Los mejores alimentos para evitar la caída del cabello

23 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Además de aplicarte con regularidad mascarillas y baños de crema para mantener tu cabello sano, es importantes que cuides tu alimentación e hidratación, ya que ambos influyen considerablemente en el aspecto de tu cabello, piel y uñas.

Suele decirse que en el físico se refleja la salud de cada uno, por tanto resulta primordial mantener hábitos de vida saludables. Ahora bien, en lo que respecta a la salud del cabello, la alimentación y la hidratación vienen a tener un papel clave. Sí, más allá de los productos de aseo y belleza que utilicemos para cuidar la melena, es importante elegir bien lo que comemos y la cantidad de agua que ingerimos a lo largo del día, ya que esto también influye en el buen aspecto y, además, ayuda a evitar la caída del cabello.

Evitar la caída del cabello: una cuestión aún por investigar

A pesar de que se han promovido diversas soluciones para evitar y frenar la caída del cabello (e incluso «curar» la calvicie), no se ha hallado evidencia científica que las valide. Por lo tanto, es conveniente tener en cuenta que las dietas y los productos enfocados a evitar la caída del cabello son de dudoso rigor.

¿Y qué podrías hacer entonces? Una vez más, la respuesta está en mantener buenos hábitos de vida. Si tu organismo recibe todos los nutrientes que necesita a través de la alimentación, lo más probable es que luzcas una melena sana. Sin embargo, si algo no está bien a nivel orgánico, es posible que debas consultar al médico y mejorar algunos hábitos.

Utilizar los productos adecuados (champú, acondicionador, etcétera) resulta muy positivo para el cabello, así como evitar el uso de aparatos como la plancha, el secador, las rizadoras, etc., pero la alimentación también tiene un papel importante en su aspecto.

La alimentación y los suplementos para evitar la caída del cabello

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recientemente evaluó los estudios relativos a la relación entre ingestas de nutrientes y estados de salud. Entre las declaraciones autorizadas relativas al cabello solo se encuentran las siguientes: la biotina, el cobre, el selenio y el zinc.

Alimentos ricos en zinc y otros nutrientes.

Es decir, solo tres minerales y una vitamina se pueden considerar ligados al mantenimiento de un cabello en condiciones normales. Así, es importante entender que las declaraciones del estilo de “revitalizante”, “ayuda al crecimiento capilar”, “incrementa la densidad” o “previene la caída» en otros productos no han sido probadas científicamente y por lo tanto no se puede decir que tengan un verdadero efecto sobre el pelo.

De forma que, aunque mantener una dieta saludable y basada en alimentos reales siempre será fundamental para mantener una buena salud, y por lo tanto cuidar también de que el cabello se mantenga sano, no podemos enfocar, desde el punto de vista nutricional, una dieta que “prevenga la caída del cabello”.

Tal como expresa la EFSA, para ayudar a mantener el cabello cuidado y en buen estado, es recomendable la ingesta de los micronutrientes mencionados, dentro de una dieta equilibrada.

Descubre: ¿Cuáles son los nutrientes adecuados para el crecimiento del músculo?

Otras cuestiones a considerar

No olvides que una de las primeras cosas que debes hacer cuando sufres de pérdida de cabello, daño excesivo o crecimiento lento, es comentar el problema con tu médico. Del mismo modo, mejorar algunos hábitos de vida a otros más saludables puede ser otra muy buena iniciativa.

Recuerda también beber suficiente agua a lo largo del día, puesto que la hidratación es importante para tu piel, pelo y digestión. 

Si el problema se agrava, no olvides visitar a un médico especialista. La caída de cabello en exceso podría ser síntoma de alguna deficiencia importante de ciertos nutrientes en tu cuerpo. Los remedios naturales en ningún caso pueden reemplazar el tratamiento médico adecuado para aquellos casos complejos.

  • Finner, A. M. (2013). Nutrition and Hair. Deficiencies and Supplements. Dermatologic Clinics, 31(1), 167–172. https://doi.org/10.1016/j.det.2012.08.015
  • Lizárraga Dallo, M. A. (2004). Activos nutricionales y su efecto sobre el cabello. Medicina Cutanea Ibero-Latino-Americana, 32(5), 223–224.
  • Symbiosis, S. G., & Rajput, R. (2018). A Scientific Hypothesis on the Role of Nutritional Supplements for Effective Management of Hair Loss and Promoting Hair Regrowth. https://doi.org/10.15226/jnhfs.2018.001132
  • EFSA, http://www.efsa.europa.eu/