Los mejores antibióticos naturales

Tanto el ajo como la cebolla nos pueden ayudar a tratar afecciones del aparato respiratorio y a combatir diferentes virus y bacterias. Aplicados de forma tópica son desinfectantes

Deja de lado los medicamentos que se venden en la farmacia y comienza a consumir aquellos que te brinda la madre tierra. Conoce cuáles son los mejores antibióticos naturales para tratar diferentes dolencias y enfermedades.

¿Qué son los antibióticos naturales?

Se trata de aquellos remedios que provienen del mundo vegetal y que inhiben el crecimiento de ciertos microorganismos o bien, los eliminan. Son capaces de evitar o curar decenas de enfermedades y se diferencian de los sintéticos (los que se produjeron mediante un proceso de síntesis en el laboratorio) por las siguientes razones:

  • no traen efectos secundarios, como ser alergias o sensibilidad en el estómago
  • respetar aquellos organismos benéficos del cuerpo, por ejemplo los de la flora intestinal
  • no son peligrosos ni adictivos
  • son económicos y muy sencillos de adquirir

¿Cuáles son los mejores medicamentos naturales?

Seguramente tendrás más de uno en tu cocina, pero no dejes de echar un vistazo a todos, para que puedas armar un botiquín repleto de antibióticos naturales para toda tu familia:

  • Ajo: es el mejor bactericida y antiviral natural que existe, porque contiene componentes con ambas propiedades (20 y 40, respectivamente). Es ideal para el tratamiento de dolencias en el aparato respiratorio y excretor. Si se usa de manera externa, es bueno para desinfectar y prevenir infecciones en cualquier herida.

medicamentos2

  • Melisa: esta flor presenta cualidades antibacterianas más que interesantes, gracias al timol. El extracto de melisa usado vía tópica sirve para tratar el virus de herpes simple. Por su parte, el aceite esencial se utiliza en forma de baños para la candiasis.
  • Ulmaria: usar el extracto de esta planta ofrece efectos antibióticos para la E. Coli, el S. Aureus y otras bacterias que causan infecciones urinarias o alimentarias.
  • Lima: contiene diez componentes antisépticos y además vitamina C, ideal para prevenir las gripes, los resfríos y las infecciones. Es una fruta maravillosa para consumir durante el invierno, porque previene las enfermedades de esta estación.
  • Cebolla: pertenece a la misma familia que el ajo y es un antibiótico muy potente. Sirve para combatir las infecciones en el aparato respiratorio, como por ejemplo, faringitis, bronquitis o gripe y si se la utiliza de manera externa, es buen desinfectante.

medicamentos3

  • Equinácea: actúa contra bacterias, virus y hongos, siendo una alternativa saludable para los antibióticos sintéticos. Estimula al sistema inmune y produce más glóbulos blancos.
  • Drosera: contiene plumbagina, que mata virus y bacterias. Se puede usar para enfermedades tales como enteritis, resfríos, gripe y otras afecciones respiratorias.
  • Guayaba: sus hojas tienen altos niveles de aceite, que pueden actuar como antibióticos naturales.
  • Pensamiento: ayuda a tratar las enfermedades infecciosas.
  • Jengibre: con propiedades antibacterianas, permite aumentar los microorganismos de la flora intestinal y eliminar los perjudiciales, mayormente el E. Coli en los niños y los casos de gastroenteritis. Evita la aparición de úlceras.

medicamentos4

Imágenes cortesía de Ryan Somma, lowjumpingfrog, Daniel R. Brume y Stan Dalone