Los mejores alimentos de fácil digestión

Es importante incluir en nuestra dieta alimentos de fácil digestión aunque no tengamos ningún problema de salud, ya que así evitaremos que aparezcan en un futuro

Comer alimentos de fácil digestión es una manera de asegurarte de que tu sistema digestivo funcione mejor. El sistema digestivo es muy importante para la salud en general.

Si funciona correctamente te sentirás sano y podrás realizar tus actividades diarias son problema. Sin embargo, si no comes suficientes alimentos de fácil digestión te enfrentarás a problemas de todo tipo.

Procura elegir alimentos de fácil digestión cuando sientas malestar estomacal. Estas son tus mejores opciones:

Yogur

frutas yogur

El yogur es uno de los alimentos de fácil digestión más comunes. Esto se debe a que es económico, fácil de consumir y hemos escuchado mucho sobre sus beneficios.

Existen dos tipos de yogur que puedes elegir: el regular y el tipo griego.

El yogur tipo griego es un derivado del yogur regular al que se le ha removido todo el suero de la leche. Este pequeño cambio le da una consistencia y sabor distintos.

El yogur es rico en probióticos, proteína y calcio. Para estar seguro de que tu yogur realmente ayuda a tu digestión, elige las opciones naturales.

Ver también:  9 usos que le puedes dar al yogur natural en la salud y la belleza

¿Cómo asegurarte de que el yogurt sea de fácil digestión?

Puede resultar más apetitoso un yogur comercial que trae fruta. El problema es que estos también traen azúcar y otros endulzantes artificiales.

Para asegurarte de que tu yogur realmente sea de fácil digestión compra o prepara tu propio yogur natural, bajo en grasa o sin grasa. Si quieres añadirle algo dulce elige fruta natural o miel.

Pechuga de pollo

Otro de los alimentos de fácil digestión es la pechuga de pollo. Es alta en proteína y el organismo la asimila con gran facilidad.

Al ser una carne magra, la cantidad de grasa que te aporta es mínima. Algunas personas eligen comerla con piel, pero si tienes triglicéridos altos es mejor evitarla.

Esta carne te aporta una gran cantidad de vitaminas, minerales y proteína. Te hará sentir saciado con menos cantidad y es muy sencillo cocinarla. Otra ventaja es que es una proteína económica.

La única desventaja que podrías encontrarle es que no es rica en fibra. No obstante, esto se soluciona acompañándola de algún vegetal que sí lo sea.

¿Cómo asegurarte de que la pechuga de pollo sea de fácil digestión?

Al horno, hervida o a la plancha son la mejor manera para preparar pechuga de pollo. Evita freír, ya que esto solo agrega más grasas en el proceso y puede afectar a tu estómago.

Procura servir la pechuga acompañada de una buena porción de vegetales.

Arroz integral

480-arroz-integral-rapido-xl-668x400x80xX

 

Este es uno de los alimentos de fácil digestión favoritos que también son ricos en fibra. Media ración de arroz integral te da más fibra y menos carbohidratos que una de arroz blanco.

El arroz integral es un buen remedio contra la indigestión, estreñimiento, gases y diarrea. Ayuda a que el tránsito lento se elimine y permite la mejor absorción de nutrientes.

¿Cómo preparar el arroz integral para que sea de fácil digestión?

Puedes prepararlo igual que el arroz blanco. De hecho, lo recomendable sería sustituir por completo el arroz blanco por integral.  

Salmón

Además de ser uno de los mejores alimentos de fácil digestión, el salmón es rico en ácidos grasos omegas 3 y proteínas. Por estas cualidades deberías considerarlo como parte importante de tu dieta y aliado de tu sistema digestivo.

Aunque es rico en grasas, estas te ayudan a mejorar tu salud cardiovascular. Además, estas grasas te permitirán cocinarlo sin añadir otras que sí dificultan el funcionamiento de sus sistema digestivo.

¿Cómo prepararlo?

Por la cantidad de omega 3 que contiene es mejor horneado. Puedes cocinarlo solo o con vegetales. Para un plato más fresco puedes acompañarlo de una ensalada.

Avena

La avena es uno de los alimentos de fácil digestión que te ayudarán a empezar bien el día. Añade una taza de avena cocida a tu desayuno y el funcionamiento de tu sistema digestivo será perfecto durante todo el día.

La fibra que contiene la avena es la encargada de que sea tan fácil de digerir. También disminuye el colesterol en sangre, lo cual es un efecto muy positivo.

¿Cómo asegurarte de que la avena mantiene su característica de fácil digestión?

Lo más importante es evitar la avena instantánea que viene en paquetes de distintos sabores. Si bien es cierto que sigue siendo avena, el problema es que está acompañada de edulcorantes y conservadores.

La mejor alternativa es preparar la avena natural en casa. Solo necesitas hojuelas, que puedes comprar por kilo en cualquier tienda o supermercado.

Puedes prepararla con leche o agua y un poco de canela o azúcar moreno y miel.

Te recomendamos leer: Descubre cómo tomar la avena para adelgazar

Huevos

Huevo-frito

Los huevos son uno de los mejores alimentos de fácil digestión. Existen pocos motivos por los que alguien no podría comer huevos.

Su primer ventaja es que son muy económicos. Además, son fáciles de preparar y se pueden combinar con una gran cantidad de vegetales.

Contrario a la creencia popular, tanto la yema como la clara son muy nutritivos y sanos. Ambos son ricos en proteína y minerales.

Los huevos más comunes son los de gallina pero cualquier tipo de huevo es igual de benéfico. Eso sí, algunos son ligeramente más caros, como el de pato.

La mejor forma de preparar los huevos

Hervidos y revueltos son las opciones de más fácil digestión. Los huevos fritos son la opción menos recomendada, ya que el aceite los hace difíciles de digerir.

Con estas alternativas de alimentos de fácil digestión podrás ayudar a tu estómago. En especial cuando te sientes demasiado afectado por la mala alimentación.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar