Cómo tener los ojos sanos

Yamila Papa Pintor · 2 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 2 enero, 2020
El estado de tus ojos puede revelar, en cierta medida, señales sobre tu salud interior, por tanto es recomendable no dejar pasar por alto algunas de las posibles alertas que nos mandan.

El ojo es un órgano visual que tiene, entre sus funciones, detectar la luz y luego convertirla en impulsos electroquímicos, así, estos viajan a través de las neuronas. La célula fotorreceptora más simple de la visión consciente asocia la luz al movimiento. 

Hoy día, debido a los cambios tecnológicos y la influencia de la luz azul en nuestra visión, es común observar un número significativo de personas llevando lentes de corrección. No se trata de una moda ni de que la medicina haya avanzado mucho.

Por ello, queremos ofrecerte en este artículo, algunos tips que pueden ayudar a mantener los ojos sanos. Presta atención, podría interesarte.

Mantener la salud ocular, una obligación

Es imperativo desarrollar una conciencia responsable sobre los peligros que conlleva el no cuidar ni prestar atención a la salud de nuestros ojos. Considerando esto, se recomienda beber zumo de zanahorias, ya que contiene vitamina A, que, según lo muestra el National Institutes of Health (NIH), es importante para la visión normal, el sistema inmunitario y la reproducción.

Ojos-irritados

Tips para cuidar la salud ocular

Como primera medida, has de saber que los ojos son una extensión de tu sistema nervioso, por lo tanto, tienes que alimentarte mejor, reducir el estrés y descansar lo suficiente para mantenerlos sanos. Algunos consejos que te pueden ayudar son:

  • Consume alimentos que sean ricos en minerales como frutas, algas marinas y vegetales.
  • Mantén la oxigenación de los ojos haciendo ejercicios.
  • Practica una actividad que contribuya a relajarte y a drenar un poco los nervios, por ejemplo, el yoga. Este podría ayudarte a contactar con tu más profundo ser y a serenar todos los sistemas.

¿Cuáles pudiesen ser algunos signos de problemas en los ojos?

Además de tener problemas para ver bien y de que te hayan recetado gafas, los desequilibrios a nivel orgánico y en relación a tus malos hábitos o falta de cuidado de los ojos puede traer las siguientes consecuencias:

1. Mayor producción de legañas

Son esas mucosidades que se alojan en los bordes de los ojos y que aparecen cuando nos levantamos de dormir. Si notas que tienes demasiadas legañas, quizás se deba a un exceso de toxinas o a que el cuerpo está tratando de eliminar los residuos de alguna manera o por algún medio.

Una posible ayuda para ello es llevar a cabo una dieta de desintoxicación, la cual exige no consumir lácteos, fritos, embutidos, azúcares ni alimentos salados. Además, debes ingerir alimentos frescos y agua.

En este mismo orden de ideas, es importante resaltar que al momento de decidir llevar a cabo este tipo de dietas, lo más recomendable y responsable sería consultar a un nutricionista.

Ardor en los ojos

2. Ojeras

Ojeras

Quizá las ojeras puedan deberse a una mala secuencia de sueño y descanso, es decir, que no se esté descansando el mínimo requerido, que por lo general es un lapso de 7 horas diarias. Sumado a ello, puede que también se presente una mala circulación en la zona de los ojos. En ocasiones puntuales, los alimentos que consumimos pueden afectarnos y generar ojeras.

Una alternativa natural casera es la del pepino. Según la creencia popular, utilizar rodajas frescas de pepino sobre la zona de los ojos y las ojeras, podría ayudar a reducirlas, incluso, podría ayudar a hidratar el área, ya que el pepino contiene un porcentaje alto de agua. Utilizarlo frío y fresco arrojaría mejores beneficios y resultados.

3. Hinchazón de los párpados

Cuando los ojos se ven muy inflamados puede deberse a un mal funcionamiento de los riñones o a que los estás forzando demasiado. Cuando esto sucede, puede deberse, en parte, al tipo de estrés diario al que sometemos nuestro sistema, ya sea a nivel laboral o personal.

Entonces, una forma de ayudar a reducir esas bolsas, puede ser bebiendo zumo de piña o de naranja todas las mañanas en ayuno. Se recomienda hacerlo durante un lapso de 3 a 4 semanas, y luego parar por 2 semanas para volver a empezar.

4. Orzuelos

Orzuelo

Si bien hay personas que dicen que “salen” por un virus que está en el aire, los orzuelos se deben a un exceso de toxinas, una dieta desequilibrada o una sobrealimentación, así como también a carencias de ciertas vitaminas.

Por ello, se recomienda evitar consumir alimentos salados, azucarados, fritos o grasosos.

Una alternativa natural que podría ayudar a eliminarlos es utilizar manzanilla. Es sabido que la manzanilla contiene componentes que ayudan a los procesos de desinflamación.

Entonces, hierve 1 taza de agua (250 ml), agrega 1 sobre de manzanilla y deja reposar hasta que tome temperatura ambiente. Lo siguiente sería tomar una almohadilla de algodón desinfectada, impregnarla del líquido y con palmadas suaves, humedecer el área donde está el orzuelo durante 5 minutos.

Se recomienda repetir el proceso 2 o 3 veces al día durante 7 días, de manera tal, que podamos observar resultados.

5. Enrojecimiento y lagrimeo

Ojos rojos

Si has pasado muchas horas frente al ordenador, en un ambiente con presencia de productos químicos, o si no te has quitado las lentillas en todo el día, es probable que tus ojos empiecen a enrojecer y a llorar (sin causas aparentes).

Trata de descansar más la vista,  también puedes intentar cerrar los ojos durante 2 o 3 minutos cada hora que estés frente a una pantalla. Otro tip es el cumplir con las horas estipuladas para usar lentes de contacto y humectarlos como te han indicado.

9. Falta de brillo

Hablar de esa «falta de brillo» hace referencia a un tema de cansancio y estado de ánimo, no a alguna condición específica, sin embargo, esto pudiese ser indicio de que algún nivel en nuestro organismo no anda bien.

Alguno podría ser:

  • Falta de nutrientes.
  • Anemia.
  • Excesivo cansancio.
  • Tristeza reprimida.
  • Deshidratación
  • Haber llorado por largo tiempo sin consumir agua.

Para esto, se recomienda liberar las tensiones haciendo algún tipo de ejercicio cardiovascular, yendo a pasear, incluso, visitando al psicólogo.

No olvidemos la importancia de una dieta sana, balanceada y responsable que incluya todos los macronutrientes que nuestro cuerpo necesita. Es también importante descansar de manera correcta por las noches, al menos 7 horas.

Para finalizar, si llegases a presentar alguna dolencia constante en tus ojos, pues no dudes en acudir al médico, consultarle y seguir sus consejos.

  • Olmedilla, B. (2012). Nutrición y salud ocular. Manual Práctico de Nutrición y Salud.

  • Barberá Loustaunau, E., & Vázquez Castro, F. (2009). Tratamientos tópicos oculares: revisión. Inf Ter Sist Nac Salud.

  • Subcomité de Epidemiologia de DEWS I. (2007). Epidemiología de ojo seco. The Ocular Surface.