¿Cuáles son los mejores alimentos con propiedades antiinflamatorias?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 27 noviembre, 2018
Yamila Papa Pintor · 17 marzo, 2017 · Última actualización: 23 enero, 2019 23 enero, 2019
Para revertir los daños causados por los múltiples compuestos perjudiciales que incluimos en nuestra dieta diaria y que ponen en riesgo nuestra salud sería conveniente que empezáramos a consumir alimentos con propiedades antiinflamatorias

Algunas dietas actuales están repletas de ingredientes que no solo engordan sino que, además, afectan nuestra salud. Estos pueden llegar a debilitar el sistema inmunitario y tapar las arterias. La buena noticia es que existen alimentos antiinflamatorios para revertir esta situación.

En este artículo te presentamos algunos de los mejores alimentos antiinflamatorios para que los incluyas en tu dieta.

Alimentos que inflaman, alimentos que enferman

pescado con verduras

La comida con “propiedades” inflamatorias puede acelerar el proceso de envejecimiento, causar dolores articulares, insomnio, sobrepeso y daños en el sistema circulatorio.

Esto se debe a que estos alimentos suelen contener grasas trans o azúcares, entre otras sustancias.

Por eso, los alimentos que deberíamos evitar o reducir son:

  • Carnes rojas
  • Lácteos
  • Harinas refinadas
  • Fritos
  • Refrescos
  • Azúcar
  • Bollería

Por el contrario, los alimentos antiinflamatorios ayudan a reducir los síntomas y la aparición de ciertas enfermedades.

Por eso, te recomendamos que ingieras más cantidades de comidas que te aporten ácidos grasos omega 3, antioxidantes y fibras. Todo esto combinado con una dieta equilibrada y ejercicio regular.

¡Notarás la diferencia!

Lee también: Suplementos de omega 3

¿Cuáles son los mejores alimentos antiinflamatorios?

Hoy te recomendaremos una gran variedad de alimentos antiinflamatorios: frutas, verduras, cereales integrales, especias, etc. Ten en cuenta que podemos encontrar algunos con mayores beneficios que otros.

Por este motivo, en tu dieta no deberían faltar:

1. Jengibre

Ayuda a reducir la inflamación intestinal. Asimismo, puede actuar de manera similar a los fármacos antiinflamatorios no esteroideos.

Además de aportarle un sabor único a nuestras comidas e infusiones, el jengibre nos ayuda a:

  • Aumentar la temperatura corporal.
  • Suprimir la síntesis de prostaglandina (que produce vasodilatación).

Asimismo, lo mejor es consumirlo fresco y no abusar de su ingesta. Cualquier cosa en exceso, puede llegar a ser nociva.

Por otra parte, se desaconseja su uso en ciertos casos: embarazadas, diabéticos o personas con problemas cardíacos. Además, también se desaconseja su consumo en caso de padecer fiebre, ya que este ayuda aumentar la temperatura corporal.

Asimismo, puede provocar interacciones con ciertos medicamentos, especialmente anticoagulantes. Por eso, lo mejor es siempre consultar al médico.

2. Espinaca

En realidad, cualquier verdura de hoja verde (acelga, achicoria, etc.) tiene la capacidad para desinflamar. Esto se debe a que son ricas en antioxidantes y flavonoides. Así, la espinaca nos puede ayudar a:

  • Restaurar la salud de las células.
  • Aportar agua al organismo (contiene más de 90 g de agua).
  • Proteger al cerebro de los radicales libres que provocan degeneración temprana.

Puedes consumir este vegetal en licuados, tartas o sopas.

3. Col china

El también llamado repollo tiene una buena cantidad de vitaminas A y C.

Además, contiene minerales y antioxidantes (entre ellos la antiocianina, que actúa como un potente antiinflamatorio). Así, puede ayudarnos a proteger al cuerpo de las moléculas que causan inflamación.

Gracias a todos estos nutrientes, la col china puede ayudarnos a eliminar los radicales libres. Asimismo, también puede ser beneficiosa para prevenir la aparición del cáncer.

4. Cebolla y ajo

cebollas y ajos

Ambos tienen propiedades similares y actúan de forma parecida en el organismo.

