¿Por qué los japoneses viven más?

Yamila Papa 23 diciembre, 2017
¿Cómo hacen los japoneses para ser más longevos? En este artículo te revelamos de qué manera podemos seguir sus enseñanzas para que nuestra vida sea más saludable.

Ya casi no nos asombra leer o ver en las noticias que un asiático ha superado otro récord de edad y su tarta de cumpleaños tiene más de 100 velas… pero si nos interesa saber ¿cómo hacen?; en este artículo te revelamos por qué los japoneses viven más y de qué manera podemos seguir sus enseñanzas para que nuestra vida sea más longeva y saludable.

Los japoneses viven más por su estilo de vida

En tierras niponas (más precisamente en la Isla de Okinawa) viven las mujeres más longevas del mundo. Allí la tasa de obesidad es la octava parte que en los países industrializados -como Estados Unidos- y las enfermedades cardiovasculares son una rareza.

La esperanza de vida de los japoneses es de 92 años, pero muchos la superan con creces. Y lo que es mejor de todo gozando una buena salud. Si bien uno de los motivos de este récord es la genética lo cierto es que los hábitos cotidianos se llevan una buena parte de los “créditos”.

Si no hemos sido bendecidos por unos genes asiáticos de hierro no tenemos de qué preocuparnos, ya que cabe la posibilidad de llevar una forma de vida similar y disfrutar de sus beneficios.

Ver también: 9 trucos para vivir más años y mejor

Por qué los japoneses viven más

¿Sabías que en promedio los nipones van al médico una vez al mes? Esto no quiere decir que sean hipocondríacos ni que les encanten los exámenes clínicos, sino que se preocupan mucho por su salud y que confían en los tratamientos preventivos. Este es solo uno de los hábitos de los japoneses para vivir más. Los demás son:

1. Llevar una dieta “casi” vegetariana

Llevar una dieta

Las personas mayores que viven en los pueblos de Japón (no tanto así en las ciudades) basan su dieta en las frutas, las verduras y los cereales. Ocasionalmente, añaden algo de pescado y la carne roja solo se reserva para ocasiones especiales. El almuerzo típico es alto en nutrientes y bajo en calorías: vegetales salteados con tofu, patatas dulces y salsa de soja.

Por otra parte, no consumen tantos productos lácteos como estamos acostumbrados en el mundo occidental; añaden arroz integral a muchos de sus platillos (son una gran fuente de proteínas) y las algas marinas le dan sabor a sus comidas.

En cuánto a las bebidas, el té verde forma parte de su día a día. Los japoneses beben varias tazas de esta infusión entre la mañana y la noche (lo mismo que en otros países sucede con el café). Este té es rico en antioxidantes y bueno para el sistema digestivo.

2. Caminar

También suelen andar mucho en bicicleta tanto en las ciudades como en los pueblos. En Japón los coches son considerados objetos de lujo y hasta una pérdida de tiempo debido a la gran cantidad de habitantes. En los medios de transporte, como el metro o el tren, se pueden ver a muchos pasajeros con sus bicicletas.

Además, cuando deben hacer trámites, ir al médico o a la escuela optan por caminar en vez de usar el vehículo propio. Son muchos los beneficios de este hábito, sobre todo, en relación a la salud cardiovascular. Caminar evita infartos y mejora además el sistema respiratorio

Lee también: El arte de vivir en pareja

3. Disfrutan al aire libre

energia

No importa de cuánto espacio o tiempo dispongan al cumplir con sus obligaciones… siempre se ven japoneses cuidando de sus plantas y flores. Los jardines pueden ser pequeños, pero están muy cuidados. Incluso, están los que plantan especies aromáticas o pequeñas hortalizas en su balcón.

Por otro lado, es normal que los días agradables de primavera (cuando los cerezos están en flor) o de verano, los japoneses practiquen ejercicio en los tantos parques públicos de las ciudades. Les gusta mucho pasar horas al aire libre, quizás, porque sus casas son de pequeñas dimensiones o porque pueden aprovechar los rayos del sol. Justamente esto último es bueno para absorber vitamina D y asimilar el calcio.

Por lo tanto, es fácil comprender que los nipones son personas muy activas, incluso, después de retirarse. Pueden hacer muchas actividades y la edad no es un impedimento para disfrutarlas o llevarlas a cabo.

4. Pasan mucho tiempo en familia

Entre los hábitos para vivir más, también debemos nombrar aquellos que tienen beneficios para el espíritu, el alma o el sistema nervioso. La familia es lo más importante para ellos y cuando una persona es mayor el hijo más grande se encarga de su cuidado.

Los abuelos pasan varias horas al día con sus nietos, ya que los ancianos son considerados una gran fuente de conocimientos y experiencia. Sin dudas, es una motivación muy grande que puedan sentirse útiles, ya sea haciendo cosas de la casa o enseñando algo a los pequeños.

5. No viven tan acelerados

Ama la tranquilidad

Por supuesto que en las grandes ciudades de Japón esto no siempre se aplica. Los que viven y trabajan en las metrópolis siguen un ritmo más acelerado. Sin embargo, también se toman su tiempo para la meditación o la práctica de técnicas relajantes tales como el Tai Chi.

Es normal ver a la gente en las plazas haciendo esa especie de “baile” rítmico y tranquilo que los devuelve al contacto con sus raíces y les permite olvidarse del estrés.

Estas son algunas de las razones por las cuales los japoneses viven más y podríamos llevar a cabo sin importar dónde vivamos.

Te puede gustar