Los 9 increíbles poderes de la valeriana

Tanto la raíz como el extracto, la infusión o el aceite esencial de valeriana son muy adecuados para lograr tranquilizarnos.

El nombre de la valeriana deriva del latín “Valere”, que quiere decir “estar feliz” o “estar bien”.

Su etimología es ya una clara pista sobre para qué sirve esta planta que crece en zonas húmedas como los márgenes de los ríos.

En este artículo te contamos cuáles son los poderes de la valeriana officinalis, esa planta con hermosas flores blancas.

Valeriana: calmante y relajante

Eso de “vivir feliz” no es una broma, ya que una de las propiedades de esta planta es, justamente, reducir los estados de excitación nerviosa.

Es calmante, relajante del sistema nervioso central y de las tensiones musculares. Además, es antiinflamatoria y carminativa.

Por todo esto, puede ser un aliado en personas depresivas, ansiosas, estresadas o agotadas física y mentalmente.

También ayuda en condiciones como neurosis, espasmos, palpitaciones, histeria o migraña.

Cuando estamos tan nerviosos que sentimos un “nudo en la garganta” o un “peso en el estómago”, tenemos diarrea o malestar digestivo, un té de valeriana puede ayudarnos.

Por citar un ejemplo, esta planta fue utilizada tras las guerras mundiales para reducir los niveles de estrés de los soldados.

  • Al ser relajante puede utilizarse para mejorar la calidad del sueño y prevenir el insomnio.
  • Para aumentar su eficacia, es mejor ingerirla como infusión por las tardes y, como máximo, media hora antes de acostarse (de otra forma puede provocar el efecto contrario).
  • En días de mucha actividad o acontecimientos que conllevan estrés, ansiedad y nervios (un viaje, una boda, una mudanza, etc.) un té de esta planta nos ayudará a relajarnos.

Ver también: Sensación de vacío en el estómago: causas que debemos tener en cuenta

Valeriana: aliada de las mujeres

aliada de las mujeres

Si bien las raíces de valeriana son buenas para todos, son particularmente beneficiosas para el sexo femenino.

Por sus propiedades es llamada “la planta para la mujer” ya que alivia el dolor menstrual, el síndrome premenstrual y la dismenorrea.

También se recomienda para ayudar en el tratamiento del vaginismo y es ideal para aquellas que estén atravesando la menopausia y el climaterio, ya que reduce los sofocos, el nerviosismo y el insomnio.

Desde la antigüedad se receta valeriana a las mujeres para “los estados nerviosos y la irritabilidad”.

Incluso en un refrán español se habla sobre esta planta: “si quiere tener la esposa sana, déle raíz de valeriana”.

Más bondades de la valeriana

Además de ser relajante y calmante, esta planta presenta muchas otras propiedades.

Es una ayuda para:

Dejar de fumar

Fumar

Como es sedante, disminuye la irritabilidad (también en hombres) y permite dormir mejor.

Por ello, es aconsejable su consumo por parte de aquellas personas que están intentando dejar el cigarrillo. Les servirá para reducir los nervios y la ansiedad.

Desinflamar

Las propiedades antiinflamatorias de la valeriana son destacadas y, por ello, se aconseja en pacientes con colon irritable, enfermedad de Crohn, diverticulitis o intolerancia al gluten.

Una infusión de esta planta ayuda a disminuir los espasmos intestinales y relaja los músculos, al mismo tiempo que desinflama la zona afectada.

Ayuda a estabilizar el ritmo cardíaco

Corazón

La valeriana es una buena opción para el tratamiento de la hipertensión y las arritmias cardíacas, ya que ayuda a estabilizar los latidos del corazón y reducir la presión en las venas.

Dejar de beber alcohol

Las personas que tienen problemas con la bebida pueden aprovechar las bondades de la valeriana porque reduce la ansiedad y los nervios.

Permite dormir mejor y evita las pesadillas.

Tratar el bruxismo

bruxismo

La valeriana es un tratamiento natural muy eficaz para los que rechinan los dientes por las noches debido a tensiones musculares.

Es perfecta para liberar a la persona de los nervios que les hacen presionar la mandíbula y ayuda a reducir notoriamente el bruxismo.

Reducir trastornos alimentarios

Los problemas más habituales con respecto a las conductas alimentarias son la bulimia y la anorexia nerviosa. En ambos casos hay un detonante emocional y ansioso importante y son condiciones que deben ser tratadas por especialistas.

Se recomienda la infusión de valeriana puesto que puede reducir los nervios y la ansiedad característicos de estos trastornos.

Disminuir los dolores

Si se tiene dolor de ciática, espalda o columna, un té de valeriana nos puede ayudar. Lo mismo si se padece de reuma, lumbalgia o artritis.

También se pueden realizar compresas y aplicar en la zona afectada.

Te recomendamos leer: 12 alimentos que combaten la artritis

Valeriana: consumo y contraindicaciones

consumo y contraindicaciones

Existen diferentes maneras de aprovechar sus bondades. La más conocida es la infusión, que se prepara fácilmente con la raíz (se compra en herbolarios).

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de valeriana (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentar el agua hasta que hierva.
  • Retirar del fuego y echar la valeriana.
  • Dejar reposar 10 minutos.
  • Colar y beber (hasta 3 tazas al día)

También podemos comprar en las tiendas naturistas pastillas, extractos secos y aceites esenciales de valeriana. La dosificación dependerá del problema que se desee tratar.

En cuanto a las contraindicaciones, se recomienda no consumir al mismo tiempo que otros medicamentos para la depresión, somníferos o tranquilizantes porque puede provocar somnolencia.

Tampoco es buena en personas con problemas respiratorios.

 

  • Houghton PJ., "The scientific basis for the reputed activity of Valerian", J Pharm Pharmacol. 1999 May;51(5):505-12.
  • SebastiánFernández, CristinaWasowski, Alejandro CPaladini, MarielMarder, "Sedative and sleep-enhancing properties of linarin, a flavonoid-isolated from Valeriana officinalis", Pharmacology Biochemistry and Behavior, Volume 77, Issue 2, February 2004, Pages 399-404