Qué hacer si los niños tienen lombrices

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 5 diciembre, 2018
Al leer este artículo, sabrás qué hacer si los niños tienen lombrices. Recuerda que la salud de los pequeños es lo primero. No te preocupes, que siguiendo las indicaciones del médico, combatirás la infección.

Estás aquí para descubrir qué hacer si los niños tienen lombrices. Las lombrices son infecciones parasitarias intestinales que afectan a una cantidad considerable de niños de todo el  mundo. Los parásitos intestinales más frecuentes en el entorno son producidos por las lombrices o los oxiuros. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo

Los niños pueden presentar lombrices en cualquier etapa de la infancia. Sin embargo, la mayoría de los casos se registran en menores de 14 años. Si notas que tu hijo está intranquilo por las noches y presenta molestias en sus genitales, debes prestar atención ya que este es el síntoma más común en estos casos. La causa de su aparición la señalan desde la plataforma de salud FAROS:

La oxiuriasis se adquiere cuando se ingieren involuntariamente los huevos de las lombrices, de tamaño microscópico, que se encuentran en las manos de las personas (muy especialmente en las uñas) y en todos los objetos que estas hayan tocado.

Deberás revisar sus heces porque ahí está la clave para saber si tu hijo tiene lombrices. Y ante la mínima sospecha, acude al médico.

Descubre qué hacer si los niños tienen lombrices

1. Lleva a tu hijo al médico

Para saber qué hacer si los niños tienen lombrices, debes acudir al médico. Es totalmente falso que las lombrices sean difíciles de eliminar, pues son mucho más comunes de lo que parecen. Sin embargo, debes tener los cuidados necesarios y realizar el tratamiento al pie de la letra, para evitar su reaparición.

Bebé en el pediatra.

El pediatra le podrá recetar un medicamento vía oral. No obstante, ninguno de los medicamentos elimina los huevos que pueden volver a infectar al niño. Por esto, debes repetir la dosis dos semanas más tarde.

Profundiza: 6 síntomas de las lombrices intestinales

2. Cuida su alimentación

Un mito sobre la causa de las lombrices es la ingesta de golosinas. Seguramente, has escuchado que los niños tienen lombrices “por comer tantas golosinas”. Esto es totalmente falso.Sin embargo, esto no quiere decir que no debas vigilar su alimentación. El hecho de que las golosinas no produzcan lombrices no quiere decir que no sean dañinas para su salud.

Bebé comiendo.

Cuando lavas los alimentos que va a consumir tu hijo, debes asegurarte de hacerlo con agua libre de gérmenes o bacterias, pues el riego de alimentos con aguas fecales es uno de los motivos principales para que los niños tengan lombrices.

La arena de los parques, las áreas de juego, la piscina, el inodoro, los juguetes y, principalmente, las uñas y manos, son los lugares más frecuentes en donde se pueden encontrar lombrices. Por eso, es muy tan importante que le enseñes a tu niño hábitos de limpieza personal.

3. Supervisa sus horas de sueño

Los huevos de los parásitos intestinales entran a la boca y atraviesan el sistema digestivo, rompeniéndose dentro del intestino delgado. Las larvas de las lombrices avanzan hasta depositarse en el intestino grueso. Unas semanas después, las lombrices hembras progresan hasta el final del aparato digestivo y empiezan a salir del cuerpo para realizar la puesta de huevos. Este proceso ocurre, generalmente, de noche.

Niño durmiendo.

Esto produce sueños intranquilos, irritabilidad, pesadillas, bruxismo, e incluso, que tu niño esté por las noches sonámbulo. Por esta razón, debes supervisar cuando tu niño está durmiendo.

Si observas alguno de estos síntomas, revisa la zona perianal del niño, separando sus nalgas y con una buena iluminación. También puedes revisar sus heces, donde, frecuentemente, se observan las lombrices en forma de pequeños hilos delgados y blancos que se mueven.

Consejos para toda la familia

Cuando los niños tienen lombrices, es probable que toda la familia también las tengan, por lo que es útil que sigáis estos sencillos y útiles consejos:

  • Todos deberían bañarse por la mañana: de esta manera se eliminarán una gran cantidad de huevos.
  • Los síntomas de irritación y picazón se reducen con baños de agua tibia templada y una crema suave.
  • Cambia con frecuencia la ropa interior y la sábana de la cama. Esto ayuda a reducir la contaminación y el riesgo de reinfección.
  • Las uñas deben estar cortas y limpias (lávalas con un cepillo).
  • Cada miembro de la familia debe lavar sus manos con frecuencia, sobre todo, después de ir al baño y antes de comer.

Recuerda: ¿Por qué es importante lavarse las manos?

Conclusión

Si esta afección no se trata de manera correcta y no llevas a tu niño al médico, las lombrices pueden reaparecer en cualquier momento. Además, no solo los niños tienen lombrices, pues una vez que están infectados ellos, existen grandes posibilidades que se infecten todas las personas que conviven con él. Afortunadamente, es un tema muy sencillo y rápido de tratar.

Después que la infección haya desaparecido, es importante que la higiene en casa prevalezca. De este modo, no solo evitarás las lombrices, sino también otras enfermedades que pueden afectar a toda la familia.

  • Aparicio Rodrigo, M., & Tajada Alegre, P. (2007). Parasitosis intestinales. Pediatria Integral. https://doi.org/10.1016/S1696-2818(11)70035-X
  • Mazzotti, L., & Quintanar, E. (1943). Examen de 1,551 ninos de la ciudad de Mexico, utilizando el metodo de Graham para investigar oxiuriasis. Rev. d. Inst. salub. y enferm. trop, 4, 173-178.
  • Tapia, Ó., & Muñoz, C. (2011). Oxiuriasis apendicular: estudio de prevalencia y descripción clínico-morfológica. Revista chilena de cirugía, 63(6), 599-603