento. Es un complemento más que ideal con el que empezar el día. No obstante, recuerda que la fruta siempre deberemos complementarla con algo de proteína e hidratos de carbono de absorción lenta, como los procedentes de los cereales. De este modo, obtendremos una nutrición saludable, variada y equilibrada.

¿Cuáles son las mejores frutas que puedo incluir en mi desayuno?

desayuno-1

Desayunar fruta es una de las mejores opciones para empezar el día, pero… ¿Cuáles son las más indicadas? Toma nota de cuáles no pueden faltar en tu cocina:

  • Pomelo (toronja).
  • Uva negra.
  • Naranja.
  • Mandarina.
  • Kiwi.
  • Fresa.
  • Plátano.
  • Piña.
  • Sandía.
  • Melón.
  • Melocotón.
  • Pera.
  • Manzana.
  • Ciruela.
  • Frambuesa.
  • Cereza.

Formas saludables y originales de tomar fruta por las mañanas

0417-desayuno-con-avena-y-frutas-xl-668x400x80xX

  • Un tazón de avena con 5 fresas a trocitos y medio kiwi.
  • Un jugo de papaya natural y media manzana en un tazón con 3 nueces.
  • Un yogur griego natural con un melocotón a trocitos. Un jugo de pomelo (toronja).
  • Una ensalada de espinacas con trocitos de piña y nueces. Un jugo de naranja.
  • Jugo de pera natural. Un tazón con trocitos de sandía, melón y 3 almendras molidas por encima.
  • Una naranja pelada y cortada a trocitos con dos cucharadas de miel por encima. Una taza de té verde.
  • Un tazón de avena con dos cucharadas de yogur griego, junto con una ciruela a trocitos. Jugo de manzana natural.
  • Un plátano cortado a laminitas con miel. Un jugo natural de manzana con una cucharada de levadura de cerveza.
  • Una rebanada de pan de centeno con pechuga de pavo y una rodaja de piña. Un jugo natural de pera.
  • Una infusión de agua de fresas, un tazón con melocotón, nueces y unas uvas pasas.
  • Una mandarina, una tortilla con espinacas y jugo de granada.
  • Un poco de jamón serrano a trocitos con una loncha de jamón de york. Un vaso de jugo natural de naranja.

Para concluir, somos conscientes de que muchas veces por las mañanas no tenemos tiempo de detenernos para preparar estos desayunos. No obstante, la mayoría de ellos no requieren que tengas que abrir el fuego o cocinar. Basta con pelar, cortar a trocitos piezas de frutas y usar la licuadora para hacer un jugo.

Si pones un poquito de voluntad, el esfuerzo merece la pena. Desayunar fruta por las mañanas te ayuda a regular tu tránsito intestinal, a sentirte saciada y de mejor humor. Si además le incluyes un poco de proteína, como pueden ser las de un huevo o unas simples lonchas de jamón de york, obtendrás una nutrición completa que te ayudará a mantenerte hasta el mediodía sin tener que picar. ¡Inténtalo!

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar