Los nutrientes “Top Ten” para los niños

Una correcta alimentación es fundamental para que los niños puedan crecer fuertes y sanos. Es importante darles una dieta variada y equilibrada para que no les falten nutrientes

La nutrición es uno de los pilares que sustentan la salud y el bienestar. Los niños, quienes están en un proceso de crecimiento y desarrollo, requieren una nutrición adecuada y balanceada para que puedan desarrollar todo su potencial físico, psicológico e intelectual. Por eso, en este artículo vamos a desglosar uno a uno los diez nutrientes claves para el desarrollo óptimo de los más pequeños.

1. Vitamina A: Participa en la regeneración y reproducción celular, así como en el desarrollo y mantenimiento de una adecuada visión. Además, tiene un efecto protector contra las infecciones. Asimismo, favorece el desarrollo óseo y dental e interviene en la formación del sistema nervioso. La vitamina A se encuentra en los huevos, la mantequilla, la carne, los pescados grasos y el queso, la zanahoria, el tomate, los vegetales verdes y en las frutas rojas y amarillas.

2. Vitamina C: Es un potente antioxidante que además contribuye a la formación del colágeno de la piel, garantiza un adecuado desarrollo de los huesos y los dientes y favorece la absorción del hierro. La vitamina C se encuentra en la naranja, el limón, el mango, el kiwi, el brócoli, el tomate y la fresa (o frutilla).

3. Vitamina D: La “vitamina de la luz solar” recibe su nombre debido a que su fuente principal es la luz del sol cuando entra en contacto con la piel; hace posible que el calcio y el fósforo sean absorbidos para mineralizar los huesos y los dientes, así como también regula los niveles de calcio de la sangre. Otras fuentes de vitamina D son la mantequilla, el queso, el atún y el salmón.

4. Vitamina E: Este poderoso antioxidante también favorece el desarrollo del sistema reproductivo, tiene un efecto protector sobre la piel, mantiene el correcto funcionamiento del metabolismo y del sistema inmunológico y ayuda a reparar el ADN. Las fuentes óptimas de esta vitamina se encuentran en la leche materna, el aceite de oliva, en los frutos secos como las nueces, las almendras y las avellanas, así como también en el brócoli y la espinaca.

5. Calcio: Garantiza la homeostasis y regula el crecimiento normal, contribuye a la formación de los dientes y los huesos, así como al adecuado funcionamiento del sistema nervioso. También favorece la coagulación de la sangre y permite transformar los alimentos en energía. Está disponible en el sésamo (ajonjolí), las almendras, los productos lácteos y los vegetales verdes.

6. Hierro: Transporta el oxígeno a todo el organismo a través de los glóbulos rojos y se puede encontrar en todo tipo de carnes, mariscos y en el hígado.

7. Magnesio: La contracción y la relajación muscular, la transmisión del impulso nervioso, la producción de proteínas, la producción y el transporte de energía y la formación de los huesos y dientes son algunas de las funciones que desempeña el magnesio, el cual se puede hallar en frutas como la banana y el albaricoque (o damasco), en el aguacate (o palta), el chocolate y en el arroz integral.

8. Potasio: Regula los fluidos del cuerpo, la transmisión del impulso nervioso y mantiene la adecuada función muscular. Al potasio lo podemos encontrar en la leche, las frutas, distintos tipos de carne, así como en cereales, vegetales y legumbres.

9. Zinc: Favorece el crecimiento y el desarrollo, la maduración sexual y el sistema inmune, encontrándose en ostras, mariscos y la leche.

10. Ácidos grasos: La grasa, a pesar de su mala fama, es necesaria para la formación y el mantenimiento de importantes tejidos en el organismo, como los del cerebro y el sistema cardiovascular. Por lo tanto, a los niños hay que proveerles distintas fuentes de grasas saturadas e insaturadas. Entre las primeras están los lácteos, el coco, la carne, la mantequilla y el tocino, mientras que el atún, el salmón, la caballa, las nueces, el aceite de oliva y el aguacate son fuentes de grasas insaturadas.

La nutrición infantil no es cosa de juego, por lo que al incluir regularmente los alimentos mencionados en la dieta de los pequeños, podrás tener tranquilidad, pues los estarás alimentando correctamente. Asimismo, si tienes en cuenta estos nutrientes para los niños, con toda seguridad, los verás crecer sanos y felices.

 Imagen cortesía de Dustin J McClure

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar