Beneficios de los frutos rojos y azules

Valeria Sabater 15 octubre, 2013
¿Sabías que el color de los frutos rojos nos indica que son ricos en antioxidantes? Además de ayudarnos a reducir el colesterol refuerzan nuestro sistema inmunológico

Los frutos rojos y azules tienen un aspecto excitante, no podemos negarlo, su colores han llenado infinitas novelas románticas e inclusive poemas dónde jugar con la metáfora de su atractivo color: el rojo… Ese rojo carnoso de las fresas maduras, de las pequeñas frambuesas o de esas granadas trufadas por pequeños y dulces diamantes carmesí; tampoco podemos olvidar la belleza de esas uvas tintadas de azul que salpican más de una obra pictórica.

Los frutos rojos y azules no sólo son tremendamente llamativas a la vista y al paladar, además de ello disponen de innumerables beneficios nutricionales que las convierten en un alimento indispensable en la dieta diaria de toda la familia. ¿Qué tal si repasamos sus propiedades? ¡Vamos allá!

Múltiples vitaminas y pocas calorías

Con las frutas rojas y azules se pueden preparar deliciosos batidos que además ayudan a mejorar nuestra salud.
Con los frutos rojos y azules se pueden preparar deliciosos batidos que además ayudan a mejorar nuestra salud.

La importancia de los frutos rojos en la dieta se ha comprobado científicamente: no sólo nos aportan antioxidantes, sino que además disponen de un alto contenido en nutrientes donde las calorías están muy bien equilibradas. Pongamos un ejemplo:
Un bol de arándanos nos aporta una gran cantidad de vitamina C, minerales y fitonutrientes, con aproximadamente 83 calorías. Con la misma cantidad de grosellas encontramos tan solo 44 calorías, y, con un bol de frambuesas, además de vitamina C y potasio, dispondremos de unas adecuadas 64 calorías.

Así pues, el aporte de nutrientes y calorías está perfectamente compensado.

La importancia del color

Sin lugar a dudas lo particular de estas frutas está en su color: cuando sus pigmentos son más intensos y más atractivos a la vista, vienen a indicarnos una mayor presencia de antioxidantes como los antocianos. Otro dato interesante es ese tono carmesí de las fresas, cerezas y frambuesas, resultado de un conjunto de componentes que van a proteger nuestros vasos sanguíneos y nuestro sistema inmunológico, reduciendo la inflamación y previniéndonos ante alergias u otras enfermedades relacionadas con la edad. Señalar además que los antocianos son excelentes para disminuir el colesterol, así que no cabe más que admitir que, en ocasiones, la belleza de una fruta también encierra en su interior el secreto indispensable de la salud.

Beneficios según la fruta y el color

foto15
Fresas, moras, arándanos y frambuesas, unos frutos cargadas de beneficios.

Frutos azules

  • Arándanos: Se ha demostrado que su consumo mejora las úlceras al estimular la secreción de mucus protector en el estómago. En el laboratorio también se ha comprobado que sus extractos ayudan a regular las enzimas que defienden el estrés oxidativo en los ojos, la degeneración macular o la vista cansada.
  • Grosellas negras: Lo creamos o no contienen más cantidad de vitamina C que las naranjas, además de ello, reduce la sensibilidad a la LDL lo cual las convierte en importantes cardio-protectoras.
  • Moras: Disponen de una importante acción antibacteriana, protegen el hígado del daño de los radicales libres y reducen la inflamación. Presentan además un alto contenido en taninos, lo cual ayuda a reducir le inflamación intestinal, a mejorar las hemorroides y disminuir los efectos de la diarrea.

Frutos rojos

  • Grosellas rojas: Estas frutas ácidas son famosas por  prevenir las infecciones del tracto urinario, previniendo de las infecciones de la bacteria de Escherichia coli al adherirse en la membrana de la vejiga urinaria, facilitando así la eliminación de las bacterias del cuerpo. Además de ello actúan también como prebióticos, ayudando a que las bacterias beneficiosas crezcan en el sistema digestivo mejorando la digestión.
  • Granada: Conocida como la fruta sana del corazón, se viene demostrando ya desde hace años que su zumo reduce la presencia de placas en las arterias de los humanos, reduciendo así la presión arterial. También existen estudios que nos indican que su consumo, ayuda a mejorar la estructura interna de la epidermis, estimulando la formación de colágeno en la piel a la vez la estructura.

Como podemos ver los beneficios de todas estas magníficas y atractivas frutas son inmejorables, así que ¿Qué tal si las incluimos en nuestra dieta?

Te puede gustar