Hipertensión arterial y alimentación: algunas consideraciones

Elena Martínez Blasco · 2 diciembre, 2013
La hipertensión arterial es una patología bastante común. Sin embargo, es importante tratarla debidamente para que no se produzcan problemas derivados de ella.

La hipertensión arterial supone tener unos valores entre 120 y 129 mm Hg de sistólica y un valor inferior a 80 mm Hg de tensión diastólica. Está asociada al riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

La hipertensión arterial (HTA) es una de las enfermedades más frecuentes del mundo. Su frecuencia aumenta de manera exponencial con la edad, a partir de los cincuenta años. Es por eso que es importante estar alerta y tratarla antes de que cause más problemas.

Según este estudio, la HTA está relacionada con el 46,4% de muertes por enfermedad cerebrovascular, el 42% de muertes por enfermedad coronaria y el 25,5% de muertes totales.

A continuación exponemos algunos alimentos que podrían reducirla.

Posibles causas

Hipertensión arterial.

Aunque todavía no se han determinado todas las causas que podrían provocarla, se ha demostrado que puede haber condicionantes genéticos y una gran influencia de los hábitos de vida:

  • Exceso de consumo de sal y alimentos salados.
  • Obesidad.
  • Estrés y sobrecargas emocionales.
  • Sedentarismo.
  • Consumo excesivo de alimentos con aminas (queso curado, cerveza y embutidos).

En muchos casos, especialmente cuando es sólo la mínima la que está alta, puede tener un origen renal. En este caso debemos cuidar nuestros riñones, llevar una dieta rica en frutas y verduras, así como en vitamina C.

Síntomas

El problema de la hipertensión arterial es que, en muchos casos no produce síntomas, lo cual representa un gran riesgo. Sin embargo, algunos de los síntomas que pueden presentarse son:

  • Cefaleas.
  • Mareos.
  • Dificultades respiratorias.
  • Dolor en el pecho.
  • Zumbidos en los oídos.
  • Hemorragias nasales.
  • Visión borrosa.
  • Confusión.
  • Sudor excesivo.

Si sufrimos algunos de estos síntomas o sospechamos que podemos tener hipertensión arterial debemos acudir a una farmacia para que nos tomen la presión o acudir al médico lo antes posible.

Te puede interesar: 5 hierbas que puedes preparar para combatir la hipertensión

Ajo

La investigación sugiere que el ajo puede ser un alimento efectivo y seguro para la hipertensión. Sin embargo, todavía se necesita más investigación para controlar su eficacia.

Hay muchas personas que ya conocen sus beneficios y lo consumen crudo cada mañana.

Para que sea más agradable podemos untarlo en una tostada de pan y añadirle un chorrito de aceite de oliva. Otra opción es realizar la cura tibetana del ajo.

Finalmente, para aquellas personas muy sensibles a su olor y sabor, también se puede comprar el aceite de ajo en cápsulas.

ajo lowjumpingfrog

Limón para la hipertensión arterial

En países como Turquía las personas que padecen hipertensión consumen limón. Sin embargo, parece no haber la suficiente evidencia científica disponible para asegurar que funcione en el tratamiento de la hipertensión.

Alcachofa para la hipertensión arterial

En estudios como el publicado en 2009 en la revista Journal of Dietary Supplements, l uso de concentrado de jugo de alcachofa puede tener un efecto reductor de la presión arterial en la hipertensión leve.

Cuando sea su época recomendamos consumirla habitualmente, guisada o al horno. Fuera de temporada podemos recurrir a comprimidos o extractos naturales.

alcachofa foodiesathome la hipertensión arterial

Leer también: ¿Cuál es la relación entre sobrepeso e hipertensión?

Otros consejos

Aunque lo mejor es consultar con un especialista, estos consejos podrían ser útiles en la hipertensión:

  • Realizar baños de brazos con agua caliente, y baños de pies con agua templada.
  • Es importante hacer ejercicio. Recomendamos caminar enérgicamente, correr, hacer bicicleta o nadar entre 30 y 45 minutos al día. Al menos tres veces por semana.
  • Hay suplementos que nos pueden ayudar. Coenzima Q10, vitamina B5, vitamina C y vitamina E
  • Recomendamos evitar el café, jengibre, té, mate, regaliz y tabaco, que aumentan la presión si se toman habitualmente.

  • Piskorz, D. (2011). Hipertensión arterial. Salud(i)Ciencia. https://doi.org/10.2319/111211-702.1
  • Enfermedades, O. M. S. (2018). Hipertensión. https://doi.org/10.1016/j.tsf.2009.09.055
  • Consenso Latinoamericano sobre Hipertensión Arterial. (2000). Consenso Latinoamericano sobre Hipertensión Arterial. Journal of Hypertension. https://doi.org/10.1002/dta.1860