Los mejores batidos para tomar en la tarde

La diferencia entre el batido o licuado y el zumo es que con el primero aprovechamos también la pulpa de la fruta, por lo que nos beneficiamos de toda su fibra y antioxidantes

Los batidos van adquiriendo cada vez más fama, preparaciones compuestas por varios alimentos con altos valores nutricionales son consumidos por más personas en el mundo, pues también resultan tener efectos positivos sobre la salud. Las industrias actuales comercializan las bebidas listas para preparar, estas complementan la dieta y nutren el cuerpo notablemente. Estos batidos están compuestos por frutas y plantas que juntas crean una sustancia que muchas veces resulta deliciosa al paladar.

La humanidad en los últimos años gracias a los avances científicos ha podido enterarse con más detalle de los procesos ocurridos en el organismo y qué factores pueden beneficiarlos o perjudicarlos. Actualmente es una costumbre entre las personas que cuidan su alimentación preparar jugos a base de vegetales, al transformarse en líquido la absorción de nutrientes es mucho más directa, por lo que sus beneficios son percibidos en menor tiempo. La ingesta de batidos naturales puede ser planeada con el fin de ser mucho más organizado y diversificar los vegetales que usaremos a lo largo de la semana. La preparación de estas sustancias tiene su parte lúdica, ya que permite mezclar distintos elementos, creando así una receta donde la imaginación y el gusto pueden variar de un batido al otro.

Es importante aclarar que preparar un batido no es lo mismo que hacer un jugo. Al preparar un  jugo es común colar y perder el porcentaje total de la fibra incluida en las frutas y vegetales, al ser licuados sus beneficios sobre la digestión se reducen debido a la pérdida de elementos antioxidantes y estimulantes del sistema digestivo.

Cuando nos referimos a un batido debemos tener presente que su preparación consta en triturar y batir frutas o verduras en la licuadora sin agregar grandes cantidades de agua. Los nutrientes aportados por los batidos, al ser líquidos, son absorbidos con mayor velocidad por el organismo, liberándolos directamente sobre el torrente sanguíneo. Cuando bebemos jugos y batidos obtenemos el beneficio de consumir porciones más grandes de fruta y con efectos más directos sobre la salud. Cuando administramos nutrientes en estado líquido debemos ser cuidadosos, pues los excesos también se derivan en problemáticas físicas como la aparición de patologías o intoxicaciones por exceso de minerales.

Batidos para beneficiar la salud

Batido Saciante

Pepino (2)

  • 2 pepinos.
  • 500 ml de yogurt.
  • Zumo de limón.
  • Mostaza.
  • Perejil.
  • Pimienta.

Este batido trabaja como un potente saciante del apetito y se prepara fácilmente. Los pepinos deben ser lavados y cortados en trocitos sin retirar la cáscara, se añaden los ingredientes restantes dejando licuar la mezcla hasta que las cáscaras del pepino se disuelvan totalmente.

Aporte nutricional por vaso ingerido

  • Agua: 551 g.
  • Calorías: 242 Kcal.
  • Grasa: 1 g.
  • Vitamina A: 17,5 g.
  • Vitamina B2: 0,5 mg.
  • Vitamina C: 36,9 mg.
  • Vitamina K: 72 mg.
  • Fibra: 3 g.
  • Hierro: 2,7 mg.
  • Potasio: 1.100 mg.
  • Manganeso: 0,5 mg.
  • Proteínas: 12 g.
  • Fósforo: 368 mg.

Este batido contiene bajos niveles de grasas y calorías, en contraparte aporta fibras, proteínas, calcio y vitaminas que benefician el cuerpo. Es recomendado consumirlo antes de realizar una actividad deportiva pues aporta aminoácidos, arginina y lisina encargadas de intervenir en el proceso de regeneración corporal. El yogurt es un remineralizante óseo natural, además actúa como un liporeductor eficaz y estimulante para el desarrollo de la masa muscular.

Súper batido verde

Jugo de apio

Es un estimulante de la salud mental y física, se le atribuyen propiedades regenerativas sobre las células cerebrales. Su alto contenido nutricional bajo en calorías resulta ideal para complementar una dieta.

  • 4 ramas de apio.
  • 250 ml de zumo de limón.
  • 7 hojas de menta.
  • 1 pepino sin cascaras ni semillas.
  • 3 hojas de lechuga.
  • 300 g de espinaca.
  • 1 raíz de Jengibre.
  • 300 ml de agua.

Tan solo debemos proceder a batir el jugo en la licuadora hasta obtener una mezcla homogénea. Este súper batido sobrepasa los límites diarios de nutrición correspondiente a los vegetales, además de ser una sustancia baja en calorías y representa el ideal 100% del hierro que una persona debe consumir diariamente.

Aporte nutricional por vaso ingerido:

  • Vitamina K: 1.515 UCG.
  • Vitamina A: 1.460 UCG.
  • Vitamina C: 140 mg.
  • Magnesio: 291 mg.
  • Potasio: 2.489 mg.
  • Hierro: 9.2 mg.
  • Calcio: 412 mg.
  • Grasa total: 1.8 g.
  • Fibra: 11,6 g.
  • Carbohidratos: 25 g.
  • Proteínas: 11,4 g.
  • Calorías: 138.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar