Los mejores y los peores alimentos para tus dientes

¿Quieres lucir una sonrisa digna de un comercial de dentífricos? ¿Te gustaría que tus dientes estén más blancos, no sufrir caries ni halitosis (mal aliento)? Seguramente la razón de tus problemas bucales o dentales se deba a lo que comes. En el siguiente artículo conocerás cuáles son los mejores y los peores alimentos para tus dientes, para que aumentes la ingesta de los primeros y evites los segundos.

Para tener una sonrisa maravillosa, deberás aprender cómo prevenir las manchas y las caries. No alcanza con cepillarlos, usar hilo dental y visitar al odontólogo dos veces al año. También debes comer de manera adecuada, ya que los componentes de los alimentos tienen un fuerte impacto en las piezas dentales, ya sea para bien o para mal.

Los mejores alimentos para los dientes

Si quieres revertir el daño que pueden haber hecho algunos alimentos en tus dientes, no dudes en empezar a consumir más a menudos los siguientes productos.

Chicles sin azúcar

Te ayudan a mantener más limpios los dientes y no aportan azúcares, el gran amigo de las caries. Estimulan la producción de saliva, lo que sirve para limpiar a fondo y remover las bacterias que se alojan entre las encías, dientes, muelas y lengua. Además, fortalece a los dientes con fosfato y calcio. Opta por chicles con sabor a menta que te permitirán eliminar el mal aliento y además porque los sabores a frutas (sobre todo cítricos) pueden dañar el esmalte.
Chicle

Agua

El agua es buena para nuestro organismo se mire por donde se mire. En el caso de la salud bucal, este líquido vital te ayuda a eliminar los residuos que han quedado en las encías y muelas, lava el ácido y el azúcar de la comida y contiene un mineral que permite proteger a los dientes de la erosión.

Lácteos

La leche, el queso, la crema y el yogur pueden ser muy buenos para cuidar la salud de tus dientes. Esto se debe a que te ofrecen una buena cantidad de calcio para fortalecer los huesos (los dientes son huesos). Pero también, los lácteos son buenos para que el esmalte dental no se manche.

Vegetales verdes

Si lo que buscamos es una buena cantidad de calcio, entonces la espinaca, la acelga y el brócoli no pueden faltar en nuestra dieta diaria. Pero además, estos alimentos promueven la buena digestión, requieren que mastiques varias veces y ayudan a fortalecer a las encías y mandíbula. Al hacer este movimiento, producirás más saliva, que como ya se dijo antes, sirve para limpiar la boca de las bacterias y restos de alimentos.

Las acelgas, una excelente verdura con muchos nutrientes

Fresas

Este delicioso fruto tiene ácido málico, conocido por sus propiedades para blanquear los dientes. Si consumes fresas de postre, trata de que sean naturales y frescas; recuerda morderlas para cortalas. También puedes elaborar con estas pequeñas frutas un tratamiento blanqueador muy interesante y eficaz. Simplemente tienes que extraer la pulpa de una fresa y colocarla en el cepillo de dientes. Luego cepilla como si hicieras con el dentífrico. Repite varias veces a la semana.

Manzana

Comer una manzana cruda por día es muy bueno para nuestra salud bucal. Te ayudará a tener los dientes más blancos, al igual que las fresas. Para ello, sólo tienes que morderla con cáscara (una vez que la hayas lavado bien) y masticar varias veces por ambos laterales.

Los peores alimentos para los dientes

Además de aumentar la ingesta de los alimentos recomendados para mejorar la salud de los dientes y de la boca en general, también se aconseja evitar o directamente eliminar los siguientes, porque no son para nada benéficos:

Frutas cítricas

Si bien las naranjas, limones o toronjas poseen una gran cantidad de vitamina C, vital para nuestro organismo porque evita que nos enfermemos, lo cierto es que no son buenos para tus dientes. Esto se debe a que su zumo tiene una gran concentración de ácido que puede erosionar el esmalte de las piezas dentales. Sobre todo hay que tratar de no consumir tanto limón o toronja. La naranja es la fruta cítrica que menos Vitamina C contiene,

citricos veronicasheppard

Caramelos masticables

Las golosinas en general son malas para la salud porque contienen mucha cantidad de azúcar. En el caso de los caramelos, sobre todo los pegajosos, se adhieren a la parte interna de los dientes y no se desprenden tan fácilmente. Esto provoca una mayor producción de bacterias que al quemar el azúcar se convierten en ácido y va quitando el esmalte dental, ocasionando posteriormente caries. Y en el caso de los caramelos que sean muy duros, pueden provocar roturas o pequeñas fisuras en dientes y muelas.

Pepinillos en vinagre

En muchos lugares se conocen como “pickles” y también incluyen otros vegetales que han pasado por el mismo proceso de macerado con vinagre. En realidad, este ingrediente es el problema. Comer pepinillos, zanahorias, pimientos o cebollas en vinagre todos los días desgasta mucho los dientes, por el ácido que contienen.

Refrescos

Las bebidas gasificadas como son los refrescos o los zumos industriales tienen una gran cantidad de azúcar, aunque sean bajas calorías. Contribuyen a formar caries y además, no nos quitan la sed, como si lo hace el agua. Los componentes de los refrescos dañan el esmalte de los dientes.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar