Los 10 mejores consejos de persuasión

Saber escuchar es uno de los pilares de la persuasión, ya que así aprendemos de nuestro interlocutor y sabemos de qué forma podemos atraer su atención

Quizás pensemos que la persuasión es una técnica que solo utilizan los vendedores para ofrecernos sus productos y servicios.

Sin embargo, ser persuasivo nos puede ofrecer muchas ventajas en la vida cotidiana sin importar cuál sea nuestro trabajo.

En este artículo te contamos de qué manera convencer al otro y obtener lo que quieres.

Técnicas eficaces de persuasión

Antes que nada debes saber que persuadir no es igual que manipular. La persuasión es una habilidad que muchos líderes tienen para influir en los demás.

No es preciso ser un exitoso empresario o un político para recurrir a las siguientes técnicas. Todos podemos aprovecharlas:

1. Busca personas persuasibles

asertividad

Lo primero y principal es saber con quién podemos poner en práctica nuestra capacidad de persuasión.

Si recién usamos las técnicas debemos tener en cuenta que, en el corto plazo, hay personas más persuasibles que otras.

  • ¿Cómo darse cuenta? Por su actitud. Si dicen que sí a todo lo que el otro expresa, si no dudan de las palabras del interlocutor o si toman decisiones basadas en los consejos de los demás.

Ver también: Los consejos que das a los demás aplícalos en tu vida

2. Encuentra el momento oportuno

No podemos persuadir a alguien en cualquier situación. Todo depende de lo que queramos conseguir.

Para ello debes encontrar ese momento adecuado para hablar del tema que te interesa.

  • Espera a que el otro lo saque a la luz, relaciónalo con una conversación y trata de “pescar” ese instante en que la persona es más receptiva o abierta a tus palabras.

3. Interesa al otro

pareja cenando

Es muy difícil convencer a alguien que no se encuentre interesado en lo que tienes para ofrecer. Para poner en práctica tus técnicas de persuasión debes hablar de cosas que al otro le preocupen o le interesen.

  • Sabrás cuál es la temática adecuada haciéndole ciertas preguntas sobre su vida y sus intereses (sin parecer entrometido).

4. Aplica la técnica de reciprocidad

Cuando una persona hace algo por otra, automáticamente, aquella que recibió el favor se siente en obligación de devolverlo.

  • Esta también puede ser una manera de persuadir a alguien. Ofrécele alguna cosa para que luego se sienta en falta y puedas pedirle algo a cambio.

5. Sé persistente

No te quedes con el primer “no” que te dicen. Intenta de nuevo y las veces que sean necesarias para lograr tu objetivo. Ningún líder ha tenido las cosas fáciles desde el principio.

  • Por ejemplo Abraham Lincoln perdió ocho elecciones antes de convertirse en el presidente de los Estados Unidos. Su persistencia fue tal que finalmente alcanzó su meta.

Si no te funcionó la primera vez, cambia tu discurso para la segunda oportunidad y así sucesivamente.

6. Interésate por el otro

pareja bebiendo agua

A todos nos gusta hablar de nosotros mismos. Por ello es fundamental saber escuchar antes de hablar (dicen que por eso tenemos dos oídos y una sola boca).

Cuando prestas atención a las palabras del otro se crea una especie de vínculo que después es difícil de romper.

  • Si escuchas por unos minutos a alguien luego será más probable que quiera saber algo de ti (recuerda el principio de reciprocidad).
  • En ese momento puedes aprovechar para vender o presentar tu producto o servicio.

Ganar la confianza de la otra persona es un paso más que importante y fundamental para persuadirle.

Es más fácil convencerle para que compre algo, te aumente el sueldo o incluso que viva contigo. Conviértete en alguien confiable y verás cuanto rédito sacas de ello.

Te recomendamos leer: 8 hábitos de las personas interesantes

7. Estructura el discurso

Esto es imprescindible, ya que no puedes quedarte callado en el momento de la acción. Ten unas líneas preparadas con anticipación.

No te las aprendas de memoria, evita parecer un robot o un niño que se aprendió la lección. Tienes que mostrar soltura y a la vez fortaleza para que el otro crea en tus palabras.

  • Habla primero de lo positivo o de las ventajas de la decisión del interlocutor.
  • Por supuesto, no omitas lo negativo de tu propuesta ya que negarlas es sinónimo de mentir y eso reducirá la confianza que te has ganado.
  • Destaca lo bueno, acepta lo malo y explica cómo se puede aumentar lo primero y reducir lo segundo.

8. Ten confianza en ti mismo

autoconfianza

Ninguna técnica de persuasión puede servirte si no tienes seguridad en tus palabras o en lo que tienes para ofrecer. La confianza en ti mismo da la sensación de que realmente eres un experto en el tema.

  • No permitas que te tiemble la voz, no titubees, habla claro y fuerte, levanta el rostro y mantén la espalda recta.
  • La autoconfianza es primordial. Si no confías en ti mismo… ¿Quién lo hará?

9. Diferénciate del resto

La originalidad es clave para ser persuasivo. Es fundamental que ofrezcas algo que nadie más tiene. La autenticidad también es muy importante.

  • En estos tiempos en los cuales todos los discursos parecen iguales tienes que tratar de sobresalir.
  • Crea una marca propia, busca la manera de destacar y potencia tus habilidades.

10.Usa siempre el sentido común

Falta de confianza

En cualquier circunstancia te puede servir para lograr tus objetivos en el arte de la persuasión. Analiza lo que sucede a tu alrededor y déjate guiar por tu sexto sentido o tu “corazonada”.

Al usar el sentido común sabrás en qué momento hablar y cuándo escuchar, a quien darle un discurso más extenso o más acotado, cómo debe ser tu “entrada” a la otra persona, etc.

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar