Los mangos alcalinizan el cuerpo, mejoran la función cerebral y la digestión

El mango es una fruta deliciosa, apetecible, que se puede tomar de mil maneras diferentes y que, además, aporta infinidad de beneficios al organismo

Los mangos son conocidos en todo el mundo por su delicioso sabor y versatilidad a la hora de preparar diversos platos.

Muchas personas los llaman “los reyes de las frutas”, no solo porque se pueden disfrutar en cualquier momento, sino porque están cargados de nutrientes muy beneficiosos para la salud.

Se estima que en todo el mundo hay alrededor de 1.000 variedades, aunque la mayoría tienen propiedades, formas y sabores similares.

Esos beneficios que aportan al cuerpo provienen de su alto índice de compuestos bioactivos y fibra; además de vitaminas A, C y E y minerales como potasio, magnesio, cobre, calcio y fósforo.

Existen muchas otras razones por las que todos deberían empezar a comer mangos con más frecuencia. A continuación vamos a revelar esas virtudes para que no quede ni una duda de lo buenos que son para el cuerpo.

Regulan la digestión y son un laxante natural

Cuidado con los laxantes

Por su aporte de fibra y enzimas digestivas, los mangos están incluidos en el amplio catálogo de laxantes naturales.

De hecho, en su forma seca, esta fruta puede ayudar a regular los procesos digestivos para facilitar la eliminación de los desechos que tienen dificultades para ser evacuados. Esto se debe a la actividad de sus enzimas, cuya acción apoya el procesamiento de los alimentos para absorber de forma adecuada los nutrientes y empujar los residuos a través del tracto digestivo.

Por ser natural, no produce ese dolor y malestar que causan los laxantes comerciales, y lo mejor es que no genera efectos secundarios.

Lee también: El café, un laxante perfecto para las mañanas

Son alcalinizantes

Por el dulce que contienen, algunos podrían pensar que es contradictorio afirmar que esta fruta es alcalinizante, pero lo cierto es que son muy buenos reguladores del pH. Esto se basa en su capacidad para calmar los problemas del aparato digestivo, incluyendo el alivio del estreñimiento y del síndrome de colon irritable.

El ambiente alcalino que crean al llegar al estómago tiene la capacidad de reducir el exceso de ácido estomacal y la indigestión ácida. Algo que también puede deberse a su acción antiinflamatoria, que influye en el tratamiento de condiciones cutáneas asociadas con el exceso de acidez.

Mejoran la función cerebral

conexion neuronas

Los mangos contienen un aminoácido llamado glutamina que desempeña un papel relevante sobre las células de división rápida, como las del sistema inmunológico y las de los intestinos.

Este nutriente no solo es bueno para mejorar el estado de ánimo, sino que también influye de forma positiva en la función cerebral. Se cree que puede mejorar la memoria e incluso participar en la desintoxicación del cerebro.

Esto se debe a que una parte de la glutamina es convertida en ácido glutámico, que es transportado hacia el cerebro. Al llegar a este órgano, el ácido glutámico se une al amoníaco y ayuda a prevenir su acumulación para evitar el deterioro de la función cerebral.

La glutamina también actúa como un “combustible” para el cerebro, ya que impulsa la memoria, la función cognitiva y cualquier actividad cerebral.

Ricos en antioxidantes

Su alto contenido de antioxidantes es una de las razones por las que se consideran tan beneficiosos. Algunos de los más destacados son:

  • La quercetina.
  • Vitamina C
  • Vitamina E
  • Betacaroteno
  •  Astragalin

La absorción de todos hace una mezcla saludable que inhibe la acción de los radicales libres en el cuerpo, evitando el daño oxidativo y enfermedades crónicas.

Ayudan a regular la presión arterial

Reducir-la-presión-arterial

Por su aporte significativo de potasio, los mangos también pueden mejorar la función y eficiencia de los músculos y el ritmo cardíaco. Este mineral es esencial para una adecuada presión sanguínea, por lo que ingerir esta fruta puede ayudar a mantenerla bajo control.

Además, también aportan magnesio, otro mineral que contribuye a la salud del corazón y de los músculos.

Visita este artículo: Tips para evitar que la presión baje cuando hace calor

Buenos para la salud visual

La salud visual también se beneficia del consumo de esta fruta. Su alto aporte de vitamina A hace que tenga un impacto positivo en la visión. Esta vitamina es esencial para mantener la buena vista y prevenir afecciones oculares como la ceguera nocturna, cataratas o degeneración macular, entre otras.

Además, los flavonoides que contiene en buenas cantidades también son primordiales para una visión saludable.

Se estima que una taza de mangos maduros en rodajas aporta hasta un 25% de las necesidades diarias de vitamina A.

¿Incluyes mangos con frecuencia en tu dieta? Como acabas de descubrir, se trata de una fruta con beneficios sorprendentes para tu salud. Disfrútalos solos o incluyéndolos en postres, pasteles, batidos o las recetas que prefieras.