Los peores alimentos que puedes comer

Ekhiñe Graell · 22 junio, 2014
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 5 enero, 2019
Limita el consumo de comida rápida, así como de embutidos y bebidas azucaradas, ya que, además de ser ricos en calorías, pueden resultar muy perjudiciales para tu salud

Nuestra alimentación es muy importante para nuestra salud. Comer cierto tipo de productos nos ayuda a sentirnos bien y a no tener algún tipo de padecimiento. Por el contrario, consumir otros alimentos nos puede ocasionar serios problemas. Es por ello que a continuación te presentamos algunos de los peores alimentos que puedes comer.

Embutidos

Embutidos de origen animal

Los embutidos (como el jamón, las salchichas, el salami o el chorizo) son productos muy dañinos para nuestra salud. De hecho, la Organización Mundial de la Salud señaló en 2015 este grupo de alimentos como una de las posibles causas del cáncer.

Se debe a su alto nivel de grasas saturadas, ya que en promedio aportan un 10% de este tipo de grasas por cada 100 gr. de dicho producto. Esto se encuentra muy por encima de los estándares recomendados, los cuales recomiendan alimentos que no superen el 2% de grasas saturadas por cada 100 gr. de producto.

Algunas de las afectaciones más comunes que ocasiona consumir embutidos son obesidad, hipertensión y enfermedades cardiovasculares tales como infartos o accidentes cerebrovasculares.

Lee también: 8 alimentos con mayor cantidad de grasas

Por lo tanto, no se debe de abusar de estos alimentos y consumirlos moderadamente. Es decir, en pequeñas cantidades de vez en cuando.

Papas fritasPapas fritas

Las papas fritas son otro de los alimentos más dañinos para nuestra salud. Aunque tienen un sabor agradable, lo cierto es que su consumo implica serios daños gracias a que contienen grandes cantidades de grasas saturadas, trans y colesterol.

En números, las papas fritas suelen aportar unas 500 calorías por cada 100 gramos de ellas, así como 36 gramos de grasa. Por si fuera poco, la cantidad de sodio que contienen también es muy alta, lo que puede ocasionar retención de líquidos.

 

Helado

Pese a su delicioso sabor y consistencia, el helado es un producto que no se recomienda consumir en exceso. El helado suele contener una gran cantidad de grasa así como colesterol y azúcar.

Por lo tanto, su consumo puede influir en el desarrollo de padecimientos como la obesidad o la diabetes. No obstante, en la actualidad existen algunos helados bajos en grasa y azúcares, los cuales son más saludables.

Te interesará: Cómo afecta el azúcar al organismo: todo lo que debes saber

Néctares, refrescos y bebidas azucaradas

Bebidas gaseosas

En general, las bebidas azucaradas son sumamente peligrosas para nuestra salud, sobre todo en el caso de los niños.

Este tipo de bebidas suelen concentrar una elevadísima cantidad de azúcar, lo que por supuesto tiene serias consecuencias en nuestro organismo. Principalmente, la azúcar puede ocasionar obesidad o sobrepeso y, en casos más graves, desencadenar enfermedades como la diabetes.

Hamburguesas

Hamburguesas de carne picada. los peores alimentos que puedes comer

Las hamburguesas son uno más de los alimentos que son dañinos para nuestra salud. Sobre todo las que se pueden comprar en famosos establecimientos.

Esto se debe a su alto contenido en grasas saturadas e incluso de sal. Como ya lo hemos mencionado, puede provocar daños cardiovasculares y sobrepeso u obesidad. Para contrarrestar esto lo mejor es preparar hamburguesas caseras bajas en grasa.

Pizzas

Al igual que las hamburguesas, las pizzas suelen ser ricas en grasas saturadas y trans, así como en sodio e incluso azúcares. Esto se encuentra sobre todo en algunos de los ingredientes que se utilizan para su preparación como queso y embutidos.

Asimismo, la harina con la que están preparadas las pizzas también contienen grasas y elementos dañinos para nuestra salud.

Finalmente, esperamos que esta lista haya sido de ayuda. Los alimentos descritos en este artículo deben ser evitados para no caer en los excesos. Sin embargo, si nuestra alimentación y estado físico se encuentran dentro de un estilo de vida saludable, el consumo de estos alimentos de manera ocasional no supondría un riesgo para la salud.

  • Organización Mundial de la Salud, O. (2015). Carcinogenicidad del consumo de carne roja y de la carne procesada. Web Page, 1. Retrieved from http://www.who.int/features/qa/cancer-red-meat/es/
  • Moss, M. (2013). The Extraordinary Science of Addictive Junk Food. The New York Times, online. https://doi.org/10.1109/TAP.2018.2869256
  • Payab, M., Kelishadi, R., Qorbani, M., Motlagh, M. E., Ranjbar, S. H., Ardalan, G., … Heshmat, R. (2015). Association of junk food consumption with high blood pressure and obesity in Iranian children and adolescents: The CASPIAN-IV Study. Jornal de Pediatria91(2), 196–205. https://doi.org/10.1016/j.jped.2014.07.006
  • French, S. A., Story, M., Neumark-Sztainer, D., Fulkerson, J. A., & Hannan, P. (2001). Fast food restaurant use among adolescents: Associations with nutrient intake, food choices and behavioral and psychosocial variables. International Journal of Obesity25(12), 1823–1833. https://doi.org/10.1038/sj.ijo.0801820
  • Powell, L. M., Nguyen, B. T., & Dietz, W. H. (2015). Energy and Nutrient Intake From Pizza in the United States. PEDIATRICS135(2), 322–330. https://doi.org/10.1542/peds.2014-1844