Los mangos mejoran la función cerebral y la digestión

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 27 diciembre, 2018
El mango es una fruta deliciosa, apetecible, que se puede tomar de mil maneras diferentes y que, además, aporta infinidad de beneficios al organismo.

Los mangos son una de las frutas más ricas que existen. De hecho, aportan una gran cantidad de antioxidantes, tales como: la isoquercitrina, la quercetina fisetina, la astragalina, el galato de metilo y gálico. Además, cuentan con un alto contenido de fibra, betacarotenos y vitaminas A, C, E y K.

En conjunto, todos estos compuestos esenciales combaten activamente la acción de los radicales libres y, por ende, ayudan a prevenir el daño oxidativo en las células, así como enfermedades crónicas.

Se estima que, en todo el mundo, existen alrededor de 1000 variedadesAunque la mayoría tienen propiedades, formas y sabores similares.

Esta fruta es muy popular no solo por su buen sabor, sino porque puede adaptarse fácilmente a diversas preparaciones: desde bebidas hasta postres. De allí que muchos consideren que el mango es ”El rey de las frutas”.

Beneficios del consumo de mangos

Cuando se come esta fruta de forma regular, se obtienen varios beneficios para el organismo. A continuación, te comentamos cuáles son para que no dudes en aprovecharlos.

1. Regulan la digestión y son un laxante natural

Cuidado con los laxantes

El consumo de mangos pueden ayudar a regular los procesos digestivos y facilitar la eliminación de los desechos. Esto se debe a la actividad de sus enzimas, cuya acción apoya el procesamiento de los alimentos para absorber de forma adecuada los nutrientes y empujar los residuos a través del tracto digestivo.

Por ello, esta fruta está incluida en los primeros puestos del amplio catálogo de laxantes naturales. Y, a diferencia de los comerciales, no produce efectos secundarios.

2. Mejoran la función cerebral

conexion neuronas

Los mangos contienen un aminoácido llamado glutamina, que desempeña un papel relevante sobre las células de división rápida, como las del sistema inmunitario y los intestinos.

Este nutriente no solo es bueno para mejorar el estado de ánimo, sino que también influye de forma positiva en todas las funciones cerebrales, incluyendo la memoria. Pero, ¿cómo es posible tal cosa?

Cuando la glutamina se convierte en ácido glutámico es transportado hacia el cerebro, se considera que esta sustancia favorece la desintoxicación del cerebro y evita el deterioro de la función cerebral. Por ende, la glutamina también actúa como un “combustible” para el cerebro.

Te interesa saber: Por qué son importantes los antioxidantes

3. Ayudan a regular la presión arterial

Reducir-la-presión-arterial

Por su aporte significativo de potasio, los mangos también pueden mejorar la función y eficiencia de los músculos y el ritmo cardíaco. Este mineral es esencial para una adecuada presión sanguínea, por lo que ingerir esta fruta puede ayudar a mantenerla bajo control.

Además, también aportan magnesio, otro mineral que contribuye a la buena salud del corazón y de los músculos, en general.

Descubre la receta de: Lasaña de mango y brandada de bacalao

4. Buenos para la salud visual

La salud visual también se beneficia del consumo de esta fruta. Su alto aporte de vitamina A hace que tenga un impacto positivo en la visión. Esta vitamina es esencial para mantener la buena vista y prevenir afecciones oculares como la ceguera nocturna, cataratas o degeneración macular, entre otras.

Además, los flavonoides que contiene en buenas cantidades también son primordiales para una visión saludable.

Se estima que una taza de mangos maduros en rodajas aporta hasta un 25% de las necesidades diarias de vitamina A.

¿Incluyes mangos con frecuencia en tu dieta? Como acabas de descubrir, se trata de una fruta con beneficios sorprendentes para tu salud. Disfrútalos solos o incluyéndolos en postres, pasteles, batidos o las recetas que prefieras.

Recuerda

Como hemos podido ver, el mango es una de las frutas que más nos conviene aprovechar a menudo. Tanto su peladura como su carne son ricos en nutrientes esenciales y, según la forma de preparación, podremos aprovechar unos u otros en mayor o menor medida.

  • Medrano, A. y col. (2014). Mango: agroindustrial aspects, nutritional/functional value and health effects. [En línea]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25561099
  • Maldonado-Astudillo y col. (2016). Propiedades físicas, químicas y antioxidantes de variedades de variedades de mango crecidas en la costa de guerrero. Rev. Fitotec. Mex. Vol. 39 (3): 207 - 214. [En línea]. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/pdf/rfm/v39n3/0187-7380-rfm-39-03-00207.pdf