El ajo o cebolla pueden actuar de manera similar a algunos medicamentos contra el dolor (por ejemplo, ibuprofeno).

La cebolla tiene quercetina y el ajo aporta alicina, dos sustancias conocidas por sus funciones antiinflamatorias.

5. Apio

Este riquísimo vegetal que se puede comer crudo o cocido es un excelente antioxidante y antiinflamatorio. Esto se debe a su contenido en poliacetileno, una sustancia que ayuda a eliminar toxinas y reducir la inflamación.

Asimismo, el apio también puede ayudarnos a mejorar la presión arterial, reducir el colesterol y prevenir enfermedades cardíacas.

También es una gran fuente de potasio. Este es otro nutriente que puede ayudarnos en la eliminación de toxinas y en la reducción de la inflamación.

6. Remolacha

Tiene tantas propiedades que merece la pena consumir esta verdura, al menos, una vez a la semana. Sus beneficios pueden ser tan intensos como su color.

  • Aporta antioxidantes (sobre todo betalaína, que es la que le da su característico color).
  • La betalaína también ayuda a combatir la inflamación y reparar las células dañadas.
  • Además, le dará al organismo una buena dosis de fibra, potasio, vitamina C y magnesio.

7. Cereales integrales

pan y cereales integrales

El gran contenido en fibra es una de las principales diferencias entre los cereales integrales y los refinados.

Una dieta rica en este nutriente ayuda a reducir los niveles de la llamada “proteína C reactiva”. Esta es producida por el hígado e indica que existe inflamación en la sangre.

8. Brócoli

Tiene un valor antiinflamatorio muy alto, así como también una buena dosis de magnesio y potasio.

El brócoli es un potente antiinflamatorio gracias a sus antioxidantes (especialmente los betacarotenos). Además, también ayuda a reducir el estrés oxidativo del cuerpo debido a las vitaminas y flavonoides que aporta.

Por eso, comer esta verdura puede ayudar a combatir la inflamación crónica. Asimismo, incluso puede ayudar a prevenir el desarrollo del cáncer.

Se recomienda cocinarlo al vapor para que no pierda sus propiedades.

9. Arándanos

Las moras azules tienen una buena cantidad de quercetina, la encargada de darle ese color intenso.

Se trata de un flavonoide que  ayuda a reducir la inflamación. Además, puede ralentizar la degeneración del cerebro, evitar la pérdida de memoria y ayudar a las personas con colon irritable.

Si no te gustan los arándanos puedes elegir otros tipos de bayas como, por ejemplo:

  • Frambuesas (perfectas para combatir la artritis).
  • Fresas (contienen antioxidantes).
  • Moras (una fruta diurética, digestiva y antioxidante).

10. Salmón

plato de salmón

Se trata de una excelente fuente de ácidos grasos omega 3. Estos aceites esenciales ayudan a luchar contra la inflamación, disminuir los problemas cardíacos y el colesterol y aliviar la artritis.

Además, es preciso que en el cerebro haya una buena cantidad de estos ácidos para que pueda realizar sus funciones. Algunas de ellas serían, por ejemplo, el desarrollo de la memoria o el comportamiento.

Visita este artículo: 6 razones por las que comer salmón mejora tu salud

11. Piña

Una rica fruta, refrescante y que le aporta un sabor especial a los postres.

Al tener una dosis elevada de fibras y antioxidantes, está recomendada para reducir la inflamación. También nos puede ayudar a mejorar la circulación y la digestión.

La bromelina es el nutriente responsable de estas bondades. Se trata de una enzima que regula la respuesta inmunitaria que causa hinchazón.

Por eso, puede ser también recomendable para personas con artritis o sinusitis. Incluso puede ser beneficiosa para aliviar las quemaduras de segundo grado o las mordeduras de insectos.

Asimismo, algunos expertos también recomiendan comer piña o ananás después de las operaciones. Se cree que esta puede ayudar a que el proceso de curación sea más rápido y eficaz.

Ahora que ya conoces los beneficios de estos alimentos, no dudes en incluirlos en tu dieta.