Los mejores 7 consejos para no engordar en verano

10 agosto, 2018
Para no engordar en verano es importante que no dejemos de lado la actividad física. El consumo de alimentos saludables, como frutas y verduras, además, nos ayudará a evitar el calor.

Si queremos disfrutar de un cuerpo más estilizado y tonificado, podemos recurrir a algunos de estos consejos para no engordar en verano. De esta forma, no tendremos que preocuparnos por la “operación bikini” ni por relajarnos en exceso durante las vacaciones.

1. Aprovecha el tiempo libre

En primer lugar, si queremos no engordar en verano debemos ser capaces de aprovechar adecuadamente el tiempo libre del que dispongamos. En este sentido, descansar y hacer deporte no son términos contradictorios, aunque pueda parecerlo. Por tanto, podemos dedicar unas cuantas sesiones a la semana a hacer ejercicio.

De hecho, ya que tendremos más tiempo libre que de costumbre, podemos hacer unas sesiones más extensas y completas. Así compensaremos el mayor consumo de calorías que ocurre en verano, debido a que comemos fuera en más ocasiones o al consumo habitual de refrescos o helados.

Lee este artículo: El deporte en las vacaciones

2. Mantén una correcta hidratación

Beber agua es bueno para controlar el peso.

En segundo lugar, hidratarse adecuadamente en verano será un aspecto esencial para no engordar en verano. En este sentido, elegir agua mineral, sin azúcar ni burbujas será lo más recomendable.

  • Además, beber agua con frecuencia nos permitirá sentirnos más saciados. Así caeremos menos veces en la tentación de tomar helados o batidos, que supongan un consumo excesivo e innecesario de calorías.

Para poder conseguir esta adecuada hidratación, de gran importancia durante los calurosos meses de verano, podemos recurrir a llevar siempre con nosotros una botella de agua llena. Así lograremos beber más, incluso de forma inconsciente.

3. No saltarse comidas

Este es un consejo esencial para cualquier dieta saludable y equilibrada. Muchas personas recurren a saltarse alguna comida, como el desayuno, para poder bajar de peso más rápidamente. Sin embargo, esta práctica es totalmente contraproducente, ya que saltarnos una comida haría que nuestro cuerpo se haga más eficiente. Esto hará que nuestro organismo pase a gastar menos calorías para sobrellevar el día a día, y así no caer en ningún tipo de déficit.

Lo más adecuado si queremos no engordar en verano será, por tanto, respetar todas las comidas. Incluso podemos repartir los alimentos que tomamos en nuestro día a día en comidas más frecuentes pero menos cuantiosas.

4. Ayúdate de las ensaladas

Comer ensalada para una dieta sana.

Especialmente en verano, las ensaladas serán un plato muy apetecible, ya que son muy ligeras y frescas. Además, en ellas podemos combinar una gran cantidad de nutrientes saludables mediante las frutas, las verduras, las legumbres e incluso algo de carne y pescado.

Además, con ellas también podemos disfrutar de los beneficios de los aliños, como algunos vinagres o el aceite de oliva. Finalmente, serán platos muy saciantes y bajos en calorías, por lo que resultarán ideales para no engordar en verano.

5. Toma fruta con moderación

Desde luego, la fruta es un tipo de alimentos muy saludables y recomendables para cualquier tipo de dieta sana y equilibrada. Sin embargo, será importante consumirlas con cierta moderación.

Y es que, aunque nos aportan excelentes cantidades de fibra y de vitaminas, también suelen tener un alto contenido en azúcares. Esto supone una cuantiosa ingesta de calorías. Algunas de las frutas más apetecibles durante el verano son la sandía, el melón, las nectarinas o el melocotón.

6. Incorporar las proteínas vegetales

Otra buena opción para no engordar en verano será dejar un poco de lado el consumo de carnes y pescados. Esto nos permitirá reducir el consumo de grasas sin tener que comer menos.

En este sentido, será importante sustituir estos alimentos por verduras y legumbres que nos aporten buenas dosis de proteínas vegetales. Además, debemos combinar adecuadamente estos productos para conseguir todos los aportes de proteínas que dejaremos atrás al no tomar carne y pescado.

Ver también: 4 tips para elegir gafas de sol que te protegen

7. Escoge aperitivos saludables

En verano es muy habitual consumir grandes cantidades de snacks salados, dulces industriales, helados y batidos. Por ello, un buen consejo para no engordar en verano será elegir productos más sanos como aperitivos. En este sentido, podemos tomar encurtidos o berberechos, que serán deliciosos pero más saludables que las patatas fritas o los helados.

Con estos consejos podremos conseguir no engordar en verano, aunque no por ello debemos disfrutar de unas merecidas vacaciones en menor medida. De hecho, podremos descansar igualmente y, además, nos encontraremos con menores consecuencias negativas al volver a la rutina.

Te puede gustar