8 remedios naturales para aliviar los pies hinchados

¿Notas tus pies hinchados después de un largo día? Alívialos con estos 8 sencillos remedios naturales. Son efectivos y fáciles de preparar en casa.

Es común notar los tobillos y los pies hinchados después de una intensa jornada laboral o tras largas horas de viaje. Este es un síntoma muy habitual que puede deberse, entre otros motivos, a un problema de circulación, retención de líquidos o el uso de un calzado inadecuado.

En la mayoría de los casos no genera mayor molestia, salvo una leve sensación de cansancio que se alivia tras poner el cuerpo en reposo. No obstante, hay quienes presentan un intenso dolor y otros molestos síntomas que pueden interrumpir la jornada o impedir el descanso.

Por suerte, existen una serie de remedios naturales que pueden ser útiles en el tratamiento de pies hinchados. A continuación, te revelamos los más efectivos y fáciles de preparar en casa. ¡Conócelos!

1. Masajes para los pies hinchados

Masajes para pies hinchados

Los masajes son un excelente remedio para activar la circulación y generar sensación de alivio sobre los pies hinchados. Puedes aplicarte un poco de aceite, como el de oliva, en las palmas de las manos y masajearlos de forma ascendente.

Otra sencilla opción consiste en apoyar una pelota de tenis en el suelo y a continuación poner la planta del pie sobre esta para masajearla de atrás hacia adelante.

Ver también: Cómo hacer un desodorante de pies casero y un tratamiento relajante

2. Sumergir los pies en agua

Remojar los pies en agua tibia o caliente es una de las mejores terapias para desinflamar los pies y aliviar la sensación de cansancio.

Puedes agregar sal, la cual es una especia antinflamatoria, para potenciar los resultados de este remedio. Se sumergen los pies de 15 a 20 minutos y, para finalizar, se hidratan con un poco de aceite de oliva.

3. Ejercicio

Ejercicio para aliviar los pies hinchados

Cuando la inflamación no desaparece con el descanso o la aplicación de un remedio natural, una buena alternativa es ejercitar los pies con actividad física de bajo impacto.

Esto está considerado como uno de los mejores remedios naturales para los pies hinchados, ya que estimula la circulación y promueve la eliminación de líquidos retenidos. Algunos de los recomendados son:

4. Pepino frío para los pies hinchados

La aplicación directa de pepino frío sobre los pies hinchados tiene un efecto terapéutico que disminuye la inflamación y da una sensación de alivio inmediata.

Este ingrediente es un gran hidratante y cuenta con propiedades antinflamatorias que sirven tanto a nivel interno como de forma tópica. Te aconsejamos aplicarlo en rodajas o triturado, y que lo dejes actuar unos 10 o 15 minutos antes de enjuagarlo.

5. Elevar los pies

Elevar los pies

Una solución muy simple, pero eficaz que consiste en poner los pies en una posición elevada con respecto al resto del cuerpo. Esta actividad facilita la circulación de la sangre a través de las piernas.

En muchos casos, puede aliviar de manera instantánea el dolor. Lo ideal es hacerlo recostado, con los pies elevados contra una pared o sobre algunas almohadas.

6. Infusión de arándanos

La infusión de arándanos cuenta con propiedades diuréticas que disminuyen la retención de líquidos en los tejidos y, además, apoya la circulación.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de arándano azul (20 g)
  • 4 tazas de agua (1 lt)

Preparación

  • Primero, pon a hervir el agua.
  • Luego viértela en una jarra con las hojas de arándano azul.
  • Déjala reposar tapada 15 minutos y tómala hasta tres veces al día.

Te recomendamos leer: Los maravillosos beneficios de los arándanos

7. Infusión de cola de caballo

Infusión de cola de caballo para los pies hinchados

Esta bebida natural es otro de los diuréticos naturales que pueden aliviar los pies hinchados desde el interior. Su consumo combate la retención de líquidos de los tejidos y disminuye la tensión asociada a la hinchazón.

Ingredientes

Preparación

  • Primero, pon a hervir el agua.
  • Luego, agrégale la cola de caballo y déjala reposar.
  • Cuando esté tibia, ingiérela.
  • Repite su consumo dos o tres veces al día.

8. Baño de salvia

La salvia es una planta con propiedades antinflamatorias que disminuyen el dolor asociado a la artritis. Además ayuda a pacientes con reumatismo y edema. Por ello, sumergiendo los pies en su infusión se consigue un efecto relajante que calma la hinchazón mientras los prepara para el descanso.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de salvia (50 g)
  • 6 tazas de agua (1 ½ lt)

Preparación

  • Primero, pon el agua en una olla.
  • Cuando llegue a ebullición, agrégale las hojas de salvia.
  • Luego, déjalas a fuego mínimo durante un par de minutos.
  • Deja reposar la infusión hasta que esté a una temperatura soportable
  • Por último, sumerge los pies durante 20 minutos.

Cualquiera de estas alternativas naturales puede ser útil en la disminución de la hinchazón de los pies. Si ninguno funciona y el síntoma permanece por varios días, consulta al médico para descartar problemas de salud más graves.