Los mejores remedios naturales para cicatrizar heridas

Si bien es cierto que hay que tener siempre precaución, no siempre se pueden evitar algunas heridas. A continuación te cometamos cómo tratarlas naturalmente.

Existen algunos ingredientes naturales que pueden ayudar a cicatrizar heridas superficiales comunes. Se trata, en su mayoría, de alimentos que tenemos en la cocina normalmente o bien, se pueden adquirir en cualquier supermercado.

Conocer algunos remedios naturales nos puede ayudar a evitar el uso excesivo de ungüentos farmacológicos o bien, medicamentos que puedan ocasionar efectos secundarios. Por otra parte, resulta conveniente conocerlos en caso de que no se tenga acceso inmediato a ningún otro tipo de tratamiento. 

¿Qué puede impedir una buena cicatrización?

Recordemos que, cuando el cuerpo sufre una herida, este aumenta la producción de una sustancia denominada ‘colágeno‘. Si el cuerpo no consigue producir suficiente colágeno, la herida tardará más tiempo en curarse o puede que, incluso, requiera atención especializada para lograrlo.

Algunos de los factores que pueden impedir que la piel cicatrice correctamente son: 

  • Mala circulación sanguínea. Si las células no tienen suficiente oxígeno, no consiguen trabajar correctamente en procesos como la cicatrización de heridas. La mala circulación también afecta la elasticidad y tensión de los tejidos.
  • Uso de ciertos fármacos: (anticoagulantes, antiinflamatorios y corticoides).
  • Alteraciones del metabolismo, tales como: la diabetes, la obesidad, el colesterol y la hipertensión. Todas estas dificultan la capacidad del cuerpo para producir colágeno, que viene a ser el encargado de “tapar” el agujero que la herida dejó en la piel.
  • Tabaquismo. La nicotina hace que las arterias se estrechen y por ende, la sangre no fluya apropiadamente y la herida no cicatrice.
  • Carencias nutricionales. Para que el cuerpo tenga la capacidad de producir colágeno, necesita de “materia prima”, la cuál está compuesta por vitaminas y minerales. En especial, vitaminas A y C, y zinc.
  • Estrés crónico. Al haber una alteración en el organismo, las células no cumplen el proceso de cicatrización de la forma adecuada cuando se produce una herida y hace que sea más lento.

Remedios caseros para cicatrizar heridas

Ajo

Es un potente “curandero” de heridas, llagas y raspones. Esto se debe a que entre sus propiedades está la de antibacteriana, que protege de la infección. Es necesario aplicarlo cuidadosamente porque puede provocar irritación en la piel, ya que sus jugos son muy potentes.

No dejarlo más de 20 minutos en contacto con la herida y si arde mucho, suspender el uso. Un excelente remedio es mezclar tres dientes de ajo en una taza de vino, procesar y dejar reposar dos horas. Luego, aplicar sobre la herida limpia y seca, dos veces al día.

Aceite.ajo

Miel

Los gérmenes se ven “atraídos” por la miel, lo mismo que ocurre con las abejas. Esto ocurre cuando se aplica sobre una herida. Deshidrata los agentes malignos, deja la piel limpia y sin infecciones.

Una vez que esté bien desinfectada y seca, coloca un poco de miel sobre la herida y deja que se absorba. 

Vinagre blanco

Coloca una cucharada de vinagre blanco en un litro de agua. Con esto limpia las costras que se van formando en la herida para poder eliminar las bacterias y limpiando profundamente. Puede arder un poco los primeros segundos, no te asustes.

Cebolla

La cebolla se asemeja al ajo en cuánto a componentes y propiedades, pero con la diferencia de que no irrita la piel. Coloca en la procesadora media cebolla cortada y una cucharada o dos de miel de abejas. Aplica sobre la herida y deja actuar, por lo menos, una hora, repitiendo tres veces al día hasta que cicatrice.

Cebolla

Hojas de llantén

Son conocidas en la medicina natural por sus propiedades antiinflamatorias. Machaca algunas hojas para obtener un zumo o pasta y aplica directamente sobre la herida al menos una vez al día.

Aloe vera

Sin dudas, el aloe vera es un excelente remedio natural para cicatrizar heridas. También es eficaz en el caso de quemaduras. Toma una penca, extrae el cristal y aplícalo sobre la herida.

Deja que absorba y vuelve a colocar varias veces al día. Aliviará el dolor de inmediato y en poco tiempo la herida cerrará sin infectarse en el proceso.

Licuados caseros para cicatrizar heridas

  • Licúa media taza de papaya, una taza de arándanos, media taza de zumo de mango y media taza de yogur natural y bebe a diario, en ayunas.
  • Mezcla en la licuadora una taza de papaya, una taza de duraznos sin carozo, el zumo de dos naranjas y dos zanahorias peladas. No cueles, bebe de inmediato.
  • Licúa una rodaja de melón, media taza de zumo de zanahoria, el zumo de una naranja y el zumo de un limón. Bebe a diario.
  • Coloca en la licuadora media taza de fresas, un vaso de zumo de naranjas y 120 ml de zumo de guayaba. Mezcla bien y bebe en el desayuno.
  • Haz un licuado con dos kiwis pelados, media taza de yogur natural y dos cucharadas de miel. Bebe todos los días.

Se aconseja consumir alimentos en vitaminas y minerales, tales como la papaya, el kiwi, la zanahoria, la guayaba, el limón, la naranja y el pomelo para poder cicatrizar heridas adecuadamente. Es importante también la ingesta de proteínas ofrecidas en los lácteos, el huevo, las carnes blancas, la soja y los frijoles.