Los grandes errores de la personas dependientes

Raquel Lemos Rodríguez · 22 mayo, 2020
El problema de las personas dependientes es que necesitan a alguien que las complete. Así, cuando la otra persona se va, se quedan desvalidas. Descubre si eres una de ellas en el siguiente artículo.

Las personas dependientes son incapaces de vivir solas. Es como una adicción que a veces se confunde con amor, pero que realmente se basa en una enorme falta de autoestima.

Esto genera relaciones marcadamente tóxicas, en las que el sujeto cae en una espiral de pánico ante la sola idea de que la pareja rompa con él o desaparezca de pronto. Suelen abandonar a los seres queridos e, incluso, acaban siendo rechazados por ellos.

Profundicemos.

¿Cómo son las personas dependientes?

mujer-con-naturaleza

Por lo general, las personas dependientes no son conscientes de que tienen este problema, ni siquiera cuando comienzan a experimentar ansiedad, desesperación e infelicidad ante la ausencia de cualquier pareja. ¿Cómo salir de este círculo vicioso si no identificas lo que te está pasando?

A continuación, te presentamos algunas características que te ayudarán a determinar si eres una de ellas:

Eres incapaz de poner límites

Mar-autoconocimiento

Los límites son necesarios en casi todos los aspectos de la vida. En las relaciones con sujetos dependientes, estos siempre terminan cediendo ante cosas que no les agradan para no perder a quienes tienen a su lado.

Esta situación puede ser el caldo de cultivo que genere problemas a largo plazo, especialmente si la persona dependiente está saliendo con un maltratador o maltratadora. Esta clase de individuos sabrá aprovecharse de la vulnerabilidad de sus parejas para obtener lo que quieran.

De la misma forma, la víctima será incapaz de expresar su disconformidad o su rechazo hacia ciertos comportamientos, lo que minará aún más su autoestima.

Tu mundo gira en torno a la persona amada

Las personas dependientes son muy diferentes cuando están en pareja. Muchas dejan a sus amistades y familia de lado, porque para ellas solo existe la persona amada y creen que no necesitan a nadie más.

Esto es un grave error. Lo único que conseguirán con ese comportamiento es quedarse solos. La vida no puede girar en torno a una única persona: ambos necesitan ser independientes y mantener su propio espacio. Lo contrario es agobiante y, además, tóxico.

Lee: 5 relaciones que arruinan tu relación de pareja

Tu felicidad no depende de ti

mujer-sobre-un-corazón

Cuando estar feliz o triste empieza a depender de cómo se comporte contigo otra persona, estás en problemas. No es lo mismo que te afecte una discusión de vez en cuando, a que el otro te provoque una montaña rusa constante de incertidumbre y ansiedad

Para evitar este problema, lo mejor es cultivar tu propia esencia. Mantén tus hobbies, sal con tus amigos y sigue visitando a tu familia con asiduidad. Así, no estarás tan centrado en lo que haga o deje de hacer la otra persona.

No soportas la idea de que te abandone

Una persona dependiente jamás dejará a su pareja a menos que sepa, con seguridad, que ya tiene un nuevo sustituto. Vive con un miedo constante a ser abandonada, por eso prioriza las necesidades del otro por encima de las suyas.

La realidad es que, por lo general, estas relaciones fracasan. Si dentro de una pareja no existe una igualdad, es improbable que pueda prosperar en el futuro.

Sabes que no eres feliz, pero no puedes irte

mujer-con-flores

La sola idea de verte sin esa persona te genera un pánico atroz. No hablamos de miedo a perder al ser amado (lo cual es perfectamente normal), sino a algo casi patológico. Una emoción llena de amargura, terror y desasosiego ante la visión de verte sin ningún compañero al lado.

Poco importa si sigues enamorado o no. Lo único que quieres es evitar la soledad a toda costa, porque para ti es un fracaso sin igual. Por eso, es posible que tengas relaciones tóxicas y aún así, seas incapaz de eliminarlas de tu vida.

Te puede interesar: La droga del amor: ¿por qué nos resulta tan adictivo?

¿Cómo puedo dejar de ser una persona dependiente?

Si te sientes identificado con alguna de estas características, lo mejor es que reflexiones al respecto. Es probable que sea necesario cultivar tu autoestima y amor propio, puesto que este comportamiento deriva, en muchas ocasiones, de una falta de afecto por uno mismo.

Por otra parte, si consideras que lo necesitas, puedes acudir a un psicólogo. Con sus pautas, te ayudará a enfocarte en ti mismo y a descubrir qué es lo que quieres. Podrás aprender a ser una persona independiente y segura, que, por fin, elegirá a sus parejas en función de elección y no de necesidad.

  • VV.AA. (2018). Dependencia emocional en las relaciones de pareja como Síndrome de Artemisa: modelo explicativo. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-48082018000300156