Los 12 mejores antisépticos naturales

Además de tener propiedades antisépticas, la miel también favorece el regeneramiento celular y mermite sanar las heridas más rápidamente. También es efectiva para mejorar los hematomas

Los antisépticos son usados para desinfectar las heridas y evitar complicaciones por la contaminación del ambiente o la ropa. Es bueno tener un botiquín con los medicamentos necesarios, pero una mejor opción es mantener a mano algunos antisépticos naturales, ya que logran un mayor efecto y a su vez, no tienen contraindicaciones.

¿Cuáles son las propiedades de los antisépticos?

Un antiséptico es un producto que contiene elementos e ingredientes que eliminan los microbios o virus que puedan afectar cualquier herida reciente, como un corte en la piel, un raspón, etc. No permiten que la herida se inflame o se infecte.

El uso de los antisépticos naturales es igual al de los que conseguimos en la farmacia. Se aplican sobre la zona afectada una vez que la lavamos con agua, y en lo posible con un jabón neutro. Se conocen también como antibióticos externos. Es bueno tener en cuenta que servirán en caso de heridas leves o moderadas, superficiales u hogareñas.

antiseptico2

¿Cuáles son los mejores antisépticos naturales?

Miel

Es uno de los productos de la naturaleza más usado desde la antigüedad para curar heridas.

Esto es gracias a que la miel tiene grandes propiedades antibacterianas, por lo que permite desinfectar con el simple hecho de aplicarla sobre la piel. Permite a su vez acelerar el regeneramiento celular y cerrar los cortes más rápidamente.

antisépticos naturales

Zanahoria

Es muy efectiva al momento de desinfectar las heridas y también para tratar postulencias; además ayuda a regenerar los tejidos de la piel en menos tiempo.

Prepara una pasta con una zanahoria, primero debes hervirla y luego rallarla. Aplica esta preparación en la zona afecta por unos minutos y luego enjuaga con agua templada sin ejercer presión ni frotar.

Cebolla

Seguramente sabías que la cebolla es uno de los mejores bactericidas que existen, por ello es que muchos la usan para evitar resfriarse en invierno, colocando un trozo de este vegetal en un vaso con agua debajo de la cama.

No puede faltar en la lista de los mejores antisépticos naturales, porque además tiene varios modos de aplicación: hervida, tostada o colocando las telas finas que se encuentran entre capa y capa, directamente sobre la herida.

Lavanda

No es simplemente una bonita planta con un aroma maravilloso. La lavanda también sirve para desinfectar las heridas, al ser un elemento con propiedades astringentes y antibióticas.

Es preciso preparar una infusión con las flores o ramas y aplicar sobre la piel. También se puede utilizar como cataplasma sobre la herida.

antiseptico4

Ajo

Cuando no el ajo está presente en algún listado de remedios naturales. Es que se trata de uno de los mejores fungicidas que existen. Es excelente evitando que se infecten las heridas.

Pela algunos dientes de ajo y machácalos hasta que se forme una pasta, la cuál debes aplicar sobre las infecciones, e incluso puedes usarlo sobre las provocadas por los hongos, como son las onicomicosis (en las uñas), pie de atleta, etc.

Leer también: 6 antisépticos naturales perfectos para tu piel

Nogal

Desde hace varios años se utiliza esta especia en la medicina tradicional para tratar diferentes problemas, debido a sus propiedades astringentes, antiinflamatorias y depurativas.

Su uso en las afecciones de la piel, es mediante la aplicación en aceite natural directamente sobre la zona afectada o infusión.

Laurel

Es otro de los antisépticos que podemos encontrar en las tiendas dietéticas. Es un desinfectante y antiséptico maravilloso, esto es gracias a que sus hojas contienen varios compuestos que ayudan a formar una barrera contra virus y bacterias. Se puede utilizar, como el nopal, en forma de aceite esencial o infusión.

Orégano

Seguramente tienes orégano en tu casa junto con otras especias. Sin saberlo, tienes a la mano un excelente antiséptico, ya que es una de sus innumerables virtudes.

Puedes realizar una pasta con sus hojas trituradas, un cataplasma o una infusión y aplicar sobre las heridas.

antiseptico5

Áloe vera

También conocido como sábila, es un elemento con grandes propiedades antisépticas y además es muy fácil de conseguir.

Sólo debemos contar con una planta de áloe vera, cortar un tallo, abrirlo al medio y extraer su jugo gelatinoso de color verde semitransparente.

Se aplica directamente sobre la zona afectada y se cubre luego con un paño de algodón limpio y seco. Sirve en los casos de quemaduras ligeras, raspones y cortaduras.

Te puede interesar: Cómo tratar las heridas superficiales con 5 ingredientes antisépticos

Limón

No todos creerán las capacidades antisépticas que tiene el limón, porque considerarán que es un fruto cuya acidez hará arder hasta la más pequeña de las heridas. Sin embargo, te sorprenderás de sus capacidades.

Aunque si es cierto que puede ser un procedimiento algo doloroso al principio. Pero, vale la pena, porque los efectos son muy favorables. No se recomienda cuando hay quemaduras, pero si para cortes o rayones.

Se puede aplicar el zumo en un paño embebido, cortar una rodaja o aplicar directamente un limón cortado a la mitad sobre la herida.

Huevo de gallina

Es muy útil como antiséptico porque contiene líquidos que fueron diseñados para crear vida a un nuevo ser (el polluelo) y conservarlo libre de gérmenes o agentes contaminantes hasta el momento del nacimiento y después.

Es ideal para las quemaduras cuando son ligeras. Se debe hacer un pequeño corte en la cáscara del huevo y vaciar la clara. Luego aplicarla masajeando de manera suave sobre la afección. Dejar que se seque sola y después de unas horas se enjuaga con agua templada. Se puede repetir el procedimiento varias veces.

Eucalipto

Las propiedades antisépticas del eucalipto se encuentran en sus hojas. Para conseguir su efecto estas deben ser trituradas con un poco de agua hasta formar una pasta con aroma refrescante, que luego se coloca en cortes y raspones y en quemaduras no expuestas, es decir, donde no hayan reventado ampollas.

  • Villa S, & Melgarejo S. (2011). Higiene de manos Guía de recomendaciones para los establecimientos de salud. Eci.
  • Ruiz, E. F. (2013). Antisépticos y desinfectantes. Enfermedades Infecciosas y Microbiologia.