Los mejores 5 remedios para las manchas hepáticas

Las manchas hepáticas suelen aparecer fruto del paso del tiempo en zonas como las manos o el rostro y, aunque no suelen suponer un problema grave, se puede mitigar su apariencia

Las manchas hepáticas son esas pequeñas marcas que pueden salir en la piel por la excesiva exposición al sol y por la edad. En este artículo te enseñaremos cinco remedios caseros para eliminarlas de tu piel.

¿Por qué surgen las manchas hepáticas?

Estas pequeñas manchas, también conocidas como lentigo solar, son una respuesta natural de la melanina ante el envejecimiento de la piel. Normalmente, aparecen después de los 40 años en zonas como los brazos, manos, piernas, rostro y algunas otras.

Si mantienen un tamaño reducido y no se expanden, las manchas hepáticas no serán un problema grave. El tratamiento de las mismas puede ser llevado a través de productos químicos como cremas aclaradoras o con remedios caseros. A continuación te traemos cinco de ellos:

1. Cúrcuma

La cúrcuma es uno de esos remedios blanqueadores que ayuda a emparejar el tono de la piel. En el caso de las manchas hepáticas, es un ingrediente sumamente útil que ayuda a tener la piel siempre tersa y de un mismo color.

Ingredientes

  • 1 cucharada de polvo de cúrcuma (10 g)
  • ½ taza de leche (125 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla ambos ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea y sin grumos.
  • Unta la pasta en todas las zonas que consideres necesario.
  • Se recomienda aplicarlo en la noche, para dejar actuar durante la misma, y evitar la exposición al sol.

2. Cebolla

Aunque es uno de los alimentos fundamentales para dar sabor a cualquier receta, también funciona para aclarar la piel. Esto se debe a la gran cantidad de vitamina C que contiene en su interior. Esta la convierte en un potente aclarador natural para cualquier tipo de piel.

Ingredientes

  • ½ cebolla

¿Qué debes hacer?

  • Una vez que hayas cortado la cebolla por la mitad, aplica y frota circularmente por las zonas afectadas por la pigmentación excesiva.
  • Deja actuar y no laves.
  • Se recomienda usarlo dos veces al día, en la mañana y en la noche.

3. Aloe vera

Todos conocemos las propiedades increíbles de esta planta, que es útil para cualquier problema en la piel. Gracias a sus componentes, ayuda a aclarar el tono marrón que pueden provocar las manchas hepáticas.

Crema de aloe vera.

Ingredientes

  • 1 penca de sábila

¿Qué debes hacer?

  • Extraer con mucho cuidado la pulpa de la sábila.
  • Lavar con abundante agua, para eliminar el yodo sobrante y poder trabajar con la parte más pura del aloe vera.
  • Licuar hasta obtener una pasta grumosa y aplicar en las zonas que necesiten ser aclaradas.
  • Dejar actuar por una hora y lavar la zona con abundante agua.
  • Repetir dos veces al día, en la mañana y en la noche.

Una variación de este remedio, pero que debe planificarse un poco más, es aplicar una capa de aloe vera en todas las zonas necesarias, pero dejar actuar durante ocho horas. Debido a la duración de la mascarilla, se recomienda hacerlo un fin de semana en donde no se salga de casa.

4. Pepino

Las propiedades del pepino también son consideradas como blanqueadoras y purificadoras. Su uso se recomienda preferiblemente en las noches, para que se deje actuar la mascarilla sobre la piel y así obtener mejores resultados.

Ingredientes

  • ½ pepino

¿Qué debes hacer?

Tenemos dos opciones:

  • Para la primera basta con frotar la piel directamente con el pepino. Se recomienda para manos y rostro.
  • En tal caso dejaremos actuar durante 40 minutos y lavaremos con agua tibia.

Para la segunda opción deberemos seguir estos pasos:

  • Moler o licuar medio pepino hasta obtener una pasta homogénea y espesa.
  • Aplicar directamente sobre cualquier zona que tenga manchas hepáticas.
  • Dejar actuar por veinte minutos.
  • Retirar la pasta con abundante agua fría.

5. Limón y vinagre de manzana

Este remedio tiene una gran potencia para eliminar rápidamente las manchas provocadas por la edad. La combinación del jugo de limón con el vinagre de manzana realmente hace una diferencia significativa en poco tiempo.

Ingredientes

  • El jugo de 1 limón
  • 1 cucharada de vinagre de manzana (15 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Luego de que se haya exprimido el limón y obtenido su jugo, se mezcla con la cucharada de vinagre de manzana y se aplica en la zona con manchas.
  • Repite el proceso de aplicación dos veces al día, en la mañana y en la noche.

Las manchas hepáticas, si son tratadas a tiempo, no serán un problema de ninguna gravedad. Además, su tratamiento podrá llevarse de la mano de remedios caseros. Lo más importante con cada uno de estos remedios es seguir las instrucciones dadas, ser constantes y entender que son una condición propia de la piel.