Los grandes mitos del trastorno bipolar

Raquel Lemos Rodríguez · 19 febrero, 2019
Muchas personas se dejan llevan por datos inciertos así como por falsos mitos sobre la bipolaridad que no se corresponden con la realidad de las personas que la padecen.

La bipolaridad se distingue por tener cambios de humor muy bruscos y repentinos sin nada aparente que provoque que se manifiesten. Sin embargo, esto no lo define. Hay grandes mitos del trastorno bipolar que es conveniente conocer.

A veces, utilizamos la mención a este problema de una forma poco correcta y sin pensarlo demasiado. Tal vez te suenen expresiones como «tu amigo parece bipolar», «¿por qué te pones así? Pareces bipolar». Sin embargo, esto tan solo nos hace quedar en la superficie de lo que en verdad este trastorno.

Los grandes mitos del trastorno bipolar

Solo afecta al estado de ánimo

Cuando empleamos las frases ya mencionadas estamos haciendo referencia a las emociones, porque pensamos que este trastorno solo les afecta a ellas. No obstante, este es un grave error y uno de los primeros mitos del trastorno bipolar. Veamos en qué más repercute:

  • La persona que lo sufre también padece cambios y alteraciones en su juicio racional, dificultades de concentración y de memoria.
  • Asimismo, también puede tener problemas de apetito sexual y cambios en sus niveles de energía. Esto incentivado puede provocar depresión y una baja autoestima.
Hombre bipolar

No pueden llevar una vida normal

Esto es falso. Las personas que sufren trastorno bipolar pueden llevar una vida normal. ¿Te suena la cantante Demi Lovato? A esta famosa se le diagnosticó la enfermedad. El problema de este trastorno no es una explosión sin motivo en determinados momentos, ni un bajón repentino en otros.

Para las personas que lo padecen la gran dificultad es encontrar el término medio, el equilibrio. Para ellas, la vida transcurre en blanco o negro, nunca en grises. Mentiríamos si no dijésemos que se necesita ayuda. Con el seguimiento y tratamiento adecuados, una persona con trastorno bipolar puede hacer una vida completamente normal.

Descubre: 5 enfermedades mentales y sus características

El trastorno bipolar no son más que cambios de humor normales

Muchas personas creen que el trastorno bipolar puede equiparase a los cambios de humor que alguien puede tener cuando un ser querido fallece, se entristece porque no le ha ido bien un examen u otra situación cotidiana. No obstante, hay una gran diferencia en todo esto. Los cambios de humor en la persona bipolar alteran su día, sus capacidades y son más duraderos.

Por ejemplo, puede que a ti la lluvia te ponga triste. Pero a una persona con este trastorno ver llover puede llevarla a una profunda depresión. Igualmente, quienes lo padecen pueden perder su trabajo porque no logran levantarse de la cama y llegar puntuales por mucho esfuerzo que le pongan. Todo esto debido a que se han levantado tristes o con pocos ánimos.

Mujer con trastorno bipolar

El suicidio no es un gran problema

Cuidado con esta afirmación. Es cierto que las personas que sufren trastorno bipolar no buscan suicidarse, sino controlar sus emociones a través de diversas prácticas autolesivasSin embargo, una gran mayoría de ellas necesita llevar más lejos todo esto con el fin de «intentar» poner fin a esa vorágine emocional que siente con dolor físico.

Solo de esta manera logran distraerse y obtener el control que necesitan. No obstante, a veces se les va de las manos. Por lo tanto, este es otro de los grandes mitos del trastorno bipolar. Debemos tener especial cuidado con este aspecto.

No te olvides: Prevención del suicidio: la importancia de actuar en conjunto

Las personas con trastorno bipolar son débiles

Muchas personas que sufren trastorno bipolar pueden no buscar ayuda debido a este mito que nos hace sentir débiles si no podemos ni somos capaces de controlar nuestras emociones. Sin embargo, tener depresión, ansiedad o cualquier otra enfermedad no nos hace más débiles que los demás.

Es como si pensáramos que por tener más accidentes que otros (caídas, choques, etcétera) tuviéramos menos suerte o fuéramos más patosos que otros. El trastorno bipolar simplemente es una condición que puede tratarse para que la persona que lo sufre logre el equilibrio que necesita.

Debemos eliminar de nuestra mente estos mitos sobre el trastorno bipolar que evitan que profundicemos en él y sepamos lo que realmente es. Creer que alguien que lo padece está loco o puede volver locos a los demás porque no lo entienden no es una actitud madura ante un problema que agota y desgasta a la persona que lo sufre.

  • de Souza, C., Vedana, K. G. G., do Carmo Mercedes, B. P., & Miasso, A. I. (2013). Trastorno bipolar y medicamentos: adhesión, conocimiento de los pacientes y monitorización sérica del carbonato de litio1.
  • López-Jaramillo, Carlos. (2011). Una visión integral de los trastornos bipolares: condición necesaria para la clínica y la investigación. Revista Colombiana de Psiquiatría40(Suppl. 1), 7-9. Retrieved February 18, 2019, from http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&;pid=S0034-74502011000500002&lng=en&tlng=es.
  • Pérez Fernández, L., Leache, A., & Ojer, L.. (2010). Trastorno bipolar infantil: a propósito de un caso. Anales del Sistema Sanitario de Navarra33(1), 103-106. Recuperado en 18 de febrero de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&;pid=S1137-66272010000100012&lng=es&tlng=es.
  • Vargas-Soberanis, Alejandro, Zavaleta-Ramírez, Patricia, Peña Olvera, Francisco de la, Mayer Villa, Pablo, Gutiérrez-Soriano, Joaquín, & Palacios Cruz, Lino. (2011). Manifestaciones clínicas y tratamiento del trastorno bipolar en niños y adolescentes, una actualización basada en la evidencia. Salud mental34(5), 409-414. Recuperado en 18 de febrero de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&;pid=S0185-33252011000500003&lng=es&tlng=es.