Los interesantes beneficios de la naranja amarga: ¡Descúbrelo!

La ingesta regular de naranja amarga nos puede ayudar a quemar grasas gracias a sus alcaloides. No obstante, debido a sus propiedades estimulantes no debemos excedernos en su consumo

La naranja amarga o agria es, en realidad, un híbrido entre dos tipos de naranjos. A pesar de que existen numerosas variedades, es muy conocida por su perfume, su sabor intenso y sus cualidades medicinales.

Suele utilizarse mucho en la industria de los perfumes y hasta es posible que en alguna ocasión hayas probado sus aceites esenciales.

Ahora bien, si hay un aspecto por el cual es conocida la naranja amarga es por su acción para regular el apetito y ayudarnos a perder peso.

Te ofrecemos toda la información en el siguiente artículo.

¿Es verdad que la naranja amarga me puede ayudar a bajar de peso?

¿Has probado ya las naranjas amargas o agrias? Suelen incluirse en muchos guisos a modo de salsa. También se utilizan para hacer sabrosas mermeladas.

Cabe la posibilidad de adquirir en farmacias o en centros de dietética cápsulas elaboradas a partir de naranja amarga.

Ahora bien, empezaremos indicándote que deberás contar siempre con la supervisión de tu médico si quieres consumirlas de esta forma. Tomadas en exceso pueden provocarnos hipertensión o un ritmo cardíaco elevado.

Ello se debe a la sinefrina presente en la naranja amarga. Este componente además de ayudarnos a perder peso, también puede ocasionarnos problemas de salud si no la tomamos de forma adecuada.

Descubre también: Los mejores alimentos para bajar de peso

Por nuestra parte, te recomendamos las infusiones con su corteza o incluso su mermelada. Métodos naturales con los que, por ejemplo, conseguirás un desayuno saludable y saciante, sin necesidad de picar entre horas.

No obstante, conozcamos mejor sus beneficios.

La naranja amarga estimula el metabolismo

En nuestro espacio te hablamos muy a menudo de los beneficios de mantener un metabolismo siempre activo para poder quemar energías y no almacenar grasas.

Ahora bien, está claro que cada persona tiene un metabolismo. Además, en ocasiones, cuando llegamos a cierta edad nos es más complicado mantenernos en nuestro peso.

De ahí la importancia de elegir adecuados alimentos que puedan servirnos de activadores, de estimuladores termogénicos. A mayor temperatura en el cuerpo, mayor posibilidad de quemar el tejido adiposo subcutáneo.

Así, consumir de forma puntual pero regular naranja amarga nos puede ayudar a conseguir un metabolismo más activo.

La naranja amarga es rica en alcaloides adelgazantes

mujer en báscula

Tal y como te hemos indicado al inicio, la naranja amarga es conocida sobre todo por sus virtudes adelgazantes. Ello se explica por la gran cantidad de alcaloides que contiene esta fruta de sabor entre agrio y amargo.

Uno de sus alcaloides es la sinefrina antes citada. Esta es un estimulante natural y un compuesto con efectos lipolíticos, es decir, tiene la capacidad de quemar grasas.

Lee también: Grandes beneficios de la corteza de naranja

Aspectos que debemos tener en cuenta sobre la naranja amarga

Hay mucha gente que suele comprar las cápsulas a base de naranja amarga sin supervisión o control médico. No es lo adecuado:

  • Ten en cuenta que es un estimulante. Es cierto que puede ayudarnos a adelgazar y a acelerar el metabolismo. Sin embargo, no deja de ser un elemento capaz de incrementar nuestra presión arterial y ponernos en riesgo de sufrir un infarto si la consumimos en exceso.
  • Siempre será más adecuado consumir la fruta natural con medida y equilibrio. Además, debemos buscar siempre esas naranjas de cultivo ecológico, de modo que nos aseguremos que no han sido tratadas con pesticidas.

Ejemplos de cómo consumir naranja amarga

mermelada de naranja

El consumo de naranja amarga o agria nos puede ser muy útil como complemento a la hora de perder peso. No obstante, debes tener en cuenta estos aspectos básicos:

  • No se trata de consumir naranja amarga a lo largo de todo el día. Las dietas restrictivas nunca son saludables.
  • Nos será muy útil por las mañanas, ya que actuará como alimento saciante y activador del metabolismo.
  • Seguiremos una dieta variada, baja en grasas y rica en fibra y vegetales frescos.
  • Pruébala durante una semana. Si sientes que te produce acidez o taquicardias, deja de consumirla.
  • Intenta no combinar en tu desayuno cada día la naranja amarga con el café. Juntos pueden actuar como poderosos activadores y corremos el riesgo de que nos suba la tensión.

A continuación, te ofrecemos unos sencillos ejemplos de cómo consumirla por las mañanas.

Infusión de corteza de naranja amarga

Ingredientes

  • La corteza de una naranja bien limpia
  • 1 cucharadita de canela (3 g) o una ramita
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • Una cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Haremos una infusión con la piel de la naranja amarga, la canela y la miel. Para ello, permite que llegue a ebullición varias veces y que esté unos 20 minutos al fuego.
  • Pasado ese tiempo, deja que repose 5 minutos y luego cuela todo el contenido para quedarte solo con la infusión.
  • Bebe poco a poco en tu desayuno. Puede ser ideal si la tomas durante 10 días seguidos.

Otros ejemplos de cómo tomar naranja amarga en tu desayuno

  • Puedes tomar una tostada de pan de centeno untada con un poco de naranja amarga. También puedes acompañarla con té blanco y 3 nueces. Ambos contienen importantes antioxidantes que pueden ayudarnos a proteger nuestro organismo.
  • Puedes desayunar un tazón de avena, un té mu y una tostada de pan de trigo sarraceno con un poco de naranja amarga y un poco de queso blanco bajo en grasas. Así empezarás el día cargado de nutrientes.