Los mejores alimentos para prevenir la degeneración macular

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Karla Henríquez el 15 noviembre, 2018
Para prevenir la degeneración macular es importante que llevemos un estilo de vida saludable, que evitemos el tabaco y que introduzcamos en nuestra dieta alimentos ricos en vitaminas y minerales, como las espinacas

La degeneración macular asociada a la edad es una enfermedad ocular causada por el deterioro de la mácula. La mácula es la capa amarillenta que se encuentra en la parte posterior del ojo, en el centro de la retina. Cuando esta no funciona correctamente, la visión pierde nitidez y agudeza visual y se vuelve más borrosa.

Presentamos los alimentos y nutrientes que nutren a la mácula para prevenir y frenar su degeneración de la manera más natural.

Síntomas

La mácula es la parte del ojo que permite que percibamos detalles finos y pequeños en la zona central del campo de visión. Si notamos problemas en cualquiera de estos aspectos, será el primer síntoma de que no funciona correctamente.

A veces el inicio de la enfermedad es casi imperceptible, sobre todo cuando la sufrimos únicamente en uno de los dos ojos. Otros síntomas que pueden indicar el inicio de la enfermedad son la visión de líneas rectas distorsionadas y áreas oscuras o vacías en el centro del campo visual.

Factores de riesgo

El principal factor de riesgo es el consumo de tabaco. Sin embargo, también pueden influir mucho una alimentación rica en grasas poco saludables, tener algos niveles de colesterol y padecer obesidad. Además, suelen sufrirla las mujeres en mayor medida.

Diagnóstico

Si padecemos algunos de estos síntomas deberíamos acudir al oftalmólogo para que valorara nuestro caso, ya que en algunos casos puede agravarse rápidamente y causar la pérdida de visión.

Hay dos tipos de degeneración macular: seca o atrófica y húmeda o exudativa.

  • Degeneración macular seca o atrófica: es la más frecuente y aparece de manera gradual. No existe ningún tratamiento médico eficaz pero se puede frenar su evolución.
  • Degeneración macular húmeda o exudativa: es menos común y más grave. Una de las posibles causas es la falta de oxígeno en la retina. El tratamiento se basa en la cirugía láser o algunos fármacos inyectados directamente en el ojo.

¿Cómo se trata?

Hasta hace poco no existía un tratamiento eficaz. Sin embargo, recientemente se han empezado a desarrollar algunos fármacos. Estos ayudan a estabilizar y mejorar la agudeza visual en un pequeño porcentaje, aunque en la mayor parte no se frena la degeneración.

Para ayudar a frenar el deterioro de la mácula de manera natural presentamos algunos alimentos que contienen los nutrientes esenciales necesarios: selenio, vitamina C, vitamina E, betacaroteno, zinc y cobre. También podríamos tomarlos directamente como suplementos. En este último caso, conviene consultarlo siempre antes con el médico, sobre todo si se es fumador.

Ginkgo biloba

El ginkgo biloba es el gran oxigenador de la cabeza y extremidades. En este caso nos ayudará a llevar el oxígeno hasta la mácula. Por es0, según algunos estudios realizados, se cree que puede ayudar a frenar la degeneración macular húmeda o exudativa. Aunque en ningún caso curará la enfermedad, sí puede ayudarnos a frenar su avance.

El ginkgo biloba debe tomarse a temporadas, haciendo descansos para que el organismo no se acostumbre. Por eso, podemos tomarlo a temporadas de tres meses, descansando uno o dos meses. Podemos consumirlo en forma de comprimidos o extracto, según la dosis indicada. Es ideal empezar a tomarlo al inicio de la aparición de los síntomas.

Ver también: Propiedades del Ginkgo Biloba

Frutos rojos

Los frutos rojos son ricos en antioxidantes, vitamina C y luteína. Destacamos los arándanos, que además de consumir naturalmente también podemos adquirir en forma de extracto, jugo o comprimidos. También podemos tomar mirtilo, fresa, frambuesa, mora, cereza o ciruela roja.
arandano rojo

Espinaca

La espinaca es rica en betacarotenos, antioxidantes, vitamina K, coenzima Q10, vitaminas del grupo B, clorofila, polifenoles, ácidos grasos Omega 3 y minerales. Gracias a estas propiedades nutricionales, nos ayuda a prevenir la degeneración macular. La consumiremos preferiblemente cruda, en ensaladas o en jugos.

También te puede interesar: 5 recetas con espinacas que debes incluir en tu dieta

Semilla de uva negra

La semilla de uva negra es rica en flavonoides, unas sustancias antioxidantes excelentes para prevenir la degeneración macular. Estos se encuentran principalmente en la piel de la misma. Podemos prepararnos nuestro propio jugo licuando uvas con su semilla o bien tomar directamente un extracto. En este caso tomaríamos la dosis de 40 a 60 mg al día.
semillas uva

Yema de huevo

Algunos estudios han demostrado que al comer yemas de huevo con regularidad, las personas mayores de 60 años pueden reducir el riesgo de la pérdida de visión relacionada con la edad. Las yemas de huevo son ricas en luteína y zeaxantina, ambos nutrientes que promueven la producción de pigmentos visuales por lo que pueden resultar beneficiosos.

Imágenes por cortesía de  doc(q)man y HarlanH y EyeGlassGuide.com