Los mejores trucos para retirar los restos de adhesivo

Si nos fijamos las pegatinas están por todas partes y cuando las intentamos quitar y éstas se rompen y dejan restos de pegamento en los objetos puede llegar a ser muy molesto. Antes de frustrarte, conoce los mejores trucos para removerlos con seguridad. 

Si nos paramos un momento y observamos nuestra casa, podremos comprobar que tenemos muchos adhesivos pegados en las paredes u otras superficies y quizá no queramos que estén ahí. Las modas pasan y puede que las elecciones del pasado nos hagan querer quitarlas.

Las pegatinas y adhesivos tienen pegamentos muy fuertes que hacen que, cuando queramos retirarlas, no se quiten bien y nos frustremos en el intento. Muchos productos nuevos vienen con pegatinas con la información de fábrica, el precio o sus características. Dado que muchas de ellas son difíciles de remover, te contamos los mejores trucos para quitar los adhesivos más complicados.

Quitar los códigos de barras y las pegatinas sin dañar el producto puede ser tarea complicada. Por ello te contamos cómo quitarlos de manera efectiva según el tipo de superficie.

Cómo quitar los adhesivos dependiendo de la superficie

Cristal

Es posible que una de las superficies más complicadas para limpiar las adhesivos sea el cristal. Toma nota de cómo hacerlo y qué necesitas para conseguirlo.

Utensilios

  • Papel absorbente o una toalla de papel.
  • Limpiador de cristales.
  • Cuchilla o rascador con mango.
  • Disolvente: aguarrás, acetona, desengrasante, etc.

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, pulveriza la zona donde se encuentre el adhesivo con el limpiador y seca bien. Tienes que limpiar la superficie para que no tenga restos de polvo.
  • Una vez seco, utiliza el disolvente elegido y aplícalo con ayuda del papel. Aplícalo encima del adhesivo y deja que actúe durante unos minutos.
  • A continuación, con ayuda del rascador, quita con cuidado la pegatina y limpia los restos de pegamento. Una vez removido todo, vuelve a limpiar los cristales con el producto específico para ello.

Ten cuidado de que el disolvente no entre en contacto con otros materiales, ya que podría dañarlos. Asimismo, trabaja con guantes cómodos para que no se dañen tus manos.

Lee este artículo: 6 formas de ocultar las imperfecciones de tu casa

Quitar los adhesivos de artículos de cristal, madera o plástico

Si el artículo que has adquirido se puede mojar, lo ideal es que lo humedezcas con agua caliente durante un minuto. Después podrás comprobar por ti mismo que la pegatina se quita muy fácilmente.

Para terminar, limpia con un estropajo suave para que no queden restos. Si todavía quedan marcas, sigue mojando y limpiando con agua caliente.

Superficies delicadas

Otra forma de remover los adhesivos es aplicando calor con un secador. El procedimiento funciona como en el caso anterior:

  • Aplica calor sobre la pegatina y, pasados unos segundos, intenta quitarla con cuidado.
  • Si se queda pegada parte de la pegatina vierte un poco de aceite encima de ella: así te resultará más fácil quitarla con ayuda de una esponjita.

Técnicas para quitar adhesivos de manera eficaz

Aceite de oliva, de girasol o de almendras

No importa el aceite que utilices: lo importante es que sea muy untuoso para que ayude a quitar todos los restos del adhesivo.

  • Aplica un poco de aceite en un paño que no rasgue ni dañe la superficie.
  • Frota con cuidado la superficie y los restos de pegatina.
  • Ayúdate de las manos para, desde una esquina del adhesivo, quitar la totalidad de este.

Aunque este método es muy útil, debes tener en cuenta que el aceite es un elemento graso y puede manchar la superficie: asegúrate antes de que no afectará a tus muebles, cristales o metales.

¿Lo sabías? 6 ingredientes tóxicos que se esconden en los productos de limpieza

Alcohol, acetona o quitaesmalte

Quizás sean los productos a los que más gente recurre para quitar las pegatinas. Sin embargo, debemos recalcar que el alcohol o la acetona no se puede utilizar para todas las superficies que nos gustaría. Por ejemplo, es corrosiva para los plásticos.

  • Con ayuda de un paño suave, aplica un poco de alcohol. Puede valer el de uso médico. Si no, aprovecha la acetona o el quitaesmalte que tengas por casa.
  • Frota con mucho cuidado, ya que no queremos que se rompa el material.

Si al pasar el paño observas que la superficie cambia de color o su textura no es suave sino rasposa, no sigas, porque quizá dañes el material. En ese caso, puedes seguir otros de los muchos trucos que te hemos contado.

Espuma limpiadora de pantallas

Puede que no tengas este producto en casa de forma habitual o, simplemente, desconocieras de su existencia. No importa, quizá a partir de ahora quieras tener un bote en casa: además de mantener las pantallas limpias te ayudará a remover las pegatinas y los restos de pegamento.

  • Aplica una capa generosa encima del adhesivo y en el paño que quieras utilizar.
  • Frota enérgicamente y verás cómo se desintegra y se limpia toda la superficie.

Quizá este truco sea un poco más pesado porque no es un producto muy fuerte, pero en cambio, sabremos que será muy seguro y cuidadoso.

¡No dudes en compartir estos trucos!