Los mejores consejos para lavar las prendas de lana

Elena Martínez Blasco · 22 abril, 2019
Las prendas de lana son delicadas y requieren un trato especial durante el proceso de lavado. En esta oportunidad te compartimos algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta.

Si tienes ropa de lana y te has arriesgado a lavarla sin las debidas precauciones, es posible que hayas sufrido las consecuencias. Porque para lavar las prendas de lana hay que tener en cuenta algunos consejos.

En este artículo te damos las claves para mantener tu ropa de lana en perfectas condiciones. Con algunos consejos muy sencillos no volverás a tener problemas con este tipo de tejidos y lucirás siempre perfecta.

La ropa de lana

La lana es la elección perfecta para los días fríos, ya que es un aislante ideal para mantenernos a una temperatura cálida y sin humedad. Pero esta fibra natural es muy delicada y absorbente, por lo que debemos aprender cómo tratarla y lavarla de la manera adecuada.

Si no lo hacemos de la manera correcta, nos arriesgamos a que la ropa se estropee, se encoja o se deforme. Y como queremos mantener la calidad, el confort y la suavidad de la lana, compartimos unos consejos imprescindibles para lograrlo.

Lee también 13 trucos para mantener en perfecto estado la ropa

Consejos para lavar las prendas de lana

1. Mira la etiqueta del fabricante

lavar las prendas de lana
Para lavar las prendas de lana es importante revisar las recomendaciones de la etiqueta. De este modo podemos detallar algunos cuidados que requiere.

En primer lugar, a la hora de lavar la ropa, sea de lana u otros tejidos, debemos prestar atención a la etiqueta del fabricante. Ahí encontraremos la información que necesitamos para cuidar la ropa de la manera adecuada. Además, también descubriremos la calidad del tejido y si es 100% lana.

En el caso de las prendas de lana, esto es fundamental porque no todas requieren los mismos cuidados. Algunas quizás se tienen que limpiar en seco y otras, lavar a mano. En cambio con algunas podríamos utilizar la lavadora.

2. Si eliges la lavadora, pon atención

¿Se pueden lavar las prendas de lana en la lavadora? Sí que se puede. No obstante, deberás prestar atención al programa que eliges, ya que sino podrías estropearlas.

Algunas lavadoras automáticas ya incorporan un programa específico para la ropa de lana. En caso de que no lo hubiera, deberás seleccionar la opción de «ropa delicada» o «lavado a mano. 

No obstante, nos aseguraremos siempre de que sea un ciclo de agua fría y de poca intensidad. ¡Cuidado porque el agua tibia también puede llegar a encoger la ropa!

  • También recomendamos dejar la prenda en agua fría antes del lavado durante una media hora para evitar que se encoja. 
  • A la hora de introducirla a la lavadora, podemos meter la prenda en una bolsa de malla para que así no se enganche o dañe con otro tipo de tejidos. No obstante, esto es opcional.

3. Secado de las prendas

secar al aire libre
Para secar la ropa de lana es conveniente retirar el exceso de agua. Así evitamos que la prenda se deforme.

Con la secadora no podemos hacer excepciones, ya que nos arriesgamos a estropear la ropa. El calor hará que la prenda se encoja, aunque hayamos seguido todos los pasos para un correcto lavado.

A la hora de tender la prenda, deberemos hacerlo en horizontal encima del tendedero. En caso de colgarlo, el peso del agua en la ropa estirarían y deformarían la prenda.

También podemos optar por envolver la ropa con una toalla y así quitar parte de la humedad antes de secarla. Lo haremos como si la plegáramos o bien enrollándola con cuidado y apretando para escurrir el exceso de agua.

Lee también: Ideas ecológicas: Bolas de lana secadoras para la ropa

4. Consejos generales

Tanto si vamos a lavar las prendas de lana a mano o a máquina, hay algunos consejos generales que deberemos seguir:

  • Lavar las prendas cuando sea imprescindible, no con demasiada regularidad. No debemos lavarla con la misma frecuencia que cualquier otra prenda.
  • Recomendamos darle la vuelta a la prenda antes de lavarla. 
  • La intensidad siempre debe ser suave. Si es a máquina, la seleccionaremos, y si es a mano, evitaremos frotar con fuerza.
  • Elegir siempre un detergente suave disuelto en agua, si puede ser, que sea específico para prendas de lana.
  • Si solo queremos quitarle el olor a la prenda podemos airearla o bien dejarla solo en remojo.
  • Si a pesar de todos los cuidados la ropa parece haberse encogido después de lavarla, el momento de estirarla con suavidad es cuando todavía está húmeda.
  • Optaremos siempre por el lavado a mano cuando la prenda sea demasiado delicada. Por ejemplo, si tiene bordados o lentejuelas.

¿Quieres cuidar tus prendas de lana y que luzcan siempre como nuevas? Sigue estos sencillos consejos y disfruta de la suavidad de este tejido natural