Los mejores antiinflamatorios naturales

Yamila Papa 3 noviembre, 2016
Puesto que algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios podemos aprovechar las bondades de determinados alimentos que pueden funcionar como antiinflamatorios naturales y ayudarnos a aliviar diferentes dolencias

La inflamación puede aparecer como consecuencia de diversas dolencias o enfermedades.

Si no quieres emplear medicamentos para reducir la hinchazón o estás buscando alternativas caseras para acelerar el proceso de curación, no dudes en leer el siguiente artículo.

Te contamos cuáles son los mejores antiinflamatorios naturales.

Antiinflamatorios caseros y naturales

Los golpes, las alergias o la artritis pueden causar inflamación, una reacción del organismo que se produce cuando algo no está funcionando correctamente.

Si bien podemos optar por remedios recetados por un médico, también existen antiinflamatorios naturales que pueden ayudar bastante en un episodio que incluya hinchazón.

Cúrcuma

Esta especia de origen indio está repleta de una sustancia antiinflamatoria llamada curcumina (que le aporta ese color característico).

No dudes en espolvorear un poco de cúrcuma en tus comidas en el caso de sufrir enfermedades crónicas como, por ejemplo, la artritis.

Piña

El ananá es una fruta con grandes propiedades antiinflamatorias gracias a una enzima llamada bromelina.

La piña es antiartrítica y se recomienda para la hinchazón muscular y articular.

Come unas rodajas de la fruta cada semana, en jugos, ensaladas o batidos.

piña

Romero

Una rica hierba aromática que le aporta sabor a tus comidas. Para que puedas disfrutar de sus propiedades antiinflamatorias es mejor consumirla en forma de infusión.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 2 cucharadas de romero (puede ser seco) (20 g)

Preparación

  • Calienta el agua y cuando rompa en ebullición añade el romero.
  • Deja que infusione unos 10 minutos, retira del fuego y deja reposar 10 minutos más.
  • Filtra y, si quieres, endulza con miel o estevia.
  • Bebe dos veces al día.

Sauce

Las hojas de esta planta contienen salicina (un potente antiinflamatorio similar al incluido en la aspirina) y sirve para dolores articulares y reumáticos.

Puedes preparar un té y optar por beberlo o colocar en las zonas afectadas, como compresa.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de sauce secas (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta el agua con las hojas de sauce y permite que se realice la decocción durante 15 minutos.
  • Retira del fuego y espera 10 minutos más.
  • Filtra y consume o aplica de manera externa, según prefieras.

Grosellero negro

Las hojas de esta planta son muy útiles para combatir el reumatismo.

Su gran acción antiinflamatoria se debe a los flavonoides que contiene, los cuales estimulan la secreción natural de sustancias encargadas de reducir la hinchazón.

Es recomendable consumir jugo de grosella o grosellero negro todas las mañanas. También se puede preparar un té con las hojas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hojas de grosellero negro (30 g)
  • 1 litro de agua
grosella negra

Preparación

  • Calienta durante unos 15 minutos el agua y, cuando rompa el hervor, añade las hojas de grosellero.
  • Calienta 10 minutos más y retira del fuego.
  • Tapa para refrescar durante 5 minutos y filtra.
  • Bebe antes de que se enfríe.

Cardamomo

Otra especia con capacidades antiinflamatorias que podemos añadir a nuestras comidas y postres. No dudes en probarlo también en el café (al estilo árabe).

El cardamomo es perfecto para combinar con un tratamiento médico en casos de bronquitis, dolor articular o de muelas.

Cola de caballo

Una hierba muy popular por su capacidad de reducir la acumulación de líquidos y para ayudarnos a perder peso.

Esta planta silvestre tiene propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias y es de las más usadas en todo el mundo.

No debes abusar en su consumo, ya que contiene una sustancia llamada tiaminasa que puede ocasionar efectos secundarios.

No obstante, una o dos veces a la semana puedes beber un té de cola de caballo.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de cola de caballo seca (10 g)

Preparación

  • Calienta el agua en un cazo y, cuando hierva, agrega la cola de caballo.
  • Cocina 10 minutos y luego deja 10 minutos más para que repose.
  • Filtra y antes de beber endulza con miel.

Jengibre

De familias “cercanas” a la cúrcuma y el cardamomo, esta raíz se ha usado en la medicina tradicional china desde tiempos inmemoriales.

Reduce el dolor articular y tiene grandes propiedades antiinflamatorias y analgésicas. El jengibre es más potente que el ibuprofeno para aliviar dolores musculares.

Aprovecha sus bondades con un rico y picante té.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre fresco (5 g)
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 taza de agua o té (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
Jengibre

Preparación

  • Prepara el té como de costumbre o, en su defecto, calienta el agua.
  • Echa el jengibre rallado y la pimienta.
  • Deja que repose unos minutos y luego endulza con miel.
  • Bebe cuando aún esté caliente.

Uña de gato

Esta planta de origen peruano se usa para combatir todo tipo de infecciones que causan inflamación.

La uña de gato es perfecta para la época de resfriados y gripe, así como también para enfermedades crónicas (como artrosis). Se puede hacer un macerado con esta hierba.

Ingredientes

  • 1 puñado de hojas de uña de gato
  • 1 litro de vino

Preparación

  • Lava bien las hojas de la planta y coloca en un frasco de vidrio.
  • Vierte el vino y tapa bien.
  • Deja macerar 15 días y luego consume una copita pequeña cada mes.

Nota: Al llevar alcohol este remedio no está recomendado para menores.

Laurel

Las hojas de laurel que tanto usas en tus preparaciones culinarias pueden servirte para reducir los dolores causados por el reuma.

Esta planta se utiliza para tratar torceduras de tobillos, dolor de ciática y reducir todo tipo de inflamaciones.

Laurel
Usado desde la antigüedad como potente medicina para aliviar enfermedades de vejiga y picaduras de insectos, se pueden aprovechar sus bondades tanto de forma externa (cataplasmas o baños de asiento) como interna (infusión).

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 1 cucharada de hojas de laurel (10 g)

Preparación

  • Poner en el fuego el agua y, cuando hierva, agregar el laurel.
  • Dejar infusionar durante 10 minutos, retirar y dejar refrescar 15 minutos.
  • Filtrar, endulzar y beber hasta 2 tazas por día.

 

Te puede gustar