Los mejores consejos para controlar la eyaculación precoz

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica María Belén del Río el 29 abril, 2019
Virginia Martínez · 21 abril, 2019
La eyaculación precoz no es un problema si se da de forma puntual y aislada. No obstante, si es reiterada e impide una vida normal, hablar de ello y buscar ayuda es el primer paso para superar este problema, que tiene solución.

La eyaculación precoz es un problema sexual masculino muy común que sucede cuando un hombre eyacula en un corto periodo de tiempo desde el inicio del coito. Aunque la mayoría de los hombres lo experimentan en algún momento, no se considera un problema si no ocurre de forma recurrente, afectando la vida sexual. ¿Cómo controlar la eyaculación precoz?

¿Qué es la eyaculación precoz?

Uno de los problemas sexuales más comunes entre los varones es, en efecto, la eyaculación precoz. Como dijimos anteriormente, consiste en la eyaculación involuntaria y prematura. Por tanto, se trata de un problema relacionado con la falta de control sobre la eyaculación.

Es normal que suceda de forma puntual en algún momento de la vida por circunstancias específicas (alcohol, estrés o cansancio, por ejemplo). No obstante, para otros, esta disfunción es recurrente, hasta el punto de que les impide mantener relaciones sexuales satisfactorias. Además, incide negativamente en sus vidas, relaciones y autoestima.

Hombre sentado en la cama mientras la mujer duerme
La eyaculación precoz es un problema sexual muy común en los hombres. Cuando se prolonga por mucho tiempo, impide tener una vida sexual satisfactoria.

¿Cuándo es un problema?

En términos generales, según indicamos, si es algo puntual no hay de qué preocuparse. No obstante, si el problema se prolonga en el tiempo y tiene repercusiones en otros aspectos de la vida de la persona (su vida, relaciones y autoestima), entonces nos encontramos ante un problema.

En líneas generales, las preguntas a plantearse son:

  • ¿Eyaculas en menos de un minuto después de la penetración de forma frecuente?
  • ¿Eres incapaz de retardar o controlar la eyaculación mientras mantienes relaciones sexuales?
  • ¿La frustración que te crea la falta de control sobre tu eyaculación te lleva a evitar mantener relaciones sexuales?

Si hay respuesta afirmativa a alguna de estas preguntas, existe un problema de eyaculación precoz. No obstante, por desgracia, muchos hombres evitan buscar ayuda. La vergüenza, los tabús u otras razones les llevan a introducirse en un círculo vicioso que sólo trae incluso más problemas, incluso depresión.

Sin embargo, debes saber que la eyaculación precoz tiene solución y tratamiento, basta con buscar la ayuda de un profesional.

Te recomendamos leer: 2 problemas sexuales masculinos y cómo actuar

¿Cuáles son las causas?

Las causas pueden ser tanto físicas como psicológicas. Veamos algunas de ellas:

  • Falta de madurez o educación sexual
  • Falta de autoestima
  • Ansiedad
  • Estrés
  • Sensibilidad extrema
  • Falta de satisfacción con la vida sexual
  • La edad (adolescentes o edad avanzada)
  • Trastornos neurológicos

Tratamiento

El tratamiento de este problema sexual dependerá del tipo de eyaculación precoz que se presente y de las causas. Por esta razón, es importante contar con la ayuda y guía de un especialista que puede indicar al paciente la solución más adecuada.

Por otra parte, muchas veces la eyaculación precoz se debe a malos hábitos sexuales adquiridos durante la adolescencia, los cuales se arrastran hasta la edad adulta. Por tanto, la ayuda de un psicólogo será fundamental para corregir e identificar las causas del problema y poder solucionarlo.

En casos extremos, por otra parte, el especialista puede recomendar la aplicación de cremas y sprays que ayudan a insensibilizar el pene, ayudando así a retardar la eyaculación. No obstante, en cualquier caso, existen ejercicios para aumentar el control sobre la eyaculación que son realmente efectivos.

El tratamiento para la eyaculación precoz puede variar en función de su severidad y causa. A menudo incluye terapias psicológicas, práctica de hábitos saludables y algunos ejercicios.

Ejercicios para controlar la eyaculación precoz

En líneas generales, podemos agrupar estos ejercicios en cuatro grupos:

Ejercicios musculares

Tal y como existen los ejercicios de Kegel para mujeres, también existen y son eficaces para los hombres. En efecto, estos ejercicios ayudan a aumentar el control y a reforzar los músculos del suelo pélvico de los varones. Se trata de ejercicios diarios basados en la contracción y relajación de los músculos perineales en 10 series de 10 repeticiones.

Te recomendamos leer: Los ejercicios de Kegel: fortalece tu suelo pélvico y mejora tu vida sexual

Ejercicios de masturbación

Existen varias técnicas que pueden aplicarse durante la masturbación y cuyo objetivo es que el hombre vaya aprendiendo a identificar las sensaciones previas a la eyaculación y, finalmente controlarlas. Dos de ellas son:

  • Técnica «start – stop«. Al principio, el hombre deberá masturbarse realizando pocos movimientos y parar. El objetivo es que se pueda mantener este patrón diez veces seguidas. Una vez conseguido, los movimientos irán aumentando en tiempo.
  • Compresión. Consiste en masturbarse y, cuando se sienta que va a eyacular, presionar la cabeza del pene colocando la mano sobre el mismo.

En cualquier caso, es preciso que sea un especialista quien indique y guíe sobre cómo realizar correctamente estas técnicas, de forma que se hagan de la forma correcta.

Hombre sin camiseta con la mano dentro del pantalón
Los ejercicios de masturbación pueden contribuir al tratamiento de la eyaculación precoz. Un profesional puede brindar la orientación necesaria para practicarlos.

Ejercicios en pareja

En realidad, muchos ejercicios en pareja consisten en aplicar los ejercicios de masturbación con la ayuda de la otra persona. Así, por ejemplo, en el caso de la técnica start-stop, los movimientos pueden ser realizados por la pareja, que será quien controle el tiempo.

Ejercicios de respiración

La respiración durante la relación sexual es también muy importante. A este respecto, existen varias técnicas pero citaremos solo algunas:

  • Durante la relación sexual, respirar de manera profunda y, sobre todo, a través de la nariz. De esta forma, se mantendrá una respiración consciente que ayudará a aliviar el estrés y aumentar la sensación de control.
  • Por otra parte, puedes respirar lenta y profundamente durante cada 30 segundos. Luego, cuando sientas la eyaculación acercarse, cerrar los ojos y volver a respirar lentamente, dejando salir el aire por la boca.

Como puedes comprobar, son muchas las técnicas y ejercicios que pueden ayudar a adquirir un mayor control sobre la eyaculación. En cualquier caso, es altamente aconsejable consultar al especialista que, mejor que nadie, podrá indicarte qué hacer y, ante todo, cómo hacerlo correctamente.

  • Kaestle, C. E., & Allen, K. R. (2011). The role of masturbation in healthy sexual development: Perceptions of young adults. Archives of Sexual Behavior. https://doi.org/10.1007/s10508-010-9722-0
  • Robinson, B. E., Bockting, W. O., & Harrell, T. (2013). Masturbation as a means of achieving sexual health. In Masturbation as a Means of Achieving Sexual Health. https://doi.org/10.4324/9781315808789
  • Patricia J. Morokqff &Ruth Gillilland, “Stress, sexual functioning, and marital satisfaction”, The Journal of Sex Research, Volume 30, 1993 – Issue 1
  • K. E. Andersson, G. Wagner, “Physiology of penile erection”, Psychological Review, Volume 75Issue 1 January 1995Pages 191-236
  • Chris G. McMahon, “Premature ejaculation”, Indian J Urol. 2007 Apr-Jun; 23(2): 97–108.
  • Antonio L. Pastore et al. “Pelvic floor muscle rehabilitation for patients with lifelong premature ejaculation: a novel therapeutic approach”, Ther Adv Urol. 2014 Jun; 6(3): 83–88.