Los increíbles beneficios de un paseo diario de 20 minutos - Mejor con Salud

Los increíbles beneficios de un paseo diario de 20 minutos

Aunque no lo creas, un paseo de 20 minutos puede favorecer tu salud cardiovascular y mejorar funciones tan básicas como la atención, la memoria y el procesamiento de la información
Mujer dando un paseo diario

Ya conocemos los beneficios de hacer un poco de deporte al día, de ejercitar nuestro cuerpo con alguna actividad mediante la cual mejorar nuestra salud y cuidar de nuestro peso, aunque solo se trate de un paseo. No obstante, no siempre tenemos tiempo debido al trabajo y las obligaciones diarias.

Ahora bien, ¿y si te dijéramos que con solo un paseo de 20 minutos al día obtenemos un sinfín de beneficios? En efecto, incluir en nuestra rutina una pequeña caminata te proporcionará una auténtica calidad de vida, así que merece la pena ponerlo en práctica. Te explicamos por qué.

Los beneficios de un paseo de tan solo 20 minutos

andar-adelgazar4

Ideal por la mañana o por la tarde, en esas horas en que el sol no es muy intenso y se hace más agradable salir a la calle. Un paseo diario de 20 minutos es algo muy fácil de poner en práctica y merece la pena hacerlo, ya sea solo o en compañía de quien tú quieras.

Quizá te sorprenda. ¿De verdad podemos cuidar tan efectivamente de nuestra salud saliendo a andar durante menos de media hora? En 2013 la Universidad de Illinois realizó un estudio con interesantes conclusiones sobre los beneficios de caminar. Se publicó en la revista Neurosciencie y estos son algunos de los datos más destacados:

1. Mejoras cognitivas

leer 3

Realizar un paseo diario de 20 minutos mejora nuestras funciones cognitivas. El cerebro se oxigena y se relaja, obtiene nuevos estímulos, recibe mayor aporte sanguíneo y se favorece la sintetización de endorfinas (las hormonas del bienestar).

Si somos constantes y lo hacemos cada día, funciones tan básicas como la atención, la memoria y el procesamiento de la información mejorarán notablemente.

Debemos tener en cuenta que, en ocasiones, caemos en una estricta rutina en la cual la monotonía afecta a nuestro rendimiento y motivación. Algo tan sencillo como salir a andar nos pone en contacto con la naturaleza o con la ciudad, así activamos nuestro corazón y nuestro cerebro. Pocas cosas hay tan gratificantes.

2. Un buen tratamiento para la depresión

Los episodios de tristeza deben servirnos para aprender, tomar nuevos rumbos y salir fortalecidos.

Las personas que atraviesan periodos de decaimiento o depresión, suelen preferir escenarios con baja estimulación: poca luz, escaso sonido y contacto social… Algo tan sencillo como salir a andar supone un acto de mejora y de contacto con el mundo.

Andar, respirar profundamente y poner en marcha nuestro corazón a un ritmo acompasado supone un acto relajante para el cerebro. Precisamente, es en este estado de bienestar cuando nuestros pensamientos empiezan a relativizarse. Vemos las cosas de otra manera, desde otro prisma menos negativo y donde los problemas ya no parecen ser tan graves como antes.

Si adquirimos la saludable costumbre de dar un paseo diario de 20 minutos, no solo estaremos cuidando de nuestra salud, al caminar estaremos llenándonos de emociones positivas capaces de hacer frente a una depresión.

¿Quieres saber más? Lee: 4 beneficios psicológicos de caminar

3. Un modo sencillo de cuidar tu corazón

corazon-mujer1

Un paseo diario de 20 minutos es el aliado perfecto para cuidar de tu salud cardiovascular. Caminar aumenta la fuerza de nuestro corazón y su capacidad para bombear sangre. Las arterias se vuelven más elásticas y pueden dilatarse mejor para hacer circular la sangre que, así, llega con más facilidad a cualquier zona de nuestro cuerpo.

¿Sabías que con este sencillo paseo diario combatimos la hipertensión arterial? Así es, y no importa la edad que tengas: cuanto antes lo pongas en práctica, antes podrás prevenir muchas de esas enfermedades que, en ocasiones, nos vienen por antecedentes familiares.

Y no solo eso, también previene la aparición de diabetes, ya que mejora nuestro metabolismo y el nivel de azúcar en sangre.

4. Más beneficios que no conocías

Caminar-es-bienestar

¿Sabías que un paseo diario de 20 minutos fortalece nuestro sistema óseo? No hace falta que hagamos grandes esfuerzos ni que nos agotemos. Algo tan sencillo como salir a andar cada día puede prevenir la osteoporosis.

Andar favorece también nuestro tránsito intestinal evitando el clásico estreñimiento. Logramos depurar mejor nuestro organismo y optimizamos nuestras funciones digestivas.

Andar regularmente fortalece nuestras piernas. Las mujeres somos precisamente quienes más sufrimos de problemas de circulación, de varices, de desgaste de rodilla… Y un paseo cada día mejorará y endurecerá los músculos y huesos de tus piernas, previniendo muchos de estos problemas.

Te puede interesar: 5 ejercicios que ayudan a aliviar el dolor de rodilla

Nunca es tarde para empezar, te lo aseguramos. No importa si no estás acostumbrada a hacer nada de ejercicio: un simple paseo diario siempre es fácil de cumplir. Basta solo con encontrar ese instante, 20 minutos en los que desconectar de todo y relajarte.

Ponte un buen calzado que mantenga sujetos tus pies, vístete con ropa cómoda y llévate una botellita de agua para hidratarte. Debes empezar siempre a un ritmo pausado, para después acelerar un poco, pero sin llegar a correr. Se trata simplemente de andar a paso ligero durante 15 minutos, para finalizar con otros 5 de un modo más relajado.

Lo ideal sería hacer unos 2 kilómetros diarios. Si poco a poco adquieres este hábito estarás cuidando de tu salud de una forma tan gratificante como sencilla. ¿Empezamos hoy mismo